cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
LA MIRADA
Reales |
19.09.11
  • 2
  • 5
  • 1915
Sinopsis

No es cierto que el que nada tiene, nada echa de menos.

LA MIRADA

Eran las siete de la mañana de un día de invierno. El sol sin verlo, ya se sentía cercano. Su claridad bañaba la hierba del borde del camino en la que todavía se dejaba ver la escarcha. El aire era limpio y cortante. Las montañas se divisaban recortadas contra el horizonte. Una mañana muy diáfana y hermosa pero, fría.

Sólo dos personas, transitaban por el camino de tierra aplastada por carros y caballos. Las dos figuras, eran madre e hija; una niña

de unos cuatro años. Ambas, iban tomadas de la mano camino del pueblo. Sus ropas, más bien raídas por el mucho uso, dejaban adivinar que no podían ser de mucho abrigo para esa época del año. No había diferencia en los vestidos de ambas. La madre con una chaqueta tejida de lana de mala calidad, unas medias de hilo y unas zapatillas de tela.

La niña, al igual que ella, una rebeca de lana de color desvaído, unas sandalias de goma y calcetines cortos. La pequeña todavía con los residuos del calor de la cama, caminaba lenta y desganada.Como cada día llegado a un cierto punto del camino, el miedo la acechaba ante la proximidad del viejo cementerio.No era lo mismo como cuando, su padre la subía sobre sus hombros. Entretenida con este pesamiento, mientras pasaban cerca de un montón de escombros, cuando algo le llamó su atención que le hizo soltar la mano de su madre, para acercarse y descubrir con júbilo que se trataba de unos zapatos blancos de niña. Sin que su madre pudiera frenarla se los calzó en un santiamén aumentando su gozo al comprobar que eran de su medida.

La niña regresó junta a su madre con la alegría reflejada en su cara mostrándole el hallazgo pero, no encontró reciprocidad en su semblante tan sólo un dejo de tristeza en la mirada, fue su respuesta. La pequeña guardó esa mirada en algún rincón de su alma, y prosiguió contenta y sin sueño, agarrada de la mano de su madre. Por un día, no pensó en cementerio. 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Lo encontré un poco descompensado y tristemente triste
    Hola Samparami ! Un placer leerte de nuevo. GRacias por acordarte siempre de mi y tener el detalle de comentar mi escritos. Hoy me toca a mi. Me ha gustado mucho. Los relatos profundos solo pueden ser escritos por personas profundas. Y esa eres tú. Gracias por compartirlo. Un abrazo.
    No es más rico el que más tiene, si no el que menos necesita. Esta frase conocida, aunque en parte es cierta, no se cumple en la mayoría de las veces. Siempre queremos más de lo que necesitamos. En el caso de tu historia, la niña, además de quererlo seguro que lo necesitaba. Me ha gustado tu escrito.
    Un pellizco en el alma. Muy bien descrito!
    triste pero bonito
  • La infancia es un libro en blanco, que cualquiera pude escribir para bien o para mal.!

    La historia de España que se pretende ignorar.

    Desamor.

    No es cierto que el que nada tiene, nada echa de menos.

    Las contradiciones implícitas en las mentiras, pueden, permanecer en la psique de las personas, hasta el final de sus días.. Vivir es preguntarse.

    A veces, el pasado es el refugio feliz para la soledad de los ancianos.

    Lo que trae el paso del tiempo.

    A veces se quiere presumir pero, las circustancias lo impiden.

    A la memoria de un recuerdo.

    Los afectos entre niños y animales.

  • 13
  • 3.66
  • -

Tienda

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta