cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

29 min
La "no vida"
Reales |
31.07.20
  • 4
  • 2
  • 101
Sinopsis

Divulgativos mundillos de Laura en familia

Laura y Leti: "Rocío es la presidenta de su comunidad de vecinos. No tiene hijos pequeños y nunca suele bajar a la piscina en verano, por lo que no hace mucha vida social en la comunidad. La mayoría solo la conoce de haberse cruzado con ella alguna vez en el portal y de las reuniones de las juntas de vecinos que nunca se pierde. En cualquier caso, ella misma reconoce que, aunque la conocen poco, tiene fama de dura, de tener un carácter fuerte y de ser un tanto agresiva en su manera de hablar y de defender sus ideas ante los vecinos. Así era Rocío, al menos, antes del confinamiento, cuando la conocí y me dijo que necesitaba ayuda para cambiar ese genio que tantas enemistades le había generado a lo largo de su vida y que no sabía de dónde le venía; "Vivo en una eterna suspicacia hacia los demás, me dijo, desconfío de la gente, pienso que todo el mundo va contra mí y eso me hace estar siempre a la defensiva, Lo que la gente ve es que soy una borde, pero la realidad es que soy un pobre mujer que sufre por todo eso, porque vivir así, con esa sensación de peligro constante porque crees que los demás te van a atacar genera mucho sufrimiento". Rocío había empezado a coquetear con la meditación unos meses atrás y durante el confinamiento, al tener mucho más tiempo para ella, decidió que era el momento de tomárselo más en serio y aumentar exponencialmente el tiempo que le dedicaba a sentarse y respirar. Además, compró algunos libros que le ayudaran a profundizar un poco más y a comprender de qué manera eso podía ayudarle en su día a día. Generalmente, el menos en occidente, la práctica de la meditación se conoce sobre todo por los beneficios personales que uno obtiene después de una práctica constante y prolongada: reducción de estrés, serenidad, calma, armonía, mayor concentración en el trabajo y los estudios, mejores relaciones sociales, etc... Rocío es un buen ejemplo de ello: en la reunión de vecinos para acordar las normas de uso de la piscina para el verano de la pandemia, toda su comunidad se vio beneficiada de su transformación personal porque gracias a la actitud dialogante y calmada de la presidenta se pudo llegar a un acuerdo en el primer intento. Efectivamente, en el caso de Rocío, la meditación, además de reportar un beneficio para ella (ser menos reactiva y quitar el patrón de pensamiento suspicaz que antes tenía), también tuvo un efecto en los demás. Pero hay que decir que éso no era para nada lo que Rocío buscaba inicialmente; por tanto, éso fue lo que se dice un efecto colateral de su propia práctica. Ya desde los años 70, muchos investigadores en este ámbito se preguntaron sobre el efecto en la sociedad de la meditación a nivel colectivo, porque si involuntariamente una persona al meditar consigue mejorar sus relaciones sociales, es decir, tener cierto impacto en las personas de su entorno, ¿qué pasa cuando se busca éso intencionadamente y no es solo una persona la que medita sino una gran comunidad? ¿influye eso en las dinámicas sociales? ¿qué impacto podría tener para la paz mundial? Varios estudios han puesto de manifiesto que la unión de grupos numerosos de meditadores puede contribuir a disminuir la criminalidad, el terrorismo y la violencia. Uno de los más primeros fue el que llevó a cabo Michael C. Dillbeck y sus colaboradores en EEUU entre 1972 y 1978 en 160 ciudades y 80 áreas metropolitanas estadounidenses. Estudiaron el efecto de un programa de meditación trascendental, el método creado por Maharishi Mahesh Yogi, un conocido líder espiritual de la india, y vieron que efectivamente la práctica de la meditación influyó en la disminución de la tasa de criminalidad. Y no sólo éso, sino que se observó que la variación en el número de meditadores semanales estaba también asociado con el número de delitos. Es por ello que se empezó a hablar del efecto Maharishi. Cuando terminó el estudio, en 1992, Meryseyside tenía la tasa de criminalidad más baja de país. El efecto Maharishi volvió a probarse en otro conocido estudio realizado en Reino Unido, en la tercera ciudad con mayor índice de criminalidad de toda Inglaterra. El estudio se llevó a cabo durante más de 13 años desde 1979 y probó que cuando el grupo de meditadores alcanzaba un determinado número, que equivalía aproximadamente a la raíz cuadrada del 1% de la población, se producía una caída en la delincuencia del 13,4%. Lo más llamativo es que, cuando terminó el estudio, en 1992, dicha ciudad tenía la tasa de criminalidad más baja de país, un 40 % inferior a la de la media nacional y a la de su progresión esperada. Desde entonces, el efecto Maharishi se ha replicado varias veces obteniendo en la mayor parte de los casos resultados similares. Otras investigaciones posteriores quisieron comprobar el efecto de la meditación trascendental no solo en las poblaciones en las que se llevaba a cabo los experimentos, sino en un nivel más global. ¿Podría afectar también a la paz mundial? La hipótesis principal de uno de estos estudios llevado a cabo entre 1983 y 1985, era si la meditación trascendental y la elevación del nivel de conciencia colectiva tendría alguna influencia en el terrorismo y en los conflictos internacionales. Durante esos años, se llevaron a cabo 3 periodos de entre 8 y 11 días en los que un gran grupo de meditadores cuyo número correspondía a la raíz cuadrada del 1% de la población mundial practicó este tipo de meditación. Los resultados confirmaron que, durante esos días de meditación colectiva, las acciones terroristas cayeron en un 72% y los conflictos internacionales en un 32%. Todos estos estudios científicos nos llevan a preguntarnos sobre qué es exactamente la conciencia colectiva. Para comprender este concepto hemos de saber primero qué es la conciencia individual y cómo afecta a nuestras vidas. Cuando hablamos de alto nivel de conciencia individual nos referimos a personas que viven altamente conectadas con el mundo, con quienes son y con el sentido de trascendencia, es decir, la certeza de que la existencia de cada uno de nosotros tiene un sentido colectivo más allá de nuestra individualidad. Por tanto, por resumir, podemos decir que un alto nivel de conciencia individual tiene una gran relación con lo que llamamos inteligencia espiritual y emocional. Las personas que poseen un alto nivel de conciencia individual emiten un determinado tipo de ondas cerebrales (impulsos nerviosos) y tienen niveles altos de neurotransmisores como la serotonina, conocida también como a hormona de la felicidad. Además, quienes poseen un mayor nivel de conciencia lo reflejan en un bajo nivel de rumiación (dar vueltas y vueltas al mismo pensamiento negativo o preocupación) y son personas más propicias a llevar a cabo comportamientos prosociales, altruistas y bondadosos. Tener un enfoque egocéntrico en la vida, refleja un bajo nivel de conciencia individual, y nos predispone a tener comportamientos más próximos al conflicto. Por el contrario, las personas con bajos niveles de conciencia, es decir, aquellas personas demasiado enfocadas en sus propios mundos y en la obtención de beneficios particulares suelen experimentar más emociones como rabia y frustración, son más irritables y reactivas y tiene una mayor tendencia a llevar a cabo comportamientos delictivos. Mirarse uno su propio ombligo, es decir, tener un enfoque egocéntrico en la vida, refleja un bajo nivel de conciencia individual, y nos predispone a tener comportamientos más próximos al conflicto, como explica el Dalai Lama en este párrafo extraído de su ensayo Un enfoque humano de la paz mundial: "Si adoptamos un enfoque egocéntrico en la vida y tratamos constantemente de usar a otros para nuestro propio interés, podemos obtener beneficios temporales, pero a la larga no lograremos ni siquiera la felicidad personal, y la paz mundial estará completamente fuera de discusión. De los muchos problemas que enfrentamos hoy en día, algunos son calamidades naturales y deben ser aceptados y enfrentados con ecuanimidad. Otros, sin embargo, son de nuestra propia creación, creados por malentendidos, y pueden ser corregidos. Uno de ellos surge del conflicto de ideologías, políticas o religiosas, cuando la gente lucha entre sí por fines mezquinos, perdiendo de vista la humanidad básica que nos une a todos como una sola familia humana". Si cada uno de nosotros elevara de manera personal su propio nivel de conciencia, éso repercutirá en el nivel de conciencia colectiva que a su vez va a influir en cada uno de nosotros. Por tanto, lo que la ciencia se ha empeñado en demostrar es que la conexión entre conciencia colectiva y conciencia individual es bidireccional: con nuestro trabajo personal, podemos contribuir a elevar el nivel de conciencia colectiva de nuestra comunidad -y a fin de cuentas de toda la humanidad- pero a la vez, un ambiente con un alto nivel de conciencia colectiva influye en el resto de personas porque afecta al medio en el que estamos inmersos. De modo que, en un contexto con un alto nivel de conciencia colectiva es menos probable que surjan ocasiones de delinquir o de llevar a cabo comportamientos que deriven en el conflicto o la guerra. La meditación, es una manera como muchas otras de elevar ese nivel de conciencia colectiva a través del trabajo personal e individual porque entrar en contacto con nosotros mismos nos ayuda a comprender que somos mucho más que la suma de millones de individuos. Por tanto, lo que viene a decirnos esta idea de conciencia colectiva es que, si cada uno de nosotros tomamos la responsabilidad de cultivar de manera personal un alto nivel de conciencia sobre nosotros mismos, sobre los demás y sobre el mundo en el que vivimos, de manera que logremos ese sentimiento de familia humana, estaremos aportando mucho a la paz mundial. Los beneficios de sentarse a meditar no son solo para el que la practica, son también para nuestras familias, nuestras comunidades, nuestras ciudades, nuestras naciones y, en definitiva, para el resto del mundo (evidentemente, Laura)... De juerga en juerga y tiro por que me toca. Un tolosarra y un vitoriano crean un juego de mesa, "¡Hoy se sale!", sobre anécdotas de noches de farra y recaudan más de 16.000 euros en 'crowdfunding' para sacarlo al mercado... 'Kafea project' recoge casi medio millón de cápsulas de café en Donostia... Uno de los múltiples caminos que permite adentrarse en el monte Urgull parte de un lateral del Museo San Telmo, cuya labor divulgativa se extiende desde hace años a un espacio de gran valor histórico y paisajístico que el Ayuntamiento de San Sebastián adquirió hace justamente un siglo al ejército español por 1,5 millones de pesetas para convertir un área de uso militar en un espacio de disfrute público. A fin de dar a conocer a los donostiarras y a los visitantes todas las posibilidades que ofrece Urgull, y todas las páginas de historia que custodia, el Museo San Telmo ha elaborado un mapa del antiguo bastión militar que durante siglos custodió la ciudad, así como una aplicación para dispositivos móviles. Ambos recursos han sido presentados por Jon Insausti, concejal delegado de Cultura del Ayuntamiento de San Sebastián; Susana Soto, directora del Museo y Agurtzane Garai, responsable de mediación de San Telmo. El mapa recoge la intrincada estructura de caminos del monte, que en función de las decisiones del caminante permite conocer Urgull desde muchas perspectivas. También propone itinerarios que no revisten dificultad, aunque la orografía es la que es y alcanzar la cima, que es donde se concentra la mayor cantidad de vestigios construidos, aunque todo el monte está lleno de ellos, exige salvar un considerable desnivel. La aplicación completa la propuesta del mapa propocionando abundante información acerca del enclave -fauna, flora, lugares de interés...- así como una ventana de fotografías antiguas, procedentes de la colección del Museo, que nos permite imaginar cómo era Urgull en otros tiempos. Para explorar Urgull con estos nuevos recursos es preciso acercarse, por lo menos la primera vez, al propio Museo San Telmo, donde se podrá solicitar el mapa y descargar la app, que una vez instalada se podrá utilizar sin necesidad de estar conectado... Donostia es una ciudad muy hermosa, La Bella Easo, rodeada por el mar Cantábrico y por montañas. Esta topografía nos hace sentirnos en una ciudad parecida a Barcelona donde tenemos el mar Mediterráneo y dos montañas: Montjuïc y el Tibidabo. Pero no nos desviemos del tema de la entrada, Donostia. Como os decíamos, Donostia está rodeada por montañas, por tres para ser más exactos. El Monte Urgull, el Monte Igeldo y el Monte Ulia. En un principio no teníamos pensado subir al Monte Urgull porque ya habíamos subido al Monte Igeldo, pero finalmente nos animamos. A diferencia del Monte Igeldo, al Monte Urgull hay que subir a pie ya que no hay ningún funicular que te suba hasta la cima. Hay tramos que para mí – Laura, que soy asmática – fueron todo un reto y que me animé a hacer con ventolín en mano. Por suerte, no lo necesité y llegué a la cima sin ningún problema. Para subir hay varios caminos, pero como dicen, todos los caminos llevan a Roma o en este caso a la cima del Monte Urgull. Aunque no conozcas nada de la historia de Donostia, mientras subes a esta montaña, puedes hacerte una idea de su pasado militar. Su situación, en pleno centro de la ciudad, y el hecho de ser un lugar elevado la convirtieron en el siglo XII en una férrea fortaleza. Sus murallas, junto con las que encontramos en el subsuelo del Boulevard, son los únicos testigos que quedan de los ataques, los asedios y del incendio que destruyó la ciudad en 1813. Una vez arriba, este aire militar no desaparece ya que el Castillo de la Mota, con muchos cañones, denotan su papel clave en la defensa de la ciudad. Dentro del castillo, coronado con una estatua del Sagrado Corazón de más de 12 metros, encontramos la Casa de la Historia. Un museo que gusta mucho porque nos acercó al pasado de Donostia, ya que hace un recorrido desde los inicios de la ciudad hasta su consolidación. Aparte de aprender mucho sobre la historia de Donostia, las vistas son impresionantes y el hecho de haber subido a pie hace que las aprecies más. Cuando ya estábamos a punto de empezar a bajar el Monte Urgull comenzó a sonar una sirena estilo las que suenan en las películas cuando alertan a la gente de un bombardeo. No fuimos los únicos que nos extrañamos de este hecho: "¿qué es esto? ¿que está pasando?". La sirena empezó a sonar hace muchos años para avisar a la gente que eran las 12 del mediodía y la tradición ha continuado hasta hoy en día. El Monte Urgull fue una sorpresa para nosotros, ya que pensábamos que no tenía mucho y finalmente vimos que subir había sido buena decisión. El museo y las vistas de la ciudad son lo mejor de la visita. Si estáis en Donostia unos días, no podéis dejar escapar una visita a esta parte más desconocida de la ciudad, cerca de las preciosas playas de Ondarreta, Zurriola y La Concha; de pintxos, por la Parte Vieja; de historia, por el Antiguo (Laura y amigos haciendo patria)... Iñaki Esparza: "La enseñanza online gana adeptos porque no disponemos de tiempo"... Hondarribia marca el récord con 46,2 grados con frente morena y resto de cara blanca debido al uso obligatorio de mascarilla también en su enorme playa (muchas multas de 100 euros; ¿por qué sólo Sánchez e Iglesias se la ponen en el Congreso?)... ¿Eres alérgico al cambio? La  vida cambia constantemente, y tú con cada cambio te dejas la piel. Te gustaría  vivir con menos miedo a los cambios, pero no puedes evitar sufrir. La inseguridad y la incertidumbre ante lo desconocido. El cuerpo  te tiembla, un  nudo te atenaza en el estómago, y te sientes como  si te fuera la vida en ello. Date cuenta de tus sentimientos, no pretendas hacer como si la historia  no fuera contigo, mirando hacia otra parte. Tienes miedo, esa es la  palabra que define lo que sientes y no tienes por qué avergonzarte de ello. Tómate un tiempo para respirar tranquilamente y  serenarte. No pretendas convencerte desde la cabeza de lo absurdo de tus sentimientos. La teoría ya te la sabes. Tienes que bajar de la cabeza al cuerpo para entender lo que te pasa. 
Acoge tus sentimientos como quien da un abrazo cariñoso a lo que sientes aunque no te guste. No rechazas nada dentro de ti, lo dejas estar a tu lado aunque te incomode. Sigue tus actividades diarias aunque sientas miedo, haz las cosas lo mejor que puedas y valórate por ello. Tu miedo no es tu enemigo contra el que luchar. Tu miedo necesita de tu cariño y comprensión. No se la niegues. Caminamos... Las familias perdieron el 6% de su riqueza al comenzar la pandemia. El Banco de España revela que los hogares redujeron un 10% sus ahorros destinados a fondos de inversión en el primer trimestre, mientras que los depósitos crecieron casi un 2,5%... Más de 83.000 personas permanecen desaparecidas en México... Un edil de Vox: "La familia es un padre, una madre y sus hijos. Lo demás son inventos de la izquierda" Gonzalo Martín, concejal de Vox en Torrelodones, pronuncia esta frase durante un debate municipal (y, a mi, "plin")... España podría considerarse como uno de los países que mayor diversidad geográfica experimenta. Sobre todo, aquel que no sea español podría decir que existe un gran choque entre aquello que nos podemos encontrar en el norte con respecto a lo existente en el sur. Encontramos belleza tanto en unas zonas como en las otras y por eso, buscamos hablar en este caso de los pueblos más bonitos de norte de España, si bien es cierto que el sur en encuentra aquel considerado como el pueblo más perfecto: 1. Elizondo (Navarra); situado a 50,2 kilómetros de Pamplona, la capital de esta comunidad autónoma. Para ser más exactos, esta localidad está situada en el centro del valle de Baztán, a ambos lados del río Baztán o Bidaso. Posee un gran patrimonio arquitectónico que comienza con las calles antiguas que se encuentran situadas a las orillas del río Baztán, concretamente hablamos de la calle Jaime Urrutia, que era la antigua calle mayor y la calle Braulio Iriarte. Después está el ayuntamiento que data del siglo XVII, así como los palacios. De estos tienen tres: uno en la calle Jaime Urrutia, como Arizkunenea (actual Casa de Cultura), la casa Seronraenea (antigua residencia de la sacristana) y la casa Ospitalenea (antiguo hospital y albergue de peregrinos de Santiago de Compostela). También hay casas antiguas de gran belleza: en la calle Braulio Iriarte destacan las casas Txarrenea y Puriosenea. Y como no, hay una iglesia que merece ser visitada. Esta fue construida entre 1916 y 1925, puesto que la anterior, del siglo XVI, fue gravemente dañada en las inundaciones del 2 de junio de 1913. 2. Zugarramurdi (Navarra); también llamado "el pueblo de las brujas" es uno de los lugares necesario para visitar en Navarra. Se encuentra situado a 51,3 kilómetros de San Sebastián y a 76,3 kilómetros de Pamplona. Se habla de "las brujas de Zugarramurdi" en tanto que en 1610 tuvo lugar en Logroño un auto de fe en el que la Inquisición española procesó a cuarenta vecinas acusadas de ser brujas de Zugarramurdi. Doce de ellas fueron condenadas a morir en la hoguera. Hay que tener en cuenta que estas ejecuciones fueron el resultado de condenas injustas basadas en supersticiones y envidias. Este pueblo posee dos monumentos religiosos de importancia como son: la Iglesia de la Asunción, que data del siglo XVIII. Fue construida entre 1781 y 1784, si bien es cierto que fue parcialmente destruida en 1793 por las tropas francesas y por ello, tuvo que ser reconstruida en el siglo XIX. Y luego está la Ermita de Nuestra Señora del Rosario. 3. Bermeo (País Vasco); se encuentra situado en la provincia de Vizcaya, a tan solo 34,3 kilómetros de Bilbao. Este pueblo es una de las localidades más pobladas de la comarca de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai junto con Guernica y Luno, con alrededor de 17000 habitantes. Bermeo siempre ha gozado de determinados privilegios. Esta localidad fue fundada en 1236. Posteriormente, la villa ostentó el título de "Cabeza de Vizcaya" desde el año 1476 hasta 1602, siendo la principal población del Señorío de Vizcaya. Actualmente destaca por su tradición marinera: su puerto, el islote San Juan de Gaztelugatxe, el Cabo Machichaco, sus playas, el casco antiguo, la Torre Ercilla o la Casa Kikumbera son algunos de los lugares a visitar. 4. Santillana del Mar (Cantabria); es una villa de la comunidad autónoma de Cantabria, que se encuentra situada a 30 kilómetros de Santander, la capital de provincia. De ella llama la atención que se la conoce popularmente con el sobrenombre de villa de las tres mentiras, puesto que según el dicho popular "ni es santa, ni llana, ni tiene mar" (es cierto que la villa no tiene mar, pero el municipio sí). Se trata de uno de los pueblos más turísticos y más visitados de Cantabria, puesto que en sus inmediaciones se encuentra la Cueva de Altamira, protegida como Patrimonio de la Humanidad. La importancia de este lugar es tal que esta cueva es llamada la Capilla Sixtina del arte cuaternario, o del arte paleolítico. 5. Potes (Cantabria); es otro de los pueblos más bonitos de España. Esta localidad se encuentra situada en el centro de la comarca de Liébana de la cual es capital, a 107 kilómetros de Santander y a 82 de Santillana del Mar. La situación geográfica de Potes es privilegiada en tanto que se encuentra protegida por cuatro valles y en ella desemboca el río el río Quiviesa (en el río Deva). A consecuencia, Potes disfruta de un microclima de tipo mediterráneo que permite el cultivo de la vid, del nogal y del chopo. 6. Llanes (Asturias); Llanes sin duda podría tener el premio al pueblo más bonito de Asturias. Situado en la parte oriental del Principado, resulta más accesible para los cántabros que para los que vivan en la capital de Asturias, puesto que se encuentra a 103 kilómetros de este último punto. De este pueblo es importante decir que ostenta el título de "Muy noble y leal villa". En cuanto a su historia, durante la Edad Media, estas tierras eran llamadas tierras del Aguilar (y la villa de Llanes Puebla de Aguilar). Posiblemente en torno a 1225 será cuando Alfonso IX concede a carta puebla a Llanes como un modo de potenciar las defensas de estas tierras. A partir de entonces, la historia de este pueblo está llena de idas y venidas. Muy importante también a tener en cuenta el hecho de que en el municipio de Llanes se abren cuarenta playas de arena. ¿Habrá mejor lugar en el que disfrutar del mar y su magia? 7. Cudillero (Asturias); el pueblo de Cudillero tampoco se queda atrás en belleza. Se trata de una localidad que se encuentra situada en la parte occidental de Asturias. Este pueblo limita al oeste con Valdés, al sur con Salas y Pravia y al este con Muros del Nalón y Pravia de nuevo. Cudillero es probablemente uno de los pueblos pesqueros más importantes y entre su patrimonio histórico se encuentra un lujoso palacio llamado la Quinta de Selgas, que data del siglo XIX con amplios jardines y obras de Goya. Los primeros datos que tenemos de este pueblo se remontan a la Edad Media. Y en lo que tiene que ver a su existencia y como localidad, la primera documentación tiene que ver con un texto en el que se habla de una donación al monasterio de Tineo en 1285. 8. Lastres (Asturias); otro de los pueblos más bonitos del norte de España es Lastres, situado a 41,8 kilómetros de Gijón y a 58,7 de Oviedo. Al igual que en caso de Llanes, lo ubicamos en la zona oriental del Principado de Asturias, de ahí que se encuentre alejado del centro de la provincia. Esta localidad, además de poseer una gran belleza por su condición costera y su puerto, tiene un patrimonio relevante. Esto tiene que ver con la Iglesia de Santa María de Sábada, declarada como bien de interés cultural, que data del siglo XVIII y tiene un estilo entre barroco y neoclásico. También destaca la Capilla de San Roque con un mirador para contemplar todo Lastres. 9. Cambados (Galicia); es una localidad gallega situada en la provincia de Pontevedra y concretamente, a 27,3 kilómetros de la ciudad homónima. La importancia de este pueblo es enorme puesto que hay informaciones que podrían situar a los primeros asentamientos de la localidad en los siglos VI y V a. C. También resulta bastante llamativo su nombre: por un lado, se cree que deriva de los descendientes de la familia Camba; por otro lado, puede que provenga de un término celta (de Cambrae). Una tercera posibilidad hablaría de que deriva de los vocablos cam (lago) y bados (casa). Para tratarse de un pueblo pequeño son muchos sus monumentos: ruinas de Santa Mariña Dozo (declarada bien de interés cultural en 1943), Pazo de Fefiñáns, Iglesia de San Benito, Torre de San Saturniño (declarada bien de interés cultural en 1994), Pazo de Montesacro, 'Muiño de A Seca' (molino de las mareas), monumento a Ramón Cabanillas (Poeta da raza), monumento a Baco en la plaza de Ramón Cabanillas, monumento as vieiras (Manolo Paz) y muchos otros. 10. Muros (Galicia); finalmente en esta lista de los pueblos más bonitos del norte de España tenemos a Muros, situado a 96,6 km de la ciudad de A Coruña, capital de la provincia a la que esta localidad pertenece. El nombre de este pueblo tiene que ver con que en el siglo X, el rey Sancho IV de Castilla tuvo que repoblar la zona comprendida entre el Ponte Nafonso y Ézaro, nombrando la región como el Pueblo de Muro. En cuanto a otros datos históricos, en marzo de 1809, en la Guerra de la Independencia española, esta localidad fue destruida en apenas doce horas por las tropas napoleónicas. A pesar de esto, en su casco antiguo se siguen conservando las casas tradicionales de los marineros"

Lina: "¿¡Pero qué nos ha dado ahora por recrearnos en la negación de todo lo que se mueve!? ¿A qué viene esta sinrazón de anular la esencia de las cosas? Que si la no Semana Grande, que si las no fiestas de aquí o de allá, que si la no nueva normalidad... ¡Basta ya de ahondar en el vacío! Que las cosas tienen un nombre y su contrario, también. Si no va a haber Semana Grande, pues no hay y punto, a ver si voy a tener que decirles a mis hijas e hijo que soy su "no madre" porque no podemos estar juntas celebrando y compartiendo la vida, a ver si resulta que soy la "no amante" porque con esto del coronavirus no hay hijo de vecino que se arrime a nadie por miedo a convertirse en un "no sano". Rebobino y bajo el tono que estoy a punto de escribir con mayúsculas... Ahora en serio, pero que muy en serio. Primero nos obligaron a "desescalar" los picos montañosos que nunca habíamos escalado, en un giro de birlibirloque que se inventó uno que había suspendido las clases de lengua en la ESO. Luego nos dijeron que se implantaría la "nueva normalidad" y no les dio reparo en utilizar una mera contradicción entre los dos términos: nueva y normalidad. Después –y ésto no tiene visos de terminar- nos hablan del "Nuevo Orden Mundial" como si hubieran inventado la pólvora, sin explicar al que no sabe –supongo que porque "ellos" tampoco saben-, que ese término (Nuevo Orden Mundial = New World Order) es más viejo que la pana y se lo han apropiado para hablarnos de conspiraciones paranoicas que la gente comienza a creer con la misma fe con la que desde hace dos mil años vienen creyendo las teorías fantásticas e indemostrables del Antiguo y Nuevo Testamento. Ahora estamos en el "no" ésto y "no" lo otro. Pronto terminarán las no vacaciones, llegará el nuevo no curso, ya se ha celebrado la no Liga de futbol (a saber si los partidos se jugaron primero y se editaron después para transmitirlos), en mi barrio hay un local que ya es una no discoteca aunque siga abierto y un colega que, por cierto cada día está más trastocado con todas estas no informaciones, me ha dicho que a partir de ahora va a ser mi no amigo ya que no podemos vernos ni rozarnos comme il faut, o como mandan los cánones de toda la vida. Siguiendo esa línea ahora podría llegar a ser la no Alquimista porque ya sólo puedo dar no abrazos y tengo que limitar el no intercambio de energías porque todo esto está prohibido por el no gobierno que no gobierna sino que se limita a decir lo uno y su contrario con la única variación del cambio diario de mascarilla. Se ve que se las dan cada día gratis y no como al común de los mortales, que me consta que la de 0,96€ que compraron muchas personas a finales de junio todavía la siguen usando sin darse cuenta de que llevan colgando (de la papada, del codo, de la muñeca o de la oreja de Van Gogh) una no mascarilla que sirve para no proteger ni a quien la lleva ni al que está enfrente. Miedo me da despertar cada mañana y conocer qué nueva boutade han pergeñado los que cobran el sueldo por contarnos como es en estos momentos la no vida que estamos viviendo y que ellos se dedican a no arreglar. En esta última frase sí que está bien escrito el adverbio de negación, ¡mecachis!. Por cierto, la "no vida" es la muerte, sin más florituras lingüísticas y ya estamos en ese camino sin retorno del que habló el padre del existencialismo (Sören Kierkegaard), ese "morir en vida" que se enraiza con la actual no libertad. Por no liarme más: tengo la certeza de que nos están liando malamente. Felices los felices"

Espero, al menos, entretenga; besos mil, Kfm   

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 104
  • 4.57
  • 27

kerman fdez mlez/Gipuzkoa/kermanfdez@hotmail.com/ldo.CcInfc,Psico,BArtes UPV.

Tienda

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.06.20
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta