cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

2 min
La observación como método.
Varios |
20.03.15
  • 5
  • 0
  • 749
Sinopsis

La sociedad empuja a realizar lo que, en otros tiempos, no habríamos sido capaces de hacer. Ahora somos víctimas de aquéllos que dieron el primer paso al desorden. Muy pocos se reconocen como este joven que decidió ser un extraño entre todos los iguales.

 

Odié el momento en el que dejó de hablar. Sólo la observación le bastaba para comprender todo aquéllo que a otros nos brindaba la palabra. Su voz fue apagándose hasta extinguirse. Él no hacía más que pavonearse de su altas dotes, que decía proporcionarle el aire. Yo, desconcertada, llamé a tantos médicos pude, ataviados de su característica bata blanca, irrumpían en el salón y coincidían en la incapacidad de determinar lo que a mi hijo le sucedía. ¿Voluntad propia? 

 

Dejó de utilizar el único artilugio para proceder a la comunicación y, más tarde, pasó a situarse junto a fuentes de electricidad que le administrarse unas "fuerzas" que sólo él decía reconocer, y éstas no hacían sino administrarle la vitalidad necesaria que debía gastar a lo largo de ese fatigoso día. 

 

No sé qué le sucedería a mi hijo  para llegar hasta estos extremos. Lo que no puedo negar es la perseverancia que yo, preocupada y angustiada, muestro al encontrar una solución viable que ponga término a esta actitud que parece venir de una simple llamada de atención. Si no es así, no me explico el porqué. 

 

<<El aire me da lo que a otros los teléfonos y otros aparatos; 

si nadie respeta mi postura será aquella persona, egocéntrica y testaruda, que necesite siempre llevar la voz cantante. No quiero que se fije un punto en mí, más bien quiero desempeñar el papel secundario en esta película. Quiero estar al margen en esta sociedad capitalista y adicta a la tecnología que consigue todo a base de la tiranía, la envidia y el desdén a la vida.>> Dejó escrito mi hijo en un trozo de papel.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 40
  • 4.75
  • 16

https://cirenems.blogspot.com.es/

Tienda

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta