cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

1 min
La ofrenda
Amor |
22.06.21
  • 5
  • 1
  • 348
Sinopsis

Quise solo lluvia

pero vino la tormenta.

 

Los rayos me alcanzaron,

era yo la ofrenda.

 

Me lavé las quemaduras

con el agua fresca.

 

Los dioses no quisieron

beber de mis venas.

 

Mi carne chamuscada

no era de su agrado.

 

Ahora ando quemado,

rodeando una ensenada.

 

Y las ninfas me llaman

el pobre hombre rayo.

 

Soy triste lacayo

de la sirena varada.

 

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • No pretendo, mi buen amigo bú (en absoluto) halagarte los oídos (ya corren por aquí demasiadas zalamerías a las más inimaginables absurdidades), pero, “compañero de fatigas docentes”, esta “Ofrenda” que hoy “regalas y archivas” en TR es una de las combinaciones metafóricas (y también semánticamente hablando) más sublimes (iba a decir “bellas”, pero no me gusta este adjetivo) que te he leído. En cada frase, ligada a la siguiente, “otorgas un soplo de brisa viva e imaginativa”, ¡jopé!, ¡fascinante!” (así lo tengo que definir) Un peregrinaje de cautividad meditativa que oficia una misa de amor a los estadios más primitivos de la sensibilidad y de la Naturaleza. Y esa elevación suplicante a los dioses que rechazan “beber de tus venas” (¡maravilloso!), y esa dulcificación que ofrece, a tu paso oprimido por la tormenta, la llamada de las ninfas (mi Grecia, a la que tanto amo, ¡aquí presente!) y tu humilde exaltación de “lacayo herido” pero mitigado por “la sirena varada”,... bú, compañero, ¡me has dejado totalmente conmocionado! No tengo otra forma de expresar, hoy, mi admiración por esta “Ofrenda” perfectamente conjugada con una cirugía de frases capaces de agitar tan placenteramente la constelaciones del espíritu más sensible. Reitero de nuevo que es de lo mejor (si no por completo “lo mejor”) de todo lo que te llevo leído. ¡Genial desde el primer verso hasta el último! ¡Deslumbrante “hombre rayo”! ¡Absorbente mi buen amigo bú!- Ha sido todo un placer. Un gran abrazo y buenas noches- Stavros
  • Humilde homenaje a Cortázar

    El mal que nos aqueja se cura con píldoras de silencio

    La fábula del amor

  • 322
  • 4.17
  • 658

Tan solo una sombra de camello sobre la arena

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta