cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
LA OVEJA FEA DE LA FAMILIA
Humor |
10.04.12
  • 4
  • 7
  • 4074
Sinopsis

Monólogo sobre mi prima Benita...

 

MONÓLOGO:

 

En mi familia todos somos guapos. Si si, guapos guapos. Es una cosa de la genética, padres guapos hijos guapos. Estamos muy orgullosos de ello, todos. Mis abuelos ya lo eran, mis padres, mis tíos, mis hermanos, mis primos… Bueno, hay una prima que no, siempre hay alguna excepción en todo y en nuestro árbol genealógico esa es mi prima Benita.

Benita es buena persona, trabajadora, simpática como ninguna, lista, muy lista, pero fea, muy fea.

Ya en el embarazo de mi tía se empezaba a sospechar algo, las ecografías todas salían mal, la que no estaba oscura estaba movida y en una en la que se podía apreciar algo te recordaba a la portada de un disco del Fary, borroso, pero el Fary.

El día que nació, las enfermeras se echaron a suertes quien sería la que le enseñara la niña al padre, a mi tío, que esperaba en el pasillo.

-¡Que pasa que no me la traen! –Decía el pobre. Al final se la trajo una de las de la limpieza. Pobre mujer, casi le pidió perdón.

-Cogerla si queréis, decía mi tía en la habitación.

-Esto… es igual, está dormidita, no la despiertes. Iban diciendo todos.

-A mí es que me hace cosa coger a los bebes.

-Yo lo haría pero es que vengo de trabajar y no llevo las manos muy limpias.

El día que decidieron bautizarla el cura del pueblo, Don Ramón, se negó a hacerlo. Madre mía la que se lió.

-Que no bautizo a eso yo –Decía

-Es mi hija y la bautizas –Decía mi tío.

-Que no lo hago, leche, que me da grima. –Ni el alcalde consiguió convencerle, -Y no lo hizo.

Tras las quejas y las denuncias que mi tía hizo al Vaticano, mandaron un cura de Portugal, novatillo, llevaba tres meses en el oficio y no se pudo negar, eso sí, la bautizó con una pistola de agua y desde una distancia de tres metros.

A los seis años se perdió en las fiestas del pueblo de al lado, no la encontrábamos por ningún sitio. Mis tíos, preocupados, fueron a hacer la denuncia a la guardia civil y el sargento les pregunto si tenían alguna foto de la niña, -Para su identificación -Les dijo. -y mi tía le enseñó una. El sargento, después de mirarla durante unos segundos les preguntó. -¿De verdad quieren encontrarla?

Recuerdo una Navidad en que se decidió hacer un belén viviente en el pueblo, Benita ya tenía 16 años, tras mucho insistir mi tío al alcalde, consiguió que incluyeran a mi prima, la colocaron de pastora en una esquina, medio escondida. Vino gente de todos los pueblos cercanos, incluso de la ciudad. Mi prima, al tercer día se quejó al alcalde de que tenían que haberla elegido a ella para el personaje de María, alegando que la gente se creía que ella era la madre del niño Jesús.

-Me confunden -Decía, -Todos cuando me miran dicen ¡La Virgen!

Un año, tras mucho insistir, conseguí que los jóvenes del pueblo aceptaran que viniera con nosotros a la discoteca del pueblo de al lado, llegó a casa a las dos de la madrugada y sin bragas. Madre mía, tenías que ver a mi tío como un loco corriendo por las calles del pueblo y gritando.

-¡La Benita tiene novio! ¡La Benita tiene novio! ¡Ya ha follao! ¡Que ha follao!

Pobre hombre… El disgusto que le dieron cuando se enteró de que ya salió de casa sin bragas por un descuido.

-¡Pa vestir Santos la tengo! ¡Pa vestir Santos! –Exclamaba mientras se bebía el bar.

Ahora tiene 30 años mi prima, y un negociete de ayuda Psicológica. Viene gente de todos los lugares, hasta del extranjero. Personas con complejo de feos, madres con sus niños que no comen, curiosos, televisiones. La fea Santona la llaman. Le va muy bien la vida y yo me alegro. A mí siempre me ha gustado mi prima. ¡Tiene unas tetas…!

 

 

Mario Taché Copyright©  10-Marzo-2012 Derechos reservados®.

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 34
  • 4.54
  • 174

Suelo mirar al cielo por las noches y a veces cuento estrellas, otras veces al suelo en el que piso, mirándome los zapatos, vivo deprisa y pongo el freno en algún sueño, donde perderme un rato.

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta