cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

5 min
La reinsersión en el Cauca
Reales |
16.04.15
  • 0
  • 0
  • 1358
Sinopsis

Lecciones  de reinserción en el Cauca

Por. Felipe Solarte Nates

Unas de cal y otras de arena; pero sin duda ilustrativas de beneficios, males, riesgos y posibilidades generadas durante procesos de desmovilización de quienes por años se acostumbraron a vivir en cuadrillas armadas, fueron las historias y reflexiones expresadas por ex-integrantes del M-19, Quintín Lame, desmovilizados hace 25 años y posteriormente las autodefensas de Ortega, Cajibio y un reinsertado del Eln.

Durante el evento “Reintegración desde el Cauca: Lecciones aprendidas”, organizado por la Agencia Colombiana de Reintegración (ACR), la Misión de Apoyo al Proceso de Paz de la OEA y el Consejo Departamental de Paz, en un marco escaso de asistentes y pesimista por la mala noticia del 15 de abril, cuando murieron 11 miembros del Ejército y quedaron 20 heridos de una mansalvera emboscada ejecutada por un comando de las Farc; las experiencias de vida de quienes pertenecieron a grupos armados irregulares, sin duda contribuirán a perfeccionar  procesos de desmovilización de las Farc y el Eln, que deberán continuar y adelantarse, a pesar del grave incidente en la vereda Esperanza, municipio de Buenos Aires, cuando los guerrilleros violaron la tregua unilateral declarada desde el 20 de diciembre y el gobierno nacional ordenó reanudar bombardeos contra campamentos de las Farc, retrocediendo a la premisa adoptada al iniciar conversaciones en la Habana, en noviembre de 2012, cuando tanto el gobierno colombiano como el alto mando de las Farc, acordaron negociar en medio del conflicto. 

Durante su intervención en representación del M-19, el diputado Amadeo Cerón recordó el difícil momento que vivía el país, debido a la lucha guerrillera y serie de atentados patrocinados por narcotraficantes y paramilitares encabezados por Pablo Escobar y los enemigos de la extradición. “El gobierno de Barco había perdido gobernabilidad y dirigentes del M-19 fueron conscientes  de la imposibilidad de llegar al poder por las armas. Fue entonces cuando iniciaron contactos con el gobierno e impulsaron diálogos regionales, de gran importancia para legitimar y consolidar el proceso”. Sobre proyectos productivos en el campo y la ciudad emprendidos por los desmovilizados del M-19, reconoció que la mayoría fueron ineficientes.

“Es necesario capacitar académica, laboralmente y en cultura de paz a los desmovilizados para que puedan convivir armónicamente en comunidades que los acojan”, expresó, el diputado. “El acompañamiento mutuo ayudó a que los desmovilizados no fueran cooptados por las Farc y otros grupos armados, aunque los territorios que ocupó el M-19 fueron copados por ellos. Hoy el proceso de reinserción es más complicado por lo relacionado con el reconocimiento, reparación de víctimas y la Justicia Penal Internacional, que no acepta indultos, ni amnistías a crímenes de guerra.   En el Cauca, estamos en mora de reconstruir sistemáticamente lo que fue el proceso”. Finalmente Amadeo Cerón, hizo un llamado a vincular activamente en procesos de reinserción a las mujeres combatientes, pues  tienen importantes experiencias de convivencia que deben rescatarse y no dejarlas perder, como desgraciadamente sucedió con las compañeras del M-19, que perdieron visibilidad y se diluyeron en la vida cotidiana, sin vincularse al liderazgo de proyectos de desarrollo social y productivo con bases comunitarias.

Eduardo Jiscué, hace 25 años, el conocido ‘comandante chepe’, del Quintín Lamé, recordó el origen del grupo como respuesta de autodefensa a los grupos armados por los terratenientes, para asesinar a sus dirigentes, saliendo a la luz pública después del asesinato del padre Álvaro Úlcue. “Nuestro objetivo no era tomarnos el poder”. También recordó que algunos afros y mestizos se integraron a la guerrilla indígena. Desde 1988 evaluaron la vigencia de la lucha armada, decidiéndose por negociar la paz, desmovilizándose en Pueblo Nuevo, Caldono, el 31 de mayo de 1991, convencidos que con las armas nunca lograrían la paz. Recordó que el 6 y 7 de marzo pasado, en La María, Piendamo, conjuntamente con ex –combatientes del M-19 evaluaron la experiencia armada, concluyendo que salieron perdedores, pues el Estado incumplió la mayoría de promesas. En el caso del QL, en gran número regresaron a comunidades en sus resguardos y organizaron a la Alianza Social Indígena, ASI, como partido político, para participar principalmente en elecciones para alcaldías, concejos, asamblea y gobernación; “pero el movimiento se acabó porque nuevos dirigentes cambiaron su filosofía y orientación”. Tampoco fueron desmontados los paramilitares que junto a guerrillas continuaron con desapariciones y asesinatos de líderes en el campo y pueblos. “Como logro importante destacó la escuela de formación de líderes indígenas creada en Pueblo Nuevo para capacitar a jóvenes del Cauca, Nariño y Putumayo, que hasta la fecha a formado a más de 400 dirigentes.

Sobre los contrastes de buenas y malas experiencias los dirigentes de las comunidades de “Sembradores de Vida”, de Ortega, Cajibio, Ruben Darío Velarde y Guillermo Valencia, líder de las veredas vecinas a la hacienda Batanicos, en El Tambo, refirieron picantes y pedagógicas historias que reservo para la próxima columna. 

  

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 227
  • 4.61
  • 245

Escribo por necesidad de expresar lo que no puedo hablar con mis conocidos y otras personas que nos limitan con su presencia y nuestros temores y prejuicios. El papel nos permite contar historias sin las limitaciones de tener alguien al frente. Me ha gustado leer desde la niñez y empecé a intentar con la narrativa a mediados de la década del 70 del siglo pasado.Soy columnista de algunos periódicos regionales en Locombia. Publiqué mi primer libro "Relatos en busca de Título" en 2011 .

Tienda

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
19.09.18
25.05.18
Encuesta
Rellena nuestra encuesta