cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

1 min
La sombra de una traición
Varios |
02.09.12
  • 4
  • 9
  • 2165
Sinopsis

Donde dije digo digo diego, pero le dio lo mismo.

Había recalado en aquel punto muerto gracias a mi amigo Perico. Lo cierto es que necesitaba un descanso. Mi actividad como visitador de una agencia dedicada al cobro de morosos había deparado en dos trifulcas con lesiones durante el último mes y mi jefe me había propuesto anticipar mis vacaciones, antes de que terminara quemándome. No porque me apreciara, sino por mi alto porcentaje de éxito en las operaciones que me asignaba. Mi jefe era una hiena incapaz de conmoverse y su única emoción la despertaba el dinero.

ebook

Este relato ha sido seleccionado para su publicación en ebook.

Puedes comprar el ebook con este y otros relatos haciendo click aquí.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Lo he leído con fruición esta noche, por fin, después de una semanita de órdago. Y para no pecar de pelma repetitivo, jeje (tú ya sabes a lo que me refiero, por aquello de la imaginación, ¡joer!, lo ves, ya lo solté otra vez), bueno, bien, pues vale, aparte de las soberbias descripciones ambientales, la carga de s..., no esto no lo repito, seré más parco esta vez, y te lo resumiré todo en una frase que se me ha ocurrido: cargar con el muerto es recabar el consetimiento de los demonios (pasión, cárcel y traición) Y no me enrollo más, aparte de felicitarte de nuevo, porque ¡cómo se nota que gozas escribiendo! Y yo, por supuesto, lo celebro. Un abrazo.
    Escribe tus comentarios...
    Escribe tus comentarios... Lo he leido muy lentamente saboreando tu estupendo capacidad para inventar y narrar. Es una historia realmente muy buena. Pero lo único que echo en falta de tus buenos escritos, te lo digo porque me gusta mucho la novela y los tuyos son como novelas cortas, es la falta de diálogo de personajes, que siempre dan más fluidez al texto. Yo creo que tus personajes deberían hablar, será porque casi siempre lo cuentas en 1ª persona. Me gust´ó. Espero que mi comentario no te moleste, es sólo una opinión personal.saludos
    La narración es muy amena y rica. Es habitual en ti. Y últimante has escrito varios relatos de este tipo; podías hacer una recopilación. Me gustó bastente, sobre todo ese halo de humanidad tan real que le das a tus personajes. Un saludo!
    "La humedad lamía la piel con su caricia empalagosa" Qué forma más original de describir, hace que lo sientas al leerlo.
    Te imprimo para que me acompañes esta noche ya que ahora dispongo de muy poco tiempo. Aunque me temo por el tema que me costará conciliar el sueño... Saludos. La valoración la adelanto. Me conozco los gustos jajaja.
    La ambientación de la historia es excelente. Proporciona una atmósfera real casi cinematográfica. Una historia de pasiones desatadas en la que, como en el caso de los diezmos municipales, al final toca pagar sin tener culpa. Pero dicen que el pecado, ademas de por obra, puede ser por pensamiento u omisión. Interesante profesión la del protagonista en la que, sin duda, se conoce a mucha gente. En fin, un relato magistralmente redactado que se lee con gran placer. Un saludo.
    Lo he leído hace un rato y se me viene constantemente una frase a la cabeza: "no es fácil matar a un hombre con la mente lúcida"...bravo!
    Vaya historia más truculenta, qué mala suerte tuvo el pobre hombre. Genial, como siempre
  • Pues continúa la historia. Gracias a Boy por las correcciones, que me ahorrarán trabajo después.

    Pues con un ERE sobre mi cabeza, igual luego me queda todo el tiempo del mundo para escribir. Otra cosa es como llenaré la olla de lentejas. Bueno, al mal tiempo buena cara, seguimos con la Hermandad. Ya llevo corregido hasta el 15 y añadidas las incorporaciones de Zaza antes del 21, que no están aquí.

    Y comenzamos el año.

    No quería que pasara el año sin despedirme, y que mejor forma que con otra entrega de la Hermandad. Estos tres últimos meses he tenido que alejarme de la pluma. No puedo prometer nada, pero a ver consigo estirar un poco el tiempo.

    La historia sigue.

    Una de las opciones posibles.

    Tiene su encanto la rutina, nos afianza a sensaciones conocidas y agradables. Recordemos que las vacaciones son la excepción a lo largo de todo un año. Por eso el resto del tiempo tenemos que construirlo de manera que nos conforte. Leer es uno de esos rituales deliciosos que nos alegran los días y nos llevan de vacaciones sentados sobre el sillón o la silla. La Hermandad regresa también. Leer, escribir...de nuevo en Septiembre.

    Los que se van y los que vienen, la vida sigue en un sentido u otro. No releguéis el amor, que se enfria si no se toma calentito. Para los que tenga tiempo para leer, el ebook ·El otro lado de la supervivencia" os lo podéis bajar gartuitamente durante unos días. Ofertas de verano. "El secreto de las letras", "La vida misma" y "Sin respiración", se han quedado también en oferta a 0.98 euros. Yo sigo liado con la novela, que pienso terminar durante este mes. Por un lado estoy terminándola y por el otro corrijo. Pero el día es largo, asi que aprovecharé también en estos días para pasar unos rato leyendo por tr. Vacaciones literarias a tope. Os dejo un poema fresquito, un poco de pasión y una sonrisa, como no. Saludos y abrazos. Y no corrais, que es peor (Como en el sexo)

    Bueno, ando dándole vueltas al título en el blog. Cambié el nombre de Peña por el de Briones pero finalmente se quedará Peña, porque en su primera aventura, "Atrapando a Daniela", uno de los once relatos de "El secreto de las letras", ya se quedó con Peña. Aquí llega el 25, tengo próximas ya las vacaciones y entonces concluiré la novela. No sé, igual al final también dejo el título, pero es que no termina de convencerme.

    Toca dar las gracias a los que leen una novela por entregas. A todos en general por su aliento, bien se yo que uno quiere leer de tirón y no a trozos, o al menos que el momento de parar o continuar lo decida el lector. Para mí lo que empezó como experimento por el formato ha terminado siendo un deleite. A amets tengo que agradecerle sus correcciones, siempre bienvenidas. A Paco además de eso su comentario en el capítulo 18 en el sentido de que la trama se estaba volviendo previsible, lo que me hizo plantearme la necesidad de terminar de definir el argumento, ya se a dónde conduce y como acaba. Y a J.M. Boy por sus recelos ante la Hermandad, que me hicieron modificar el final, para nada quiero transmitir complicidad con entidades de cualquier tipo que se crean poseedoras de una verdad que esté por encima de la libertad de elección de los individuos. Si tuviera que decidir sobre los tres males que aquejan al género humano uno de ellos sería el de aquellos que se creer en posesión de verdades irrefutables, el segundo la mezcla de avaricia y egoismo y el tercero ese fuerte sentimiento del "yo" que empleamos a todos los niveles en nuestras relaciones con el prójimo y que aflora en un amplio abanico que cubre desde los celos hasta el menosprecio.

  • 238
  • 4.6
  • 24

A los doce años leía “La aventura equinoccial de Lope de Aguirre”, de Ramón J. Sender, haciendo de lector para mi hermano, corrector tipográfico y de estilo, así conocí a muchos autores que alterné con las aventuras de “los cinco” y las de “Oscar y su oca”. Soy escritor tardío, mi primer relato lo publiqué en esta página en el 2007. Mi madre enfermó y en su lecho de muerte le mentí diciéndole que me iban a publicar en papel. En realidad no le mentí pero en ese momento yo no lo sabía. Y desde entonces no he parado de escribir.

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta