cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
la tinta nunca muere.
Poesía |
11.06.19
  • 5
  • 9
  • 798
Sinopsis

Una vez leí que si un escritor se enamora
de ti,
nunca mueres.
Supogo que puede aplicarse
a la música, 
enamorar a una persona capaz 
de tocar tu piel
y
afinar tus venas 
como cuerdas de una guitarra,
componiendo
melodías que hacen temblar
a tus átomos
cuyas letras son creadas
por la forma 
de los lunares en tu espalda.
Podría corresponder
a los deseos de un pintor,
colorear tu vida
con los problemas del caos,
convertir tu cara en un lienzo
y pintar en ella
los anhelos perdidos de las musas
que buscan el destino
de sus dueños.
Un astrónomo podría
llevarte a la luna y bailar
el silencio,
comparar el movimiento 
de tus caderas
con el balanceo de las galaxias
y reescribir las constelaciones 
porque ninguna diosa griega
es lo suficientemente poderosa
para gobernar el universo.
Podría asegurar que llenaría
las grietas del tiempo
con tu belleza
y prender fuego
a vuestras almas para 
transformaros
en estrellas con nombre
y apellidos.
Tendrías suerte
de ser arte,
naturaleza
y destino;
inspiración en tardes sin rostro
o en noches crueles
donde los demonios juegan
a matar las horas.
Una vez leí que si enamoras
a un escritor
nunca mueres
y es que tus ojos
son un poema.
Tus lágrimas
serían la tinta de historias
huérfanas
que no tienen más que ofrecer
que voces cuyo eco
se pierde
en los rincones de la memoria.
El alma caminaría
por los senderos en busca
de sangre joven
y
corazones rotos
como un animal salvaje,
la gravedad 
no podría evitar atraer desgracias
para emborracharse.
La piel se tatúa
los susurros e ideas
frustradas,
los tachones y "quizás"
que acaban en papeleras,
los relojes 
temerían desintegrarte.
Eres un mito
atemporal
porque la tinta
nunca
muere.

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 235
  • 4.51
  • 355

Poetisa empedernida en busca de ser todo lo que el mundo siempre quiso tener.

Tienda

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta