cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

5 min
LA TRÁGICA MUERTE DE LA PARLANCHINA
Varios |
30.11.11
  • 4
  • 1
  • 1389
Sinopsis

Erase una vez una mujer que vivía en un lugar muy lejano llamado Arganda del Rey. Tenía 3 hijos y vivía en pecado con un vigilante de seguridad, que se pasaba los días encerrado en una garita y descargando películas de manera ilegal.

Erase una vez una mujer que vivía en un lugar muy lejano llamado Arganda del Rey.
Tenía 3 hijos y vivía en pecado con un vigilante de seguridad, que se pasaba los días encerrado en una garita y descargando películas de manera ilegal.
El nombre de esta mujer es Anestesia, nombre que la viene al pelo, porque tiene el don de anestesiar a todo aquel que se cruce en su camino.
Anestesia no podía controlar su lengua y se tiraba horas y horas hablando sin parar.
La gente la divisaba de lejos y huían como si les fuera a caer sobre sus cabezas un misil inteligente de EEUU, pero claro, si el misil fuera inteligente, caería sobre Anestesia y nos libraría de sus charlas para siempre.
Ocasionalmente quedaba con su pequeño grupo de amigas de la infancia que vivían a miles de kilómetros de su hogar, y las castigaba los tímpanos con insufribles horas de relatos e ideas propias que no tenían sentido.
Tan grande era su afán por hablar que no dejaba paso a réplica, no escuchaba a nadie, ella solo hablaba y hablaba. Una vez, se encontró con su grupo de amigas en una cafetería a tomar café un sábado por la tarde y acabó la conversación tres meses después. A una de sus amigas la calentó tanto el coco, que murió de combustión espontánea y a otra de ellas, a la cual no dejaba ni levantarse de la silla, murió de inanición, así que solo le quedaba una amiga, la cual huyó del lugar al currarse con una cucharilla de postre, un túnel que la llevó hasta el poblado chabolista de la cañada del real, donde se gastó sus ahorros en heroína y se suicidó con una sobredosis, para no oírla más.
Anestesia se quedó triste por la pérdida de sus compañeras de la vida y también muy sola, pero sus ansias por hablar no pararon, así que decidió torturar a desconocidos que se cruzaran en su camino con charlas infinitas y aburridas.
Obama el presidente de EEUU oyó hablar de ella y la invitó a dar charlas en Guantánamo. Ella era un nuevo método de tortura y vaya si funcionó. Le contó a uno de los reclusos su vida familiar cotidiana y él le dijo al ejército americano que si callaban a esa zorra, les decía donde estaba Bin Laden, y así hicieron.
Pasaron 10 años de la rutinaria vida de Anestesia, sus hijos se emanciparon, su marido seguía encerrado descargándose películas de estreno y alguna porno, y ella seguía escupiendo palabras sin cesar.
Aquel día, fue el día en el que todo cambió, recibió una propuesta de una universidad de dar una charla ante 500 personas, de cómo vivir sin silencio.
Se preparó 1200 páginas a conciencia sobre aquel discurso, no dormía ni comía de la emoción. Se sentía feliz y comprendida.
Llegó el día tan esperado, se puso sus mejores galas, se pintó el ojo, se depiló los sobacos y se dirigió al Campus.
Delante de aquel atril, donde posó con cuidado su discurso, alzó la vista y descubrió cientos de ojos clavados en ella. Cogió aire y…. no salía sonido alguno. Se esforzó, hizo tanta fuerza para emitir sonido que se cagó encima, pero no podía hablar.
Los catedráticos de la universidad decidieron hacer un estudio con ella, para ver el porqué no podía hablar. La metieron dentro de una probeta de laboratorio y acto seguido en un microondas 2 minutos a máxima potencia.
Los resultados eran alarmantes, habló tanto durante toda su vida, que se le habían acabado las palabras. Rebasó el límite y agotó sus recursos, como si de una batería se tratara, solo que en este caso, no era recargable.
Anestesia no aceptó los resultados y día tras día se esforzaba en emitir sonido, en articular palabra, pero no era capaz. No paró ni un segundo para descansar y pasaron días y meses. Su cuerpo reaccionó a ese gran estrés al que estaba siendo sometido y empezaron las consecuencias, primero se le secó la boca, luego la laringe, el cuello, las extremidades, hasta que se convirtió en una estatua de pan “rallao”.
Sus familiares atónitos y viendo que por fin Anestesia era útil para algo, decidieron celebrarlo por todo lo alto y compraron 2 coca colas zero, una cerveza 0,0 y una bandejita de pollo, que rebozaron en huevo y en la estatua de Anestesia hasta lograr hacer unas ricas Pechugas a la cordon blue.
Al acabar el guateque, todos los familiares no sabían que decir ya que durante años no habían podido hablar por culpa de la “parlanchina” y el silencio iba tomando protagonismo en la fiesta hasta llegar a ser estrepitoso. La ansiedad les golpeó brutalmente uno a uno y empezaron a tomar lexatin y tranquimazín, pero ni aún así se iba la maldita sensación de ahogo y angustia. Siguieron consumiendo ingentes cantidades de alprazolam y bromazepam, hasta que murieron todos.
La policía investigó y llegó a la conclusión de que no fue un accidente si no un suicidio colectivo. Dedujeron que eran miembros de una secta, probablemente la secta del Mondongo, que estaba muy de moda en la Calle de Cagaderas de la Luisa, en Huesca.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Curioso relato. Me ha gustado por lo esperpentico.
  • mi cuerpo se movía a gran velocidad por un túnel oscuro y al final de éste, había una luz blanca que se hacía cada vez más grande

    No hace falta que explique que las 7 vacas gordas significan 7 años de abundancia y las 7 vacas flacas y feas son 7 años de hambre y penuria. Esto fue un sueño de un tal José. Hoy, más de 3.000 años después, las vacas vuelven a nuestros pastos.

    Irene es una mujer de éxito y desde luego la más cabal de la pandilla. Vive en Madrid en una casa blanca sin techo y pintada con un cepillo de dientes. Tiene dos mascotas: un Murciélago Imbécil y un Pulgón ruso del trigo.

    Erase una vez una mujer que vivía en un lugar muy lejano llamado Arganda del Rey. Tenía 3 hijos y vivía en pecado con un vigilante de seguridad, que se pasaba los días encerrado en una garita y descargando películas de manera ilegal.

    En un lugar apartado del mundo, había una mujer de cuyo cuerpo no quiero acordarme....

    Un joven acomodado de Marruecos, cansado de su rutina, decide hacer un viaje sin rumbo fijo solo con la compañia de su mochila. mientras se queda dormido en el autobús algo pasa que le cambiará la vida y conocerá el lado más oscuro del ser humano.

    Es la historia de unos amigos con una adicción que les llevará a una muerte no lenta y algo atípica.

    Nuria es una chica que vive en un piso-zulo con su familia de analfabetos typical-spanish, confundida con su sexualidad y una gran habilidad que hará que salga de ese agujero donde había nacido.

    Es una historia surrealista de de dos chicas que pasean por un universo paralelo.

    En un mundo amenazado porfuerzas invasoras de la galaxia, la Inmortal Espe Aguirre salva al planeta con sus super poderes. Hundiendo en la misera a los invasores, que atónitos ven como son derrotados por una humanoide.

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta