cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
La Trampa
Fantasía |
10.03.08
  • 2
  • 2
  • 1558
Sinopsis

Sariem cerró los ojos cansado. Iba deprisa por aquellos pasillos, cogía las armas y las repartía entre los soldados con gestos de desanimo. Estaban todos muy cansados, llevaban días sin dormir...El estado de vigilia debía ser total. Si no fuese así, nadie sabría lo que podría pasar.

Michel le seguía detrás. Considerado uno de los miembros de la Unidad Alfa más bromista, se tomaba aquello como si todo fuese parte de un juego de mesa, de un tablero de ajedrez, en el cual si no tenias un poco sentido del humor acababas loco. Por eso mismo, siempre que veía a Sariem, intentaba cambiar su frigidez y su dureza por algo como él, pero lo único que conseguía era una mirada intimidadora o un buen puñetazo en su cara.

- Escucha Sariem tio. No podemos estar esperando aquí como idiotas a que vengan esos capullos...¡Debemos atacar! Esa es la táctica por la que estamos entrenados, no para recluirnos como ratas asustadas en esta cloaca.

Sariem seguía sin hacer caso a las palabras de Michel. Iba de un lado para otro, hablando con los pelotones y los cabos y tenientes.El enorme General,a grandes zancadas, caminó hasta una puerta de metal oscura llena de engranajes oxidados. Puso su mano venosa encima de un panel y este emitió un pitido seco, seguido de una luz blanquinosa que le inspeccionó de arriba abajo. Entraron en la sala de armas menores y se metieron a toda prisa. Michel casi tropezó.

- Eh Eh tio... ¿a que viene ese silencio? ¿Me estás escuchando? Debemos atacar y no dejar que nos ataquen -insistió dando un golpe seco con el puño en la palma de su mano.

La Roca pareció reaccionar. Miró a Michel con esa mirada impenetrable y se pasó la mano por la frente sudorosa.

- Pues entonces nos llevaremos a Zoe.

Michel parecia no dar crédito a las palabras de su General y comezó a reir a carcajadas sonoras. Los soldados de su alrededor se giraron hacia ellos intrigados.

- Jajajaja..Porfavor...Qué gracioso eres. No me hagas reir ni llorar idiota. ¿Cómo nos vamos a poder llevar a ese renacuajo a luchar contra los Strogg? ¿Es que te has vuelto loco? - su voz iba aumentando de volumen - Lo que queremos son soldados posthumanos que estén dotados física y psicologicamente para la batalla...¡No una maldita cría de 15 años que ni se entera de porque la metiste en la Unidad!

- Tiene 19 años - le corrigió Sariem, al cual se le empezaba a acabar la paciencia

El bromista aún parecía estar más sorprendido

- Joder...Pues la verdad es que aparentarlos no los aparenta. ¿Cuánto porcentaje de stroggoficación tiene en su cuerpo? Apuesto a que menos de un 20 %... y ni un 10 % . Porfavor Sariem, te has vuelto más gilipollas de lo que me pensaba...Esa niñata arrogante no va a sobrevivir ni a..

No pudo acabar la frase. Sin darse cuenta,su respiración estaba cortada por la mano gruesa de Sariem en su cuello, apretando con fuerza cada una de sus venas. Le miró muy asustado e intentaba soltarse de aquella garra. Pataleó de una forma patética, sin que los pies pudiesen tocar el suelo. Empezaba a verlo todo borroso y miró a Sariem de una forma suplicante.

- Escuchame bien idiota. Aquí yo soy el Jefe y aquí se obedecen mis ordenes. Tócame de nuevo las narices y vuelve a decir alguna cosa sobre ella y desearas no haber nacido.

Acto seguido, su mano se aflojó y Michel cayó al suelo entre una fuerte ataque de tos.

-------------------------------------------------------------------

De mientras, en la superficie, Zoe estaba en estado de vigia. Había montado su sniper en aquel cub
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Leer, escribir, el ordenador y los juegos de ordenador (sobretodo el Halo :) ) lo futurista, las historias de fantasia o medievales, Tolkien, Iron Maiden (heavy metal en general)

Tienda

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta