cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

6 min
LA TROTA SUEÑOS
Varios |
10.06.15
  • 0
  • 0
  • 306
Sinopsis

Todos los miércoles mis amigos y yo nos reuníamos para disfrutar de una buena carne asada, beber unos tragos, disfrutar de buenas charlas y compañía. Todo estaba listo, el carbón prendido, la carne marinada en un recipiente esperando a ser lanzada a las brasas, un bowl de frituras y variedad de bebidas, ya habían llegado todos excepto uno, Erandi, le pregunte a uno de mis amigos por ella, quería saber si llegaría a la reunión, me gustaba mucho su presencia y convivir con ella, siempre le daba un sabor diferente a las reuniones, era misteriosa, extrovertida, siempre parecía estar feliz, agradaba a todo mundo, siempre tenía buenas historias que contar y siempre tenía esa apariencia de acabar de despertar.

Sus familia mantenía una buena amistad con la mía, se reunían de vez en cuando y siempre estaban al pendiente de lo que hacíamos, por eso es que me entere de que los padres de Erandi estaban preocupados, decían que ella dormía mucho, demasiado, pensaban que estaba enferma aun cuando los exámenes médicos decían lo contrario, ella nunca se sentía mal, pero dormía mínimo 12 horas al día o más, nunca tomaba siestas cortas, simplemente se metía a la cama y dormía hasta que se le antojaba, eso sí… si la despertaban, estaría de mal genio hasta volver a dormir.

Por fin había llegado Erandi, saludo a todo mundo y se sentó a mi lado como era de costumbre, después de convivir un poco con todos los amigos, le dije que me acompañara y nos apartamos del grupo.

Estábamos solo ella y yo, grandes amigos y buenos confidentes, le comente que sus papas estaban desconcertados por su manera de dormir, que era excesivo, que a veces dormía y parecía no querer despertar nunca, yo no estaba tan preocupado, desde que la conocí siempre fue muy dormilona, pero aun así le pregunte:

  • Estas bien??, estas pasando por un mal momento o algún problema del que quieras contarme? Sabes que puedes confiar en mi
  • Jajaja, para nada, si tuviera problemas graves o me sintiera mal, creo que me quitaría el sueño envés de ocasionármelo.

Ella continúo:

  • Te voy a contar algo que jamás le he contado a alguien, es algo muy personal así que tienes que guardar silencio y mantenerlo en secreto, y ni se te ocurra juzgarme por lo que te voy a decir, puede sonar un poco loco, tal vez bastante loco pero lo que pasa es lo siguiente, hace tiempo descubrí que podía controlar mis sueños, existen técnicas para lograr eso, creo que les llaman sueños lucidos, pero yo descubrí que podía hacerlo sin métodos raros, concentración y esas cosas que dicen los libros y en internet, yo simplemente los controlo cuando quiero y como quiero.
  • Eso suena fabuloso Erandi, pero que puedas hacer eso no quiere decir que te la vivas dormida, tienes que despertar, vivir la vida!.
  • Tienes razón hasta cierto punto, es cierto que hay que vivir la vida real por así decirlo, comer, trabajar, estudiar, etc. Pero lo que no entiendes es que para mí dormir y estar despierta son igualmente reales, es como tener dos vidas, solo que una está separada de la otra por el simple hecho de estar consciente, tú vives persiguiendo sueños, yo vivo viviendo mis sueños y mi vida normal, esto no quiere decir que no tenga metas en la vida, simplemente amo soñar, el vivir un sueño no es verte en tercera persona haciendo cosas incoherentes y cambiando de lugares o situaciones al azar, yo en mis sueños siento las texturas, percibo los aromas y lo mejor de todo es que puedo controlar el lugar donde estoy, puedo aparecer y desaparecer personas a mi antojo, comer lo que quiera, vivir donde me apetezca, lo puedo todo.
  • Pero.. no tienes pesadillas o sueños aterradores?
  • No, bueno.. en ocasiones los sueños tratan de apoderarse de mí, pero yo no los dejo, como te he dicho tengo el control, pueden empezar a pasar cosas raras, aparecer monstruos o lo que sea, pero los puedo detener, enfrento mis miedos y los venzo a mi antojo, con armaduras, espadas, fuego, magias, en mis sueños lo puedo todo, aparte siento que el tiempo corre mucho más lento, si duermo 12 horas siento que he estado dormida por 24 o más, pero nunca estoy dormida, siempre estoy despierta, te voy a explicar algo que no muchas personas entienden, las personas se van a la cama pensando que harán al día siguiente, en sus problemas, en su trabajo, planeando siempre que van a hacer sin tener idea de cómo lograrlo, hay personas que duermen poco y sienten que de esta manera viven más, son más productivas, pero para mí es lo contrario, yo no aguanto las ganas por volver a la cama y dormir, pasar de este plano que es estar despierto al otro que es el astral, el de los sueños, donde el tiempo se expande, donde puedo volar, respirar debajo del agua, estar en Japón y en un segundo aparecer en Brasil, si tengo miedos los enfrento, si quiero hacer un experimento o construir algo lo hago, en ocasiones resuelvo problemas que se me presentan en la vida real pues en mis sueños lo puedo manipular todo y encuentro soluciones que despierta nunca hubiera imaginado.

Yo estaba impresionado por todo lo que me estaba contando Erandi, en verdad puedes vivir dos vidas? La astral y la real? Si en la vida astral todos los sentidos están activos y perciben lo que tu mente crea se podría considerar como real? Es decir.. si en tu sueño tomas una manzana y huele, sabe, se siente idéntico a cuando estas consciente se está experimentando en ese momento algo real? Ósea….. si, los sueños existen y son reales, que locura controlar los sueños, estaba un poco confundido, bueno en verdad estaba bastante confundido pero a la ves intrigado por lo que me explicaba con tanto detalle Erandi.

Erandi al ver mi cara de asombro y no saber qué decir, me sacudió la cabeza, me dio un beso en la mejilla, y me jalo de la mano rumbo a la mesa donde estaban nuestros amigos para continuar la convivencia.

 

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Este relato no tiene comentarios
  • Este relato no tiene valoraciones
  • Idea que resulto después de analizar tantas relaciones y matrimonios fallidos

    Este relato está basado en hechos reales, mi motivación por escribirlo es el creer que todos hemos vivido situaciones fuera de lo común y sin recurrir a la ficción tenemos historias interesantes que contar, o historias que han cambiado nuestras vidas, perspectiva, o al menos nos han hecho reflexionar.

Tienda

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Ranking Relatos (ver más)
+ Valorados
+ Leídos
Encuesta
Rellena nuestra encuesta