cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
¿La verdad?
Reflexiones |
06.12.14
  • 5
  • 0
  • 314
Sinopsis

Pensamiento de una noche de verano,posible realidad o una simple conjetura pero recomendada para todos inconformistas amantes de las paranoias.

Siempre he tenido una idea recurrente como una lacra que se extendía por mi cabeza.
Era de noche y no podía dormir y pensé en ella, en la idea de que  la vida no era como la veíamos, que era algo más y sobretodo, que no era finita. 


Nadie quiere morir a pesar de ser algo destinado, pero yo no creo en sinos, no creo que haya que morir y que todo tenga un fin pero pensar eso es atentar  contra el orden natural del cosmos, todo tiene un final, un alpha y un omega. Incluso las estrellas, gigantes ardientes de eones de edad o el propio  universo acabarán.


Entonces caí en lo siguiente, ¿cuál sería el objetivo en la vida si nunca terminara? 
No habría evolución ni cambio y eso llevaría a que solo existiese la nada, por no haber final no habría  tampoco un principio y de golpe comprendí la gran sabiduría de la naturaleza y su innegable lógica del orden supremo imperante en el cosmos.


Entonces pensé en la naturaleza y su impresionante sabiduría, su perfecto equilibrio y me pregunté si ese extraordinario poder  era natural.
La pregunta me hizo gracia, cuestionarme si la naturaleza era natural, si era real o alguien o algo la dirigía, si éramos todos piezas de ajedrez en un gran tablero controlado por alguien o algún tipo de experimento o estudio, si todo lo que conocía incluido las personas que quería no existían y si el haberlo descubierto por fin me haría “despertar” de lo que conocía como vida, asustado mire a mi izquierda  y vi a la mujer que amaba y la abrace con el corazón a mil  y rogué no desparecer por si  estaba en lo cierto. La angustia me engulló indefenso ante seres que controlaban la propia existencia y a los que no podía ni ponerles rostro.


La noche pasó y al despertarme la vi dormida tranquilamente a mi lado y lo supe, la realidad no existía  porque era   yo.

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Este relato no tiene comentarios
  • Este es el prologo de un libro todavía en proceso de escritura, la historia va sobre Marcus, un chico muy peculiar. opinar que os parece.

    Pensamiento de una noche de verano,posible realidad o una simple conjetura pero recomendada para todos inconformistas amantes de las paranoias.

Tienda

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
19.09.18
25.05.18
Encuesta
Rellena nuestra encuesta