cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
La verdad te hará libre
Terror |
07.11.13
  • 4
  • 6
  • 2068
Sinopsis

Al que busca la verdad , se le debe condenar a encontrarla y vivir con ella.

Los grandes ventanales hacian que aquella habitación fuese la más luminosa de la casa. Orientada al este , recibía la luz desde primera hora de la mañana,  hasta bien entrada la tarde, lo que la hacia muy confortable y cálida. Cuadros de marinas adornaban las paredes encaladas, flanqueando una biblioteca de roble con volumenes muy viejos y muy antiguos. El parquet, de corte de pluma, brillaba desde y en cualquier punto, ajeno a pisadas y roces. La puerta abierta era suficiente para crear  una hermosa anarquia en las cortinas de seda, que hipnotizaban y relajaban como el fuego de una hoguera. Su simple movimiento inundaba la estancia de aromas del jardin interior: orquideas en invierno y calas y dalias en verano.

...Todo  cambió a partir de aquel día. Aquel dia de desgracia del Señor de no importa que año...el tiempo fue minando el espiritu y gastando la piedra. Transformándolo todo...

Las luminosas ventanas fueron cubiertas por pesadas persianas, que anunciaban en código morse la llegada del día, reflejando los puntos y las rayas en las paredes ennegrecidas por la humedad y chorreantes por la condensacion.

La biblioteca habia sucumbido a las ratas y las termitas...y los libros desojados como margaritas negras, formaban un colchon de cultura muerta  donde dormía. Los esqueletos de las lámparas pendian de dos hilos sin utilidad mecánica o estética.

El olor era sólido y respirar dolía.

Las paredes estaban manchadas con rostros sin boca , pincelados con manos untadas en hollín.

La vida se había marcado de aquella habitación hacía tiempo.

...Grabados a cuchillo por todas las paredes,nombres y extraños dibujos: nombres de santos, nombres de herejes...,nombres de demonios...

...Un punto de luz en los ojos lo despertó del sueño, del sueño de un recuerdo proximo pero imposible de recuperar, y anunció el fin de la noche, del dolor, y  del sonido de engranajes. Liberó los oidos y escuchó el deseado silencio...reptó hasta la puerta, en busca de comida.  desayuno, comida y cena, daba igual. Del montón de algo que siempre olía a mierda, pues todo aquí lo era. Del montón de algo que siempre sabía a basura, pues todo en esta habitación era basura.

Había dejado los estudios cuando la fe dejó de cubrir  tantas dudas.Incomodando a su familia, rompiendo la tradicion , dejando a los Ortega sin su religioso.

Se  conjuró en busca de la verdad, y se arrepintió, seguro. Viajó tras libros prohibidos, participó en rituales, vendiendo su alma  varias veces  sin respuesta y sin el saber,  exigido en el contrato.

Aradia, De Vermis Mysteriis, Codex Gigas, libros revelados,...libros prohibidos...nada.

En algun momento, y creo que nunca supo cual fué. tocó el engranaje que puso en movimiento su terrible destino.

Los dados fueron echados.

...  todo empezó aquel dia  lluvioso de verano, en que quiso tomar aquella decisión...y no existía.

Siempre había defendido que la situacion de cada persona en cada momento era fruto de sus actuaciones, y que el entorno era circunstancial y nunca causa atenuante de suertes o infortunios. Cada uno siembra su destino. Solo el pasado nos define, el presente no es un tiempo y el futuro un deseo.

 

Aquel día decidió ir por  aquella calle, y no existia. Estaba, pero no para él. ..Todo el mundo pasaba, despreocupado, como siempre había sido... chocaba con una pared, y solo estaba para él.

...Desde ese día tomaba las decisiones que no tenia que tomar, las que no estaban escritas en su futuro. las que no existian, pues nunca debieron ser tomadas.Las que estaban  pintadas en una pared.

El experimentar con cosas prohibidas y   el no medir los riesgos lo condenó al conocimiento de la verdad, la horrible y cruda verdad...

La eleccion nunca existió. Si somos buenos o malos depende de una partida que han jugado otros. Somos ratones en un laberinto...y solo él lo sabía.

Hace tiempo que desistio de escapa, de chocar contra sus decisiones.

Hoy la habitación es una pared, en la que ya no está.

 

 

 

 

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

No es que el universo te odie. Es que le importas una mierda

Tienda

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta