cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
La vida
Reflexiones |
23.06.15
  • 0
  • 0
  • 264
Sinopsis

Todo lo que vais a leer fue fruto de la inspiración en plena madrugada hace unos meses, espero que os guste.

Me sentía raro, una sensación extraña recorría mi pecho y se iba introduciendo lentamente en lo más profundo de mi corazón, quizás era mi culpa por hacer o no hacer ciertas cosas. Lo cierto es que para suerte o por desgracia uno ya estaba curado de espanto, y ya pocas cosas me afectaban fuertemente.

Yo estaba "secuestrado" por mis sentimientos. Mi corazón me decía una cosa, pero la cabeza otra cosa, éstas dos nunca se habían puesto a bailar a compás. A todo lo anterior se añadía una terrible rutina y una soledad que me ahogaba, me dejaba sin respiración. Yo siempre he querido ser una buena persona de la cual la gente se sintiera orgullosa y que el día en el yo ya no estuviera me recordaran, aunque esta tarea a simple vista sencilla se me complicaba día a día viendo a la sociedad que me rodeaba. No podía aguantar más.

Una semana más tarde y ya sumido en una profunda depresión, me levanté con ganas de cambiar el mundo, aunque sería difícil, tenía que intentarlo por mí y por la gente a la que quería y sigo queriendo.

Me vestí con unos vaqueros y una sudadera, quizás un poco ligero para estar en pleno invierno, pero eso daba igual, no importaba nada. Bajé a toda velocidad las escaleras de casa, presioné el interruptor para abrir las puertas que daban al exterior. Por un momento pensé echarme atrás pero la situación no me lo permitía sólo cabía la opción de avanzar.

Después de vagabundear por varias calles con la mente puesta en no sé en qué, me paré, miré al suelo y me rendí, me habían vencido,pero la batalla continuaría.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Este relato no tiene comentarios
  • Este relato no tiene valoraciones
  • Todo lo que vais a leer fue fruto de la inspiración en plena madrugada hace unos meses, espero que os guste.

Tienda

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
19.09.18
25.05.18
Encuesta
Rellena nuestra encuesta