cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

6 min
La Viuda Negra
Drama |
18.09.15
  • 5
  • 0
  • 809
Sinopsis

¿Serias capaz de morir o matar por amor? a veces no sabemos para quien trabajamos.

Muchas mujeres se convierten en viudas, pero la de nuestra historia. Era una viuda que mataba a sus esposos; en su noche de bodas. Ella no elegía a cualquiera como su futuro esposo, solo aquel que tuviera riquezas que ofrecerle. y quien fuera capaz de morir por ella.

Montserrat era su nombre, una bella y elegante rubia; cualquier hombre quedaba cautivado por su inigualable belleza, y un  sensual cuerpo. El cual cubría con lujosos vestidos y pieles. Todos la veían como su sueño erótico. Pero ningún hombre sin nada que ofrecerle podía atreverse a poner sus ojos en ella. Ni mucho menos tenerla en su lecho. Era como una fruta prohibida ante los ojos de un hambriento.

Montserrat nunca entrego su corazón a nadie; sus matrimonios fueron efímeros e incontables. La mayoría de sus esposos, eran hombres mayores; con altos cargos en la sociedad y con grandes riquezas. Quienes le entregaban todo aquello que poseían. A cambio de hacerla su esposa y tener el privilegio de una noche de placer con una Diosa. Montserrat usaba su belleza como arma para atraparlos y luego acabar con sus vidas. Sin antes ofrecerles su hermoso cuerpo y dejar que disfrutaran de él por una última vez.

Las mujeres veían a Montserrat como una amenaza. Sentían miedo de que sus esposas se fijaran en ella, y luego resultaran muertos. Incluso decían que su amor mataba. Y muchos murieron por su amor. Ninguna se atrevía a dirigirle el saludo. Decían que era una mujer sin escrúpulos y con bajos instintos.

Montserrat nunca se preocupo por los cometarios que hacían a sus espaldas. Lo único que le preocupaba era ser acusada de las muertes de sus esposos. Pero por un lado se sentía tranquila, ya que contaba con un cómplice; quien le ayudaba a deshacerse de los cuerpos de esos pobres hombres. Sin dejar rastro de ellos; Su nombre era Joaquín, el medio hermano y amante de Montserrat. Ella lo tenía dominado bajo sus encantos. Los deseos de Montserrat eran órdenes para Joaquín. Aunque ella no lo amaba. Él estaba loco y ciego de amor por ella.

Joaquín vivía a unas cuantas calles de la casa de su media hermana. Todas las noches Montserrat visitaba a Joaquín. Y se quedaba largas horas con él. Cuando cantaba el gallo. Antes que alguien la viera. Joaquín y ella se despedían con un caluroso beso. Luego Montserrat salía apresurada a su casa.

Montserrat no quería que la involucraran con su medio hermano. No deseaba despertar sospechas. Cuando contrajo nuevamente matrimonio con un joven de unos 30 años, proveniente de una familia de nobles. Y el más joven de sus anteriores esposos. Joaquín se lleno de celos, pensó que Montserrat podía llegar a enamorarse de aquel apuesto joven.

En fin la boda se realizo, pero algo extraño paso, en la noche de bodas, Montserrat se abstuvo de matarlo. Joaquín aguardaba detrás de las cortinas de la habitación; donde su amada y su joven esposo se entregaban a las mieles del amor. Mientras él era su testigo. En su mano sostenía un cuchillo aquel que había acabado con la vida de otros antes de este inocente joven. Esperaba ansioso la señal de Montserrat, pero ella nunca se la dio. Joaquín estaba confundido; nunca sintió tantas ganas de  matar a alguien como a ese joven. Al verlos en el lecho.

Envueltos de pasión. Y amándose como dos locos. La mañana llego, Montserrat y su joven Esposo, aun con vida, ambos profundamente dormidos. Él joven la esta abrazando. Joaquín continuo esperando aquella tortuosa señal, no soporta la espera y se hace a un lado del cuerpo del Joven y hunde su cuchillo en el cuello de la víctima. Él sacude sus brazos para despertar a su esposa, pero Joaquín se lo impide inmediatamente. Ella aun sigue dormida. Joaquín lo mira alucinado, los brazos dejan de moverse, el alma abandona su cuerpo. Dejando solo un charco de sangre. A un lado de la cama. Joaquín se deshace del cuerpo Antes de que su media hermana despierte...

Montserrat se despierta desesperada, a buscar a su esposo, pero no está por ningún lado. Su medio hermano tampoco está en la casa. Se sienta a un lado de la cama y alcanza a ver una mancha de sangre fresca en la almohada de Diego su esposo.

Montserrat pensó que tal vez Joaquín lo había matado por celos. Joaquín no apareció en todo el día. Ella lo visito en la noche como de costumbre. Pero no estaba en su casa; Joaquín estaba en una cantina, bebiendo desaforadamente, un trago tras otro, sin dar respiro.

Joaquín confeso en aquel lugar, delante de ebrios y el cantinero que había matado por amor. Todos lo miraban extrañados y sorprendidos por su confesión; se podía decir que aquella noche él había contado toda la verdad de su Media hermana y como lograba enviudar la misma noche de bodas. La cantina se quedo en silencio, al escuchar la horrible historia de la viuda negra. Todos querían capturarla.

Montserrat espero a Joaquín sentada en un incomodo asiento, son las 3:00am, la puerta se abre lentamente; es Joaquín sin poder permanecer de pie. Montserrat está muy molesta con él. Comienza a tener una fuerte discusión, Joaquín le dice que todos saben quién es ella. Montserrat no puedo creer que su propio amante y medio hermano la haya traicionado Por celos, Montserrat saca unas tijeras puntudas de una pequeña bolsa de lentejuelas; Que trajo con ella. Y se lanza sobre Joaquín, y las clava en su corazón. Él la mira fijamente... y le sonríe

- aunque muera, nunca dejare de amarte Montserrat. Fuiste y serás el amor de mi vida; nunca quise traicionarte, la rabia y el dolor de verte en brazos de alguien más joven, me lleno odio y frustración. Pero Tuve la fortuna de tenerte entre mis brazos, aunque mi mayor desafío fue tener tu corazón... su boca deja escapar su ultimo soplo de vida.

Montserrat no siente remordimiento ni tristeza por la muerte De Joaquín, de todos modos pensaba en matarlo. Ahora que todos allí, sabían quién era y que había hecho, por eso debía irse muy lejos antes de que la atraparan. Ella se marcho muy lejos, donde nadie conociera su pasado. Y a encontrar a un cómplice. a un hombre sin corazón y leal; con él que no tuviera que usar sus tijeras de nuevo. Pero sin dejar de ser lo que realmente era, la viuda negra.

 

 

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Es triste saber que alguien se empeña en apagar tu luz mientras tú solo deseas que el sol brille todos los días para ese alguien.

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta