cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

11 min
Suicido ¿Bien o Mal?
Suspense |
01.05.15
  • 5
  • 5
  • 744
Sinopsis

27/5/2014

 

 

-No puedo soportarlo más, acaba conmigo.

 

 

-No quiero, no te perderé, tienes una vida por delante.

 

 

-Tienes que entenderme, eres mi hermano.

 

 

De pronto, la madre de Amanda entra a la habitación, y ve a su hija con los brazos completamente cubiertos de sangre, y su hijo en frente de ésta, deprimido:

 

 

-¡Amanda!

 

 

María corre hacia el baño, buscando su botiquín de primeros auxilios, entra desesperada al cuarto, levanta a Amanda:

 

 

-Amanda, ya hablamos sobre esto. 

 

 

-Extraño a Papa, quiero estar a su lado.

 

 

-Hija, yo también extraño a tu padre, trata de hacerlo feliz dejando de hacer lo que siempre odio que hicieras, cortarte.

 

 

14/7/2013

 

 

Suena el teléfono:​

 

 

-¿Hola?                                 

 

 

-Hola si diga,

 

 

-Llamamos desde la escuela Nuestra Señora Del Carmen para avisarle que su hija, ha venido con los brazos ensangrentados.

 

 

-¿Qué?

 

 

-Justamente lo que escucho.

 

 

-En dos minutos estoy ahí. 

 

 

Se introducen en la casa, ambas están en silencio, de repente, María levanta la voz:

 

 

-Que mierda hiciste. 

 

 

-Tú no me entiendes.

 

 

Levanta la mano y le pega una bofetada a Amanda, dejándo la marca de su palma en la mejilla.

 

 

Calvin entra a su hogar, y justo ve que Amanda se larga a llorar al entrar a su habitación.

 

 

¿Que dijimos sobre pegarle?

 

 

-Calvin, me llamaron de la escuela para avisarme que Amanda había llegado con los brazos cortados.

 

 

-¿Qué? 

 

 

-Tal y como dije.

 

 

Calvin entra a la habitación de Amanda, y este la ve llorando:

 

 

-¿Porque te cortaste? 

 

 

-Padre, lo siento, no soporto vivir en este mundo.

 

 

-¿Por qué?

 

 

-Nunca te tengo a ti, mi novio me ha dejado, toda la escuela me insulta por mi obesidad, me va mal en las materias, no tengo amigos, no tengo a nadie.

 

 

-Tienes a tu madre.

 

 

-Mamá no me entiende.

 

 

-¿Le has contado?

 

 

-Aun no.

 

 

12/12/2011

 

 

-No quiero dejarte.

 

 

-Te mereces a alguien mejor Amanda.

 

 

-Pero yo te deseo a ti.

 

 

-Lo siento, ya no me gustas.

 

 

Amanda cuelga el teléfono, y se larga a llorar: 

 

 

-Mi vida es una mierda, no puedo vivir sin ti.  

 

 

Se va a la cocina, y saca un cuchillo:

 

 

-Esto es por ti Ivan.

 

 

Ella se marca el nombre de Ivan en el brazo izquierdo, y su nombre en el brazo derecho:

 

 

-Ojala nuestra relación fuera infinita, te amo.

 

 

Tomas entra y ve a su hermana, con el cuchillo en la mano:

 

 

-¿Amanda que estás haciendo?

 

 

-Me estoy decorando Tomi.

 

 

Ella le sonríe y se le caen unas par de lágrimas:

 

 

¿Hermana porque lloras?

 

 

-Vete Tomi, no me gusta que me veas así.

 

 

-Pero...

 

 

-¡Vete!

 

 

Tomi comprende y se va a dormir.

 

 

Amanda sujeta el cuchillo con fuerza, llora, y menciona:

 

 

-Esto es tú culpa.

 

 

María entra, y ve un cuchillo en el suelo. Revisa todas las habitaciones, y encuentra a Amanda, en el baño, mirándose al espejo:

 

 

-¿Madre, no crees que soy feliz?

 

 

-Amanda que has hecho.

 

 

-Me hice más bonita.

 

 

María la lleva a Amanda al hospital, pues las heridas que se hizo eran muy graves:

 

 

Calvin, necesito que vengas ahora.

 

 

-Amor estoy en el trabajo.

 

 

-Es sobre Amanda.

 

 

9/3/2012

 

 

-Ojala tengas un buen comienzo hija.

 

 

-Gracias Mamá.

 

 

-¡Hermosa! ¿Llevas dinero para la escuela?

 

 

-Si Papá.

 

 

-Entonces me quedo seguro, suerte mi amor, con tu madre y tu hermano te deseamos suerte..

 

 

-¡Los amo!

 

 

Amanda sale del auto, y antes de entrar a la escuela los saluda con la mano derecha:

 

 

-¡Chau, suerte!

 

 

-Calvin, espera ¿Esas son rayas en sus muñecas? ¿Crees que habrá sido ella?

 

 

-No creo, tenemos gato María, seguro fue eso.

 

 

Amanda ingresa al salón, y la maestra la presenta como una nueva alumna:

 

 

-Buen día chicos ¿Como las pasaron en las vacaciones? Cuéntenme después, ahora, les quiero presentar a una nueva amiga que tendrán, ella es Amanda, y es muy buena amiga, y le gustaría ser compañera de ustedes ¿No es cierto Amanda?

 

 

-¿Eh? Ah sí.

 

 

Se escuchan murmullos de alumnos:

 

 

-¿Quien es esta gorda?

 

 

-No sé.

 

 

La profesora escucho al alumno, lo levanta y lo lleva fuera del aula, Amanda también lo escucho, pero fingió no saber nada.

 

 

Se sienta y otro compañero le dice:

 

 

¿Oye gorda, tienes hambre?

 

 

-No me molestes.

 

 

-Tú no me contestes, gorda.

 

 

-Basta.

 

 

-¿De comer?

 

 

-Amanda se levanta y se va al escritorio de la maestra:

 

 

-Maestra, el chico de allí me está insultando.

 

 

Ella no le escucha. Amanda levanta el tono de voz:

 

 

-¡Maestra!

 

 

-¿Cómo te atreves a levantarme la voz así? Vete a dirección.

 

 

Enojada, sale el salón y el pequeño niño que estaba castigado le dice:

 

 

-Vete.

 

 

Sale del colegio, y los padres la están esperando con su lujoso auto:

 

 

¡Amanda amor! Aquí.

 

 

Ya se padre.

 

 

Ella abre la puerta, y directamente comienza a llorar:

 

 

-¿Amanda querida que pasa?

 

 

-Se parecen a los de mi otra escuela. Me insultaron todo el día.

 

 

-Intenta hacer amigas ¿No hay chicas en tu salón?

 

 

-Sí, pero parecen malas.

 

 

-Hagamos esto, mañana intentaras hacer amigas y si ellas también te tratan así iré a hablar al colegio ¿Si?

 

 

-Sí.

 

 

-Al otro día, Amanda se escoge otro asiento, y decide sentarse junto a una chica:

 

 

-Hola.

 

 

-¡Hola!

 

 

- Mira, acabo de venir de otra escuela y me parece raro ser la nueva ¿Te gustaría ser mi amiga?

 

 

-Claro, como quieras.

 

 

-¡Genial!

 

 

Amanda consiguió una mejor amiga y paso todo el día con ella, y les dijo a sus padres con una preciosa sonrisa:

 

 

-No hace falta que vayan, ya tengo a alguien.

 

 

13/5/2012

 

 

-Se supone que me ayudarías ¡Eras mi amiga!

 

 

-Tú no me ayudaste.

 

 

- No tuve tiempo, Morena, perdóname.

 

 

-Ya no, no eres más mi amiga. 

 

 

-¿Pero porque?

 

 

-Saliste con el chico que me gusta, no sé si te tendría que llamar amiga.

 

 

-Pero yo no sabía que te gustaba, nunca me habías dicho.

 

 

-Pues deberías saber, yo era tu mejor amiga.

 

 

-Morena por favor, eres lo único que tengo.

 

 

-Pues ya no tienes nada, adiós

 

 

Amanda vuelve a su casa, y con valor, agarra el cuchillo, una vez más.

 

 

-Eras lo único que tenia, no puedo creer que me hayas abandonado así.

 

 

Ella toma otro cuchillo, un poco más grande, y se corta en las piernas, y en los brazos.

 

 

-¡Eras mi todo!

 

 

Llorando, se vuelve a cortar, una y otra vez, en el mismo lugar, haciendo más profunda la herida.

 

 

Ahora, tiene que usar camiseta, y jeans para ocultar su sufrimiento. Le incomoda, este sufrimiento es interminable, vuelve a llorar, vuelve a cortarse.

 

 

Amanda tiene prueba, y no pudo estudiar, se saco irregular, sus padres la castigaron, llora más fuerte, le va mal en las materias, no puede vivir así.

 

 

María trata de ayudarla en las materias, pero esta no puede pensar, piensa en su amiga, en su novio, en sus cortes, pienso en eso y nada más que en eso, le dice a la madre que no puede más y esta le dice:

 

 

-Ten confianza en ti misma.

 

 

-¿Y si no la tengo?

 

 

-Si la tienes, todos la tenemos, solo hay que ser fuerte.

 

 

-Soy débil.

 

 

-Tú piensas eso, juro que eres la persona más fuerte que vi en mi vida, nunca te rindas, jamás pienses en la palabra “rendirse”, eso es lo que  te hace débil.

 

 

-Te amo.

 

 

-Yo más.

 

 

-Tu padre quiere hablar contigo antes de dormir, menciona que lo esperes en tu cuarto.

 

 

-Ya voy.

 

 

Amanda se acuesta, y con tranquilidad espera a su padre:

 

 

-¿Que me querrá decir?

 

 

Calvin interrumpe el pensamiento de su hija tocando con sus nudillos la puerta:

 

 

-Disculpe princesa ¿Puedo pasar?

 

 

-Jaja, claro príncipe.

 

 

-Ya se sobre tus cortes, te vi haciéndolo en la cocina, con dos grandes cuchillos.

 

 

-Papa yo se que esta...

 

 

El alza el dedo índice y con delicadeza dice:

 

 

Silencio, yo te entiendo, también me cortaba, era como tú, me insultaban, me iba mal, me pasaba muchas cosas, como tu ¿Te entiendo demasiado sabes? Vengo a decirte, que por todos los problemas que yo pase, me tienes aquí, a tu lado, con una linda familia, eres hermosa, los demás te tienen envidia, que no te importe lo que te digan, tú eres perfecta, tienes que pensarlo, dilo, di que eres perfecta.

 

 

-Soy perfecta.

 

 

-Ahora piénsalo, y dilo con confianza.

 

 

-¡Soy perfecta!

 

 

-Sonríe, eres capaz de lo imposible, dilo, di que eres capaz de lo imposible.

 

 

-¡Soy capaz de lo imposible!

 

 

Amanda por primera vez en su vida, duerme con una sonrisa en su rostro.

 

 

Los últimos días del mes Calvin había llevado a todo tipo de lugares a Amanda, hasta trabajó tanto que pudo viajar a Italia, el país favorito de esta:

 

 

-¿Y? ¿Qué te parecieron los lugares?

 

 

-Muy lindos Papi.

 

 

-Ven, vamos a casa.

 

 

Calvin sostiene su campera y le cubre el cuello a Amanda, pues ella tenía frio en esa parte:

 

 

-Papa, eres lo mejor que tengo.

 

 

-Yo también hija, recuerda esto, siempre estaré a tu lado.

 

 

21/7/2012

 

 

Hoy, es su funeral, todos sus familiares lloran. María y Amanda, derraman lágrimas como una cascada, mientras que Tomi, no sabía que sucedía, ya que esta le conto una mentira de que Dios, llamo a Calvin para ser su nuevo ángel:

 

 

-Siempre estaré a tu lado Padre.

 

 

-Jamás te olvidare Calvin.

 

 

Vuelven a su casa, todos están en silencio, Amanda se va a su habitación, María también. Dos semanas han pasado y nadie dice una sola palabra, Amanda sigue mal en la escuela, María la castiga, Amanda vuelve a llorar, y en silencio, se empieza a cortar.

 

 

-Creí que serias eterno, me abandonaste, como los demás.

 

 

28/5/2014

 

 

-Hace ya dos años que Papa ha muerto. No sé qué hacer, lo necesito bastante. Sin él, no sería tan fuerte como soy ahora. Sin él, mi vida es una mierda.

 

 

-Amanda, también nos tienes a nosotros ¿Sabes? Por más que papa se halla ido con dios, el siempre te cuidara, en donde quiera que estés.

 

 

-¿Y si vuelvo con él?

 

 

-No eh entendido.

 

 

-Nada Tomas, nada.

 

 

-Déjame ver tus muñecas.

 

 

-Ya soy fuerte, tranquilo.

 

 

Se oyen los gritos de María:

 

 

-Tomi ¿Ya estás listo para ir a la casa de tu amigo?

 

 

-¡Si Mamá!

 

 

-Bueno hermanita, me tengo que ir.

 

 

-¿Tan rápido? Okay, vete, pásala bien ¿Si?

 

 

-¡Lo hare!

 

 

-Ah, Amanda, recuerda, es tu decisión, tú decides que hacer con tu vida.

 

 

Tomas le sonríe y cierra la puerta de su habitación.

 

 

Ella susurra:

 

 

-Gracias Tomi.

 

 

Va a su cuarto, y, con valor, agarra la nota que tanto escribió para este momento:

 

 

-Es mi momento, debo hacerlo. 

 

 

Va a la cocina, y toma una cuchilla:

 

 

-Nos volveremos a encontrar Papá.

 

 

Apoya su cuchilla sobre su muñeca, bien fuerte, y, velozmente, con su brazo izquierdo, da una tajada.

 

 

Su sufrimiento termino, ella está feliz, y siempre lo será, pues dejo de ser invisible en la tierra, y visible en el cielo.

 

 

María entra, cierra la puerta, y menciona su nombre:

 

 

-¡Amanda ya llegue!

 

 

Esta vez, grita con un tono más grave:

 

 

¡Amanda!

 

 

-Tranquila Mamá, debe estar durmiendo.

 

 

-Ve a despertarla, rápido.

 

 

Este golpea la puerta, y nadie contesta, intento empujarla, pero estaba cerrada con llave:

 

 

-¡Mamá, Amanda no contesta!

 

 

Asustada, se desplaza corriendo hacia la habitación con la copia de la llave:

 

 

-¡Amanda, que has hecho!

 

 

 

 

 

Ella se recuesta en el suelo, y levanta a su hija con sus brazos, y con un tono muy agudo dice:

 

 

-¡¿Por qué?!

 

 

-Mama, aquí hay una nota.

 

 

-Tomi vete.

 

 

-Pero…

 

 

-¡Sal!

 

 

María ve la nota, y con lágrimas derrumbándose sobre sus mejillas, empieza a leerla:

 

 

Hola Mama, Tomi, quiero decirles que nada de esto es su culpa, ustedes me hicieron más feliz que nunca, fue mi decisión. Jamás pensé en Hacer esto, luego me dije ¿Por qué no? Ya estaba arto de esta sociedad, estaba arta de estar sin Papá. Estaba cansada… de vivir. No se preocupen, seguro estoy más feliz allí arriba que aquí abajo, con Papi. Ma, no te pongas triste, no era mi intensión. Tienes que saber que estoy súper contenta de haber tomado esta decisión, estoy feliz. Y tranquila, yo se que puedes con Tomi, eres una gran Madre. ¿Sabes? Papa y yo siempre estaremos a tu lado, pase lo que pase, los amo a los dos, besos y abrazos desde arriba, y, recuerda, siempre estaré a tu lado.

 

 

12/11/2014

 

 

Ya  7 meses desde que Amanda murió. Y todo sigue su rumbo. Tomas esta mucho más maduro. Mientras que María tiene pesadillas de lo que paso esa misma noche. Cada día es lo mismo, amanecen, desayunan, María se va a trabajar, Tomas se queda solo, almuerzan, se van a dormir.

 

 

Eran las 11 de la noche, hora que Amanda falleció. Reposado contra la pared, encontró un mensaje en su espejo:     “Hermanito, siempre estaré a tu lado”.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

15 años, volviendo a relatar mi vida.

Tienda

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
19.09.18
25.05.18
Encuesta
Rellena nuestra encuesta