cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
Lazos fríos
Amor |
22.01.15
  • 0
  • 0
  • 1119
Sinopsis

.

El acto había sido frío, insulso, carente de toda emoción y negado de cualquier resquicio de bondad.

La luz débil y parpadeante de la pantalla del televisor escupiendo imágenes sin sentido iluminaba tenuemente un lado de la cama y un reflejo azulado bañaba sus cuerpos semidesnudos.

En medio del silencio que había vuelto a instalarse en la habitación empezó a preguntarse si algo así merecía la pena; sus pensamientos empezaron a hacer ruido dentro de ella y aunque quiso callarlos, no pudo.

Buscaba una respuesta, la misma que había intentado encontrar mientras reprimía un gemido agudo, mientras cada parte de su cuerpo se tensaba y exigía cada vez más atención, y la concentración que necesitaba para formularse la pregunta desaparecía con la última sacudida.

Recordaba el momento exacto a la perfección, pues tan solo habían transcurrido veinte minutos desde el último suspiro, desde su desvanecimiento sobre el colchón.

Volvía a ser ella misma, empezaba a contemplar las paredes que la rodeaban, su color triste y el aroma característico a sudor y sexo. Volvía a pensar con claridad.

Una parte de ella permanecía lejos y extendió una mano para acariciar la suya, en un intento desafortunado por demostrarle que seguí allí, aunque a él no pareciera importarle.

Mantenía su cuerpo girado hacia él, en su dirección, encogida en un ovillo, pero evitaba mirarle; en ese momento no podía soportar ver su mirada perdida en algún punto que ella no veía, su inexpresión, su vacío y su incapacidad para demostrar algún tipo de emoción.

No había nada reflejado ni escrito en su rostro marmóreo.

Hubiera preferido ver odio, maldad, soberbia, cualquier cosa le hubiera bastado para incorporarse sin albergar la duda y salir por la puerta sin sentirse herida.

Pero no tenía nada de eso a lo que poder agarrarse, así que permaneció inmóvil preguntándose qué había fallado.

Él pasó un brazo por debajo de su cuello y cerró los ojos.

Sintió su caricia pero no sintió su amor.

Después de todo lo que habían compartido no existía ningún lazo que los uniera. Sus cuerpos permanecian mudos después de decirse tantas cosas.

Tan solo el desmerecimiento, las sobras y restos de cualquier cosa que pudiera parecérsele.

Y no fue eso lo que le agujereó el corazón, sino la certeza de que tampoco lo necesitaba.

No necesitaba nada que él pudiera darle, más que lo que ya le había dado; caricias amargas, besos largos, y finalmente su acercamiento al clímax.

Pero nada más.

No echaba de menos conversaciones largas, ni miradas intensas.

Él nunca podría dárselas.

Por fin encontraba la respuesta a su pregunta, y era ésa.

Sabía lo que buscaba, y algún día lo encontraría en otro rostro, en otros labios, en otras manos.

Qué perfecto había sido aquel momento de ambos cuerpos fundiéndose, no paraba de revivirlo, pero no era suficiente. Nunca lo había sido.

Tenía todo lo que había querido y sabía lo que necesitaba, así que no le hizo falta más reflexión ni más tiempo a su lado.

Levantándose lentamente y apartándose del calor de su cuerpo aún excitado, le pasó una mano por el pelo suave y él le besó los dedos con un asomo de ternura.

No era suficiente.

Aunque su mente estaba confundida el corazón siempre sabía la respuesta.

Necesitaba salir de allí y no le importaría no volver a verlo.

Cerró la puerta con cuidado, sin hacer ruido, y sus pasos se fueron alejando, y la llevaron lejos, lo suficiente para empezar una nueva vida.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 43
  • 4.39
  • 476

Para lo que queráis saber y si os apetece hablar : lyed-yann@hotmail.es

Tienda

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta