cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

5 min
¡LEVÁNTATE CON FE!
Amor |
09.04.15
  • 0
  • 0
  • 545
Sinopsis

“Dios dame FE hoy y siempre, para seguir adelante”

Sé que hay montañas tan altas que no crees escalar, un horizonte tan lejano que no crees alcanzar; sé que la duda, la incredulidad y la indecisión son enemigos que hay que derribar y derrotar.

 ¡Levántate con Fe! En Dios está el poder para hoy vencer, si puedes creer, todo es posible si puedes creer; confía que es así aunque no puedas ver, no des lugar a dudas tan solo mucha FE.

Si puedes creer no importa, el milagro Dios tiene el poder, conforme a su voluntad se ha de hacer; declárate en victoria no hay de que temer si puedes creer, acaso has olvidado que Dios contigo siempre esta; que solo él puede abrir el mar para que puedas cruzar, en ti esta la decisión de ser un vencedor.

Para avanzar con firmeza en nuestra vida y objetivos levantémonos con Fe. La Fe es lo que nos hace fuertes en lo anímico y espiritual; la Fe es un don porque Dios es quien toma la iniciativa y viene a nuestro encuentro, es un Don que transforma nuestras vidas; porque nos hace en La misma visión de JESUS quien obra en nosotros, y nos abre el amor hacia Dios omnipotente y hacia los demás. La Fe está en el corazón de quienes se aceptan a si mismos, con virtudes y defectos; y que con firme convicción de que aunque la Fe no la veamos, la sentimos y es que Dios está obrando en Nosotros; y puede aparecer y crecer en quienes hoy no lo conocen. Somos hijos de una sola Fe al aceptar a Dios como una fuerza omnipotente (todo lo puede); todas las religiones cuyo centro de la vida es Dios, son como los dedos de las manos que señalan diversas rutas para llegar a nuestro amado Dios.

De manera particular mi razonamiento sobre la Fe es sencillo y digo: que ese ser supremo que ha creado todo, es lo que permite estar vivo y luchar en esta vida. Una persona que no encuentra y no practica el don de la Fe, no encontrara el camino para trascender; la Fe nos hace entender realidades que ningún ser humano podrá explicar, está dentro y fuera de uno mismo, es capaz de llevarla más allá de sus propios límites, nos habla sin palabras y nos guía por las rutas del bien; porque es una fuerza que se manifiesta como poder supremo.

¡Benditos aquellos que tiene Fe sin verla! La verdadera Fe no se acaba, no la derriba ninguna tormenta o desilusión, es tan grande e inmensa que no tiene medida. Cuando la encontremos y sea verdadera en nosotros nos revelara su fuerza y poder. Si la aceptamos ella nos guiara en nuestra forma de vivir y podrá verla cuando tenga físicamente en sus manos lo que mentalmente ha pensado tener. La Fe da el saber y da el poder, no halaga ni desprecia; solo pide toda la fuerza y voluntad del corazón.

Si hasta el día el día de hoy solo has relacionado la Fe como símbolo de religión, es tiempo de ampliar tu propia visión; y entregar sus diarias actividades  a esta. La Fe se encargara de incluir  el amor de Dios en todo lo que haces; que ponga fin a la desesperación y angustia, y comprobaras que cuando más está herido el espíritu y cuerpo, aparecen las soluciones que en otros tiempos eran imposibles. Tener Fe es girar nuestra vida, no con la vista; si no con el espíritu y corazón. La razón necesita muchas evidencias para arreglarse; el corazón necesita solo un rayo de esperanza, es que dejemos nuestros problemas en manos de Dios; y nos arrojemos a sus brazos antes de que al abismo de la desesperación. Fe es que descansemos en él y con humildad y lleno de Fe le digamos ¡Señor hágase tu voluntad y no la mía!.

Él se manifiesta, nos llena de luz, paz, amor y alegrías; tengo inmensa Fe y mi vida cambio. Hoy sé que la Fe obra milagros, cuando se convierte en voz de nuestro corazón.

Las cosas más bellas y maravillosas que la vida nos regala no se pueden ver ni palpar, solo se pueden acariciar con el espíritu.

¡Gracias señor! Por esta divina Fe que me has dado en Ti y en las personas, porque esa Fe que a veces se tambalea; pero que tu nunca dejas de fortalecer con tu bondad y amor. La Fe es la fortaleza del alma, y sin ella el ser humano se encuentra perdido. La enseñanza más grande que se halla dado. “Cristo en nosotros esperanzas de gloria”. Dios nos bendice y ama.

 

Por su atención: Gracias

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta