cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

2 min
¿Libertad?
Reflexiones |
03.08.15
  • 5
  • 2
  • 297
Sinopsis

No lo sé

Cuando pasaron los nueve meses, nací. Vi la luz del hospital, pensé que era libre que nunca más iba a haber oscuridad. Lloré de alegría, mi mamá me abrazo y todos festejaron que no nací muerta.

        ¿Ya está? ¿Se canta victoria?

        ¿En algún momento se garantiza la libertad?

No sé.

        De niña creo que fui libre, pero de niña uno cree que no es libre, porque ve a los adultos libres, si siempre te dicen que vas a hacer lo que quieras cuando seas grande. Que gran contradicción. Siempre tuve esa ilusa ilusión: de grande voy a hacer lo que quiera.

        Y lo hice. Pero no me dio libertad.

        En los primeros años de la adolescencia, creo que fui libre, pero siempre restringida por horarios, normas, mi madre: la ley. Cuando esa ley desaparece, porque ya no tiene ni voz ni voto, volví a creer que era libre, pero aparecen nuevas leyes, claro, ya no soy niña.

        Siguen los horarios, normas, y se incorpora la salud y el dinero. Por dios! Cada vez menos libre!

        Luche años contra esas leyes, no me podía adaptar, me sentía asfixiada. Correr, correr y correr.

        ¿Dónde estás libertad? Te busque toda mi vida.

        Limite extremo. Encerrada, ahora sí, no había dudas, había perdido totalmente la libertad. Tanto que la busque, encontré lo opuesto.

        Hoy, cinco años después. Vuelvo a mi nacimiento. Creo que soy libre, que nunca más voy a ver oscuridad, festejo porque no estoy muerta.  

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Desde antes de nacer estamos encerrados. Lo que más me dolió a mí es que los adultos mintieran con promesas del futuro. Ahora que estamos aquí, ¿cuáles se han cumplido? Es injusto, pero la propia vida ya es una ley en sí...
    Gracias
  • Era un fantasma, transparente e invisible. El agua inspira salvación. Quedarse casi sin aire, no ver la luz, para entender y disfrutar lo que vendrá.

    No lo sé

Tienda

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta