cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Lloré
Amor |
28.09.19
  • 2
  • 6
  • 296
Sinopsis

Al principio no entendia tu obsesion. Vomitabas sobre mi una bilis que consideraba fuera de lugar. Querias destruirlo todo. Querias destruirme. Por qué?, queria saber yo. Eras como los dragones escupiendo fuego, destructor, obsesionado, absurdo. Luego lo pude comprender. Lo que vomitabas no era bilis. Lo que escupías no era fuego. Era en el fondo amor. Y la bilis era a ti a quien más amargaba. Y el fuego era a ti a quien te quemaba al saber que yo no podía corresponderte. Y cuando comprendí eso, sentí pena y lloré. Lloré como hacia milenios que no lloraba, antes incluso al despertar del hombre sobre la tierra, cuando aun en el Olimpo vivian los dioses y yo les servia. Lloré como aquella primera lluvia que el cielo volcó sobre la tierra para que de ella germinara la vida.

Tu decias que yo era como un tifón porque lo arrasaba todo a mi paso, porque nada quedaba en pie cuando mi energia inundaba aquellos lugares que componian mi habitat. Yo a ti te llamaba tifus porque pensaba que todo lo contaminabas a tu paso, porque nada quedaba en pie cuando tu putrefacta presencia inundaba aquellos lugares que componian tu habitat. Comprendi entonces que tu amor hacia mí y mi rechazo eran en realidad las causas de esa concomitancia. El hecho de que tú me vieses a mí como vendabal y yo a ti como epidemia se debia solo a eso, al amor no correspondido. El tifón  y el tifus eran asi la consecuencia de una misma causa, el amor.

Siento tanto no poder corresponder a esos sentimientos tuyos. Quisiera hacerlo pero soy incapaz de desear a alguien de mi mismo genero. Asi de retrogrado soy. Yo también he vivido esa frustración y entonces era yo quien me convertia en tifus y lo contaminaba todo. Pero la vida sigue. Es despiadada pero sigue siempre. Y no queda mas remedio que luchar en ella, vomitar toda es mierda que llevamos dentro y que nos generan las frustraciones y los deseos insatisfechos. El mundo es una mierda pero es nuestro mundo. Los dioses hace tiempo que nos abandonaron. Ya solo somos carne putrefacta y sangre viciada. Pero somos nosotros, los unicos, los que se irguieron sobre sus patas traseras para dominar el mundo del que huyeron aquellos malditos dioses.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta