cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
Lo que obliga el amor
Suspense |
05.03.15
  • 5
  • 2
  • 728
Sinopsis

Las promesas se cumplen y el amor es una de ellas, ese contrato que se firma con respeto,cariño, fidelidad y sangre.

Se desliza letal a aquel escenario, un campo de batalla, quizás un campo de juego, ya no distinguía bien que era aquello... Los valores y los sentimientos se habían desvanecido como sombras en la noche, siendo consciente de que estos seguían ahí, ya que notaba su aliento en la nuca.

Se acerca poco a poco a su objetivo, era bella, era simple, era complicada como toda mujer, y a la vez inmaculada y sencilla como una figura sin rostro... No sabía que sentir, no sabía que hacer, pero tenía el protocolo, la mira puesta en sus labios.

La observa atentamente, sus ojos eran implacables en ese ambiente, y su experiencia en el juego, equiparable a la del diablo, porque pese a la falta de arrugas en su frente,él lucía bravas cicatrices en un corazón semejante al granito... 

Su mente una biblioteca repleta de versos, los tristes, los apasionados y los muertos, eso es lo que era él, un hombre muerto, un condenado que seguía vagando por un mundo con excusa tan barata como el calor de una mujer en estos tiempos... 

Se detiene en su apresurada acción, levanta los ojos, le ha visto, desde aquella fría terraza le ha visto, ha notado la mirada en sus desnudos hombros, en sus rosados pómulos ha sentido el bailar de la vista,y ha contemplado el cazador que la acecha... Siente un sin control de emociones... él no está nervioso, podria decirse que se ha percatado de que su presa puede con una mirada destruir todo un entrenamiento, con un chasquido en sus labios puede darle la satisfacción carnal que tanto ansiaba, o simplemente, con una huida puede otorgarle la excusa de que siente el miedo que se siente a la verdad, que siente la vida ante el último suspiro y con ello la razón por la que perseguirla, estrechar su frío cuerpo, calentarlo mientras poco a poco le entrega su vida.

Devuelve la vista a sus ojos, no son el objetivo, pero no puede proceder sin observarlos, va en el protocolo... 

Aguanta un segundo la respiración, aunque se hace eterno, el efímero instante que separa a la vida de la muerte le sabe a prisión ante su mirada, huele a purgatorio, es un tacto horroroso, porque sabe lo que va a hacer, ella sabe porqué él está allí...él solo está allí por una orden de un amo al que no conoce... 

Suelta el aliento acompañado de una frase, dos palabras, un instante, un susurro que no llegan a los oidos de su presa... Te quiero. 

Aprieta el gatillo, la bala impacta en medio del pecho,en un bestido rojo que adquiere un color más real al acabar la función... Permanece espectante pegado a la mira mientras aquella pluma se desploma elgante en el suelo de marmol. Baja tembloroso las escaleras, apenas unos minutos la distancian de ella.

La abraza, nota como le entrega el calor, su vida, ahora realmente está cumpliendo la promesa que le juró una vez en un altar, le daba toda su esencia, y esta le manchaba el smoking de un rojo del que nunca desearia deshacerse. 

La agarra como la agarro el primer día, la besa absorbiendo el último calor que desprenderían nunca sus labios, deja una rosa en el orificio de la bala. Por tí mi amor, para siempre. Y estrecha su frío cuerpo, calentandolo mientras poco a poco le entrega su vida.

Recoge el fusil de la azotea, y desaparece, como desacareció la luzde los ojos de su mujer, como desaparecio la fidelidad. 

Aún así te quiere puta y por ello ha hecho esto.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 83
  • 4.67
  • 14

Soy un gilipollas, pero un gilipollas encantador.

Tienda

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
19.09.18
25.05.18
Encuesta
Rellena nuestra encuesta