cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

6 min
LOS COLORES DE LA VIDA 2
Reales |
25.03.22
  • 5
  • 6
  • 611
Sinopsis

Eduardo sintiéndose muy afectado por la experiencia que había tenido de su visión del aura blanca de la dueña de aquel comercio que había sido una clara señal de su muerte, decidió contárselo a su amigo Javier en el bar de Pedro ante una bien elaborada Gin-tónic.

- Ya ves. Si antes yo era un tipo raro, ahora lo soy más - le dijo Eduardo a su amigo con una amarga sonrisa.

- Bueno, hombre no te preocupes. Lo que tienes que hacer es ir a un buen oftalmólogo a ver qué te dice. A lo mejor lo que te sucede no es tan grave. De todos modos ya sabes que puedes contar conmigo para lo que sea - se ofreció solícito su vecino.

- Gracias, chico...

De súbito, aquel gesto de camadería de Javier, suscitó que el pintor captara enseguida una "brisa" de color verde que irradiaba su amigo, cuyo significado era que él era un sujeto honesto, positivo y cordial. Era el color de la esperanza que Javier se esforzaba en transmitir al pintor.

No tardó en llegar el sábado por la tarde y Eduardo, en compañía de Pilar fue recibido en el lujoso domicilio de los progenitores de ésta, el cual se encontraba en un señorial inmueble de la céntrica calle Aribau.

Ignacio, el padre de la joven que era un hombre alto y delgado y bastante calvo le saludó con cierta afectación.

- Encantado de conocerle joven- le dijo el dueño de la casa dándole la mano.

Los dos hombres tomaron asiento en una elegante sala de estar, dispuestos a saborear un buen café.

- Mi hija dice que es usted escparatista; y también que tiene el "hobby" de pintar cuadros - le dijo con voz pausada Ignacio.

- Sí, así es señor. Cuadros al óleo.

- Muy bien, muy bien. Pero sepa usted que mi hija está muy bien acostumbrada, y con la pintura a menos que sea usted un genio o que tenga un golpe de suerte, cosa muy difícil hoy en día, se gana una miseria con ella. Fíjese en el pobre Van Gog que fue más pobre que una rata y sus cuadros sólo se cotizaron después de su muerte.

- Bueno, yo tengo mi trabajo, además de pintar. No vivo del aire - replicó Eduardo bastante molesto por la prepotente actitud del padre de Pilar.

- Claro,claro... Pero fijese bien en lo que le digo. En la vida lo único que cuenta es la oferta y la demanda. El valor del dinero. Usted puede ser un genio del Arte; una buena persona, pero  si no tiene pasta nadie le querrá. ¿Estamos? La poesía, la estética, la mística no son más que una simples ilusiones de cuatro fantasiosos que nada tienen que ver con la realidad mundana - insistió Ignacio en un tono agresivo.

En aquel instante irrumpió en la sala de estar un sujeto corpulento que solicitó hablar con Ignacio a solas. Ambos se retiraron al pasillo y Eduardo pudo escuchar un diálogo que le puso los pelos de punta.

-¡Ya te dije que este Fargas es un flojeras, un cobarde, que si lo pilla la policía no tardará en hablar. Y si esto ocurre ya nos podemos despedir de nuestro negocio de distribución de la "mercancía" y podemos ir al "talego"!. - gritó exaltadamente Ignacio.

- Bueno. ¿Y entonces qué me recomienda que haga jefe? - preguntó el hombre corpulento.

- Deshazte de él pero sin dejar huellas. Tú ya me entiendes.

Ignacio regresó a la sala de estar donde estaba Eduardo, mas éste que se sentía totalmente alterado por lo que había oído, vio que el dueño de la casa estaba enmarcado en una aura de un desagradable color negro, que está relacionado con la ira y la muerte. Asimismo entró en la estancia Pilar para estar cerca del pintor, y éste volvió a ver que ella seguía irradiando aquella aura de color marrón oscuro que indicaba una radical codicia y rencor.

Como es de imaginar Eduardo se inventó una excusa y se fue de aquella vivienda a toda prisa con el propósito de no volver a ver nunca más a Pilar. Por lo visto se había equivocado con ella puesto que aquel clan pertenecía al crímen organizado.

No obstante Eduardo no tuvo que despedirse de Pilar, dado que el tal Fargas fue detenido por la policía antes de que le sucediera algo malo y habló por los codos; acusó a la delincuente familia por lo que ésta cayó en manos de la Justicia.

Pero Eduardo tenía que saber a qué atenerse con su singular fenómeno, Así que visitó a un oftalmólogo como le había sugerido su amigo Javier, y el facultativo que era un hombre de mediana edad, después de haberlo examinado detenidamente le dijo:

- No veo nada anormal en sus ojos. Por lo que usted me cuenta, le recomiendo que vaya a ver a un neurólogo.

- ¿Un neurólogo?

- Sí. Lo que parece que a usted le sucede, más bien tiene que ver con lo que se llama "el tercer ojo";o un sexto sentido que se cree que está en la glándula pineal, el cual al estar estimulado por algúna circunstancia, puede vislumbrar el aura de las personas - le explicó el especialista.

- Vaya...

- Bueno. Hoy en día esto no es tan raro.Como se sabe la materia y la energía son dos aspectos de la misma realidad - dijo el oftalmólogo emulando a Einstein-. Ya en el año 1939 el técnico de electrónica ruso Kirlian inventó una máquina que fotografía el aura de todo ser vivo, que no es más que la radiación que dicha energía desprende. Si no le molesta ver el aura de la gente este fenómeno le puede ayudar a catalogar mejor a las personas. No dejarse engañar por las apariencias.

- Yo soy pintor, y me siento muy vinculado con los colores. No me molesta este fenómeno.- dijo Eduardo.

Cuando el pintor salió de la consulta se dijo que era una lástima que sus conciudadanos andarn tan ciegos en esta vida.

                                                FRANCESC MIRALLES

-

-

 

 


 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Me gustó la segunda entrega. Para tu protagonista los colores influyen en el estado de ánimo, ya que él es una manifestación clara de esa explosíon que siente como artista, percibiendo la toxicidad de las personas, bien por su expresión corporal, o través de su personalidad, y no quepa duda que la mafiosa familia carece de aura blanca. Y qué decir de Pilar que ni entiende ni apoya su arte, sólo el materialismo de una familia corrupta. Buen relato. Un saludo afectuoso Francesc.
    Francesc, realmente sería una bendición el poder intuir el alma de las personas y una desventaja para los que van con una máscara. Como esa familia, de la que se libra gracias a su visión del aura. Me gustó el relato! Un abrazo!
    Pues vaya con la familia de Pilar, menudos mafiosos. El final me resultó un tan aséptico, con esa explicación científica del fenómeno que, obviamente, convence, pero que deja con un sabor agridulce en la boca a los que gustamos de los misterios y lo paranormal. Buen relato en cualquier caso. Felicidades, Francesc
    Bárbaro! Muy buen relato, Francesc.
    Son momentos bendecidos de percepciones idílicas propias del ámbito artístico. Sucede entonces, que la inspiración del artista nace y se transporta más allá de su propia mente bajo un estado de éxtasis hipnótico llamado frenesí o locura divina. Todo dentro de un mundo surrealista y mágico, natural y hasta causal. Las pinceladas, las formas y las palabras se suceden casi por inercia, sólo las huellas delatan la obra. Por ahora, la familia de Inés se ha llevado los colores de la vida asignados a Eduardo. Buen relato, francesc. Crucé y caminé por la acera contraria, pero lo importante es el contenido que bien has escrito. Saludos..
    Desconozco si tú relato, perfectamente narrado y de sumo interés por el contenido, sea de inspiración ficticia o no. Lo cierto del caso, es que ya existen estudios científicos , por ejemplo en tu pais, atribuido a investigadores de la Universidad de Granada,(no estoy segura si fue en el 2012) que han concluido que la capacidad de "ver" colores, es producido por un fenómeno neuropsicológico, llamado sinestesia. Es decir, ofrecen una versión científica sobre la lectura del aura. Por vía Web conocí el informe, inclusive, mencionaban los nombres de los profesionales. Un abrazo!!
  • En una playa determinada un grupo de amigos discuten sobre la manera de ser de una mujer un tanto misteriosa.

    Una reflexión sobre un lector de consumo que conoci en una ocasión.

    A un sujeto que al que nadie le presta atención, un conocido le propone una solución para que su vida en cierta medida cambie de rumbo.

    Hay veces que una persona sin pretenderlo se ve implicada en ciertos aspectos insospechados de la mente humana. Pues en muchas oasiones no soñamos, sino que somos soñados...

    En una época la censura oficial se ensañaba en cualquier obra de arte, pero de alguna manera sigue viva y coleando. Tal vez los jóvenes que se dignen leerme, pensarán que estoy hablando de otro planeta.

He realizado estudios de psicologgía profunda y metapsíquica:; he publicado relastod en algunas revistas; y hace años que colboro y llevo tertulias literarias.

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta