cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Los ecos del estómago
Fantasía |
24.04.06
  • 4
  • 1
  • 1233
Sinopsis

Hay quien alaba sobremanera la cocina de Domingo Estrada y por el contrario, a quien le parece una tomadura de pelo. También es cierto, que ese concepto varía mucho dependiendo de quienes visitan su restaurante, si lo hacen las gentes de fuera del pueblo, éstos quedan sorprendidos por la minimalista e innovadora presentación de sus platos, por el contrario, si quienes le visitan son los viejos conocidos, los que le han visto crecer, entre risas que ocultan un tono más que serio. Aluden sentirse estafados y no solo en lo que al bolsillo se refiere, puesto que a veces las quejas las formulan por escrito, de viva voz o bien por los ecos de un estómago incompleto.

Una de las anécdotas que circulan por el pueblo -y ya todos sabemos como aceleran en las esquinas las noticias en los pueblos- cuenta que su abuelo, durante la segunda visita al restaurante de su nieto, llevó consigo un hueso de pollo, unos fideos y dándoselos al cocinero le impuso las instrucciones precisas de cocción, punto de sal y a poder ser, le añadiera un buen trozo de chorizo. Visto lo contado, sobra añadir que Domingo Estrada tuvo que sucumbir y rendirse a la evidencia de que los años en la Escuela de Nueva Cocina en Santiago, el tiempo y dinero invertido en su formación, los cursos de actualización recibidos en los últimos meses, no le servían de mucho en aquellas tierras, por lo que sumido en una renovación empresarial y al mismo tiempo en lo que él mismo denomina: “Incapacidad de desarrollo profesional”, cambió el “Restaurante Estrada”.reconocido con cuatro tenedores y alguna estrella que otra en guías de prestigio, por el “Estrada Menús”.

Hay quien alaba sobremanera la cocina de Domingo Estrada y por el contrario, a quien le parece una tomadura de pelo. También es cierto, que ese concepto varía mucho dependiendo de quienes visitan su restaurante, si lo hacen los viejos conocidos, los que le han visto crecer, éstos quedan sorprendidos por el toque de sazón de sus platos y lo abundante de su presentación, si por el contrario, los visitantes provienen de fuera del pueblo, se sienten defraudados con la cocina del renombrado Chef.
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 1
  • 4.0
  • -

Tienda

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta