cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Los Guantes De Tela
Terror |
29.12.15
  • 4
  • 5
  • 2205
Sinopsis

Una chica llamada Sara, compartía el cuarto conmigo, en la facultad de derecho de Harbar, la verdad desde que la vi, no me dio buena espina. Ella me daba miedo. Su forma de vestir era anticuada, usaba unas gafas de lente grueso. Sara lucia como la típica chica nerd del curso; también tenía el repulsivo e insoportable vicio de comerse las uñas. Esto me desesperaba tanto.

Recuerdo una vez que trate de impedir que siguiera  con su manía, pero por poco y me pega la niña. Después de eso, no me atreví a decirle nada.

Hace poco, mientras me daba un respiro de largas y arduas lecturas. Me quede dormida en mi cama. Y sin darme cuenta; Sara estaba sentada sobre el suelo, contemplando mis largas y saludables uñas.

Sus manos eran ásperas y sus dedos estaban agrietados, debido a una infección epidérmica. Así que su desagradable tacto me despertó sobresaltada.

- ¿Qué estás haciendo Sara? Le pregunte asustada.

- tienes unas uñas muy hermosas. Me dice con un extraño brillo en sus ojos.

Rápidamente reacciono, me paro de la cama y agarro un libro al azar, salgo de la habitación. Sara se queda mirándome al cerrar la puerta, sus labios dibujan una sonrisa perturbadora.

Eran  las 6:30pm, entró al dormitorio; al parecer Sara no está. Me siento a leer algunos apuntes de mi libreta, miro el reloj, ya son las 12:10pm me coloco la pijama y me acuesto, justo cuando logro conciliar el sueño. Llega  Sara; yole doy la espalda.

- ¡buenas noches! Me dice al oído, antes de que yo reaccionara, ella me tapa la nariz con un trapo impregnado de formol. Logrando que perdiera el conocimiento.

Mientras yo estaba inconsciente, Sara comenzó a comerse mis uñas de una manera desaforada, al igual que un gusano, cuando se come una hoja verde y fresca.  Su saliva se adhería a mis dedos… 

 Al día siguiente, desperté con un fuerte escozor en mis dedos, al verlos me horroricé…Sara se había acabado con mis esplendidas uñas. Me las dejo al límite de la cutícula. Ahora mis dedos ya no tenían uñas que admirar. Lo único que puede lucir sobre mis manos fue unos guantes de tela.

Desafortunadamente Sara se escapo esa misma noche. Los días, las semanas y los meses pasaban, y mis uñas no crecían; me aplicaba de todo, pero nada resultaba efectivo.

Toda mi vida debí usar estos malditos guantes de tela. Y para completar mí desgracia. Sara me había contagiado de su infección epidérmica. Fuera de no tener uñas, mis manos y dedos se estaban agrietando hasta sangrar.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Yo puedo resistir todo, menos la tentación.

Tienda

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.06.20
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta