cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

6 min
Los Monos Cap. 4
Ciencia Ficción |
17.05.15
  • 0
  • 1
  • 527
Sinopsis

Juan Rise entra en acción en un ambiente post apocaliptico. Serie por capítulos. No olvide leer los otros capítulos.

Capítulo 4

" Back to life "

 

Los monos hicieron esto, mostrándome el cadáver y la pierna.

Ok, tomen sus armas, yo voy al último si me hacen un moviendo raro, los mato.- dije traspirando.

Caminamos por el pasillo, los hombres se movían como profesionales.

Por que no tenian armas?, Que mierda eran los monos?- preguntas y nauseas en mi cabeza.

Respiraba agitado, tenia hambre y sed, creo.

Salimos a una calle típica latinoamericana, con hoyos re-re tapados, papeles y comida en la acera, sin  señalética y uno que otro perro o paloma aplastada en la calle.

Lo extraño es que no había nadie, ninguna persona. En la calle, había autos, negocios abiertos, hasta se escuchaba música ranchera a lo lejos, pero ninguna persona, era como si todos se hubieran ido, todos hubieran arrancado de un terremoto, o si algo o alguien hubiera asustado a la gente, simplemente no estaban, habían desaparecido.

De pronto, se oyó una estampida, un ruido ensordecedor, a lo lejos una polvareda y gritos, miles de gritos, miles de voces guturales.

Son los monos.- grito el de la AK 47

Tenemos que movernos rápido.- dijo el ahorcado

En la esquina sentí una bocina, venia de un  Nissan v16 enchulado, con un chicano ( ahora si los reconozco) haciéndonos señas.

Corra hacia el auto, nosotros lo cuidamos desde aquí.- me dijo el del machete

Los gritos y la polvareda se fue acercando rápidamente

Vi a un niño de 10 años corriendo y gritando, vi ancianos y vi jóvenes, vi al de la AK 47 disparar contra ellos , vi a un hombre morder el cuello de este, vi gritar al chicano, vi niños, mujeres y hombres abalanzarse sobre él, como animales con rabia, mordiendo su cuerpo con angustia con ansias, con hambre, si, con hambre.

Corrí desesperado y me subí al auto. En la radio, música clásica.

Prendí un cigarro y lloré, lloré como hace tiempo, llore como cuando torture a mi primer prisionero, pero con miedo, llore hasta que llegamos a destino, no lo podía creer, no sabia si esto era un sueño, no sabia que estaba pasando, ¿Donde estaba mi familia? ¿Donde estaba mi hija ?, ¿Que le habrá pasado a mi hija?, ¿Que eran estas cosas?, ¿Que mierda había pasado?.

Anduvimos como media hora por una carretera larga y vacía , los 2 callados en el auto escuchando a Mozart de fondo, cuando entrábamos a la 9 de Julio supe donde estábamos, había estado allí para la operación Cóndor, me acuerdo de esos días con nauseas y sabor amargo en la boca. 

El conductor era un joven de unos 20 años, pelo negro, tez oscura de 1.70 mt. con algo de sobrepeso sin polera, un tatuaje de dragón en el tórax, con un short negro y zapatillas caña alta.

Tenia la cara de los que habían estado en la cárcel o iban hacia ella.

Esta música los calma algo, por eso se las pongo.- dijo, mirándome por el retrovisor

Yo lo mire callado.-

Debe estar un poco confundido usted.- dijo sonriendo

Tenia acento peruano o ecuatoriano.

¿Como te llamas?.-pregunté

Javier Quispe pa servirlo a usted.-

Boliviano.- pensé

Saqué el arma y se la puse en la nuca.-

Mira Javier Quispe. Si, estoy un poco confundido, me desperté hace una hora veo gente comiéndose a otras, no se donde estoy, mi hija no me contesta el celular, vi niños que parecen animales y estoy hablando con un boliviano en un auto que no se para donde va, así que para el auto y me lo explicas todo, antes que te pegue un tiro.

Javier no se inmutó, tomo el diario que traía en la entrepierna y lo tiro para atrás.

Lea.- me dijo

Era una edición corroída de la Razón del Perú, en la portada con letras grandes y rojas decía “El Fin del Mundo llegó” abajo algunas fotos de pilas de muertos en distintas partes del globo, en las paginas interiores decía.

“Lima 28 de Octubre de 2011.

Millones de muertos y heridos a dejado la una llamarada solar que ocurrió hace 3 días, se calcula que aproximadamente un tercio de la población humana ha fallecido y un tercio ha mutado a una forma menos evolucionada de vida debido a la destrucción de su cerebro por las partículas solares,  los daños más graves han ocurrido en el hemisferio norte donde la población ha arrancado hacia el sur debido a la gran cantidad de ……. “

2011, eso quiere decir que estuve encerrado 1 año en ese ataúd de vidrio.-

No pues.- dijo Juan, lo han estado torturando un año pero no se acuerda, por la drogas pues,  usted sabe como es eso no.-

Pentotal o propofol a altas dosis.- pensé.

Además ha pasado más de un año ese diario es antiguo, hoy creo que es  como 18 de febrero.-

De que año.-

Pues 2012 que cree usted.-

Ok, y porque torturarme a mi un simple librero chileno.-

Pues por el mapa, usted tiene el mapa no?.-

Este papel de mierda, pero no se ni lo que significa.-

Bueno ellos no sabian eso.-

Ellos quienes.-

Pues "Ellos" la gente de plata, pues.-

La gente de plata?.-

Si pues, ellos la gente que queria esclavizarnos a todos, bueno a todos los monos.-

Bueno y por que no solo se llevaron el papel.-

No alcanzaron, murieron,  con la 17ª llamarada solar y el resto esta escondido en Bunkers pero todavía existen capataces que lo buscan pensando que usted tiene la respuesta.-

Y mi hija, ella esta en Chile.-

Bueno pues no sabemos lo que paso allí ya que fue donde primero se cortaron las comunicaciones.-

Puta.-

¿Tengo que verla saber como esta?, ¿Como puedo ir para alla?.-

Bueno pues, preguntemos en la Organización después de ver el papel.-

Y que tanto con ese papel,.-

Bueno la leyenda dice que ese papel tiene el plano de la maquina que puede controlar a los monos y teminar con las llamaradas.

No sabe todo lo que nos costo ubicarlo Juan a cuanta gente tuvimos que sobornar, torturar o matar.-

Sobornar o matar.-

Sobornar con que, si no hay nada.-

Pues con comida pues Don Juan.-

Comida y agua son la moneda de hoy.-

Y el gobierno, ¿Que paso con las autoridades?.-

Murieron, o fueron comida para monos, los pocos arrancaron al mar y no se sabe más.-

Pues, yo me voy pa una isla asi me quiero morir, por lo menos que no me coman esos putos monos.-

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • agradezco comentarios y valoraciones gracias
  • Este relato no tiene valoraciones
  • Juan Rise entra en acción en un ambiente post apocaliptico. Serie por capítulos. No olvide leer los otros capítulos.

    Tercer capítulo de la serie Juan Rise se enfrenta a sus demonios en un territorio apocaliptico. Serie por capítulos.

    Continúa la historia de Juan Rise, el jubilado de pasado turbio involucrado en un conflicto apocalíptico. Serie por capítulos. Capítulo 2

    Juan Rise, un jubilado con pasado oscuro, entra sin querer en un complot internacional, en un clima de Apocalipsis. Serie por capítulos.

  • 5
  • 3.0
  • -

Ficción y música

Tienda

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta