cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

5 min
Los principios del desencanto
Reales |
11.03.13
  • 4
  • 7
  • 2129
Sinopsis

http://480kmdepalabras.blogspot.com.es/2013/03/los-principios-del-desencanto.html EDITADO Y CORREGIDO.

Vagabundeaba entre callejones de Plaza Real con Hanna y Cata, habíamos estado en un par de bares pero el ambiente estaba bastante muerto. Conseguimos una botella de vino en el badulaque y nuestra intención era tirarnos en el parque un rato.

Me estiré en el suelo fumando, mirando el cielo sin estrellas de Barcelona. Ellas estaban sentadas en el columpio, echándole tragos a la priva. Había bebido bastante pero ni eso ni la música hacían que tuviera ganas de seguir con la fiesta, todo ese ambiente no me interesaba, y siempre salía de casa pensando que esa noche sería diferente a todas las demás. Los días de risas y saltos se habían quedado atrás, mirar a la Luna no me hacía querer aullar, simplemente.

Hanna y Cata se habían acostumbrado a que ya no hablara ni siguiera sus discusiones sobre poetas o músicos. El arte estaba bien, no le pasaba nada a la literatura ni a los cuadros. Pero podías quedarte ahí contemplándolo y hablando sobre ello o pasar a la acción. Producir para consumir ya no me llenaba de ese romanticismo destructivo y la gente, y las drogas y sus charlas no conseguirían jamás hacer brillar el cielo nocturno.

Me dijeron de ir a la única discoteca que quedaba abierta tras meterse la merca. Entramos a Boulevard y eso suponía música comercial a toda castaña. Las luces de estos sitios nunca me habían gustado, y las veía entrecortadamente sacudirse sobre sus tacones. En una de esas me mareé sintiendo que me iba a desplomar. Salí a todo meter a la calle y vomité entre coches.

Marqué su número con todo ese desencanto.

Unos minutos más tarde y me encontraba subiendo las escaleras hacia el piso de Isaac. Hice sonar el timbre y me recibió con una sonrisa. Aún seguía viviendo en el mismo bloque de El Raval, con sus techos altos y olor a curry. Sonaba algún tema de Lou Reed y me ofreció una Franziskaner.

-La cantidad de entropía del universo tiende a incrementarse en el tiempo-dijo- , es normal que todo tienda a una cierta decadencia dentro de todo ese desorden. Es el segundo principio de la termodinámica, la física ya dice que todo nos conduce al caos.

-Pues que quieres que te diga, yo sigo confiando en ese caos, tío. Quiero decir, eso significa que todo acabará en un cambio, algo jodidamente nuevo y desconocido a lo que nadie haría frente si no estuvieran obligados. A lo mejor entonces alguien tendría alguna puta idea buena-dije-. Pero no tengo estudios, aquí el que controla eres tú.

-Las matemáticas no fallan por el momento. Es en lo único que confío–me miró con una expresión jodida–. Antes confiaba en ti y mira como terminó. Pero dentro de ese caos no existirán las ecuaciones. Entiendo que a una persona como tú, la anarquía le es más fácil que asumir cualquier ley.

- Vamos Isaac, ya te dije en su momento que sentía haberme follado a otro tío-sabía a lo que se refería.

-Teníamos una relación. Dentro de eso, se supone que hay unas normas.

- La razón a veces es un sin sentido. A ver, no somos solo materia medible.

-Desde luego tú eres todo alma. Y nosotros, los físicos, solo dominamos este plano-dijo.

-Quizá haya un puente de conexión entre esos dos mundo-le dije subiéndome la falda para asomar muslo.

-¿Cuál?

-El cuerpo.

Le quité la botella de la mano y me deshice de ella dejándola en la mesa. Le respiré en el cuello y reaccionó tirándome sobre él y abriéndome las nalgas con fuerza. Llegamos a la cama haciéndolo a medio vestir. Para el segundo ya no llevábamos ninguna prenda.

Estaba fumando el piti de después cuando cogí de la mesita el cenicero y vi la foto.

-¿Quién es?-le dije sacudiendo la ceniza.

-Mi novia.

-No pensabas decírmelo, joder.

-No me mires así, no has preguntado nada al respecto–dijo.

-Hostia Isaac, nosotros terminamos por una mierda así. Me gustabas realmente.

-Al llegar al cero absoluto la entropía alcanza un valor mínimo y constante. Tercera ley de la termodinámica-dijo.

-¡¿Con eso qué mierda intentas decirme?!

Me estaba cabreando y él lo sabía, se divertía con aquello aunque continuaba con esa expresión jodida.

-Una vez que el caos llega, lo hace para quedarse –dijo- . Tú lo trajiste a mí. Ya no existen reglas.

Volví a Boulevard y llegué justo cuando Cata y Hanna salían de la discoteca, bastante perjudicadas.

-¿Dónde estabas tía? No hemos parado de bailar ahí adentro.

-Solo he tenido un pequeño desencanto-les dije-.Oye, ¿sabéis algo de física?

-No, nena, nosotras controlamos más el tema de química-dijo Cata.

- La que nos metemos por el tabique- dijo Hanna.

-O en vasos, pastillas, fumada, inhalada o en forma de lavativa –volvió a decir Cata mientras se partían el culo.

Les dije que las quería, las abracé y volvimos hacia casa.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Felicidades, este relato forma parte de la ANTOLOGÍA de tusrelatos.com este es el link: http://www.tusrelatos.com/relatos/antologia-de-tusrelatos-dot-com-tienes-un-buen-relato-que-mas-gente-deberia-leer
    Me ha parecido un relato muy bueno
    Un relato estupendo con unas reflexiones interesantes. Definitivamente lo aplaudo
    Vaya filosofia y erotismo. Yo quiero verme esa pelicula. Pago la boleta de una vez Cuando salga en cine, aunque muy seguramente disfrutaria menos que leyendo este ingenioso relato.
    Creo que no le has dado toda la importancia que tienen estos últimos relatos tuyos. Creo que estás desarrollándonos de una forma magnífica. Mezclas ciertas realidades "extrañas" con una realidad más mundana, de bar, de noche, de luces de una forma muy buena. Tienen un trasfondo que sólo se deja ver lentamente a través de las decisiones de los protagonistas. Muy bien usada la entropía y muy buena salida al final con ese abrazo. La entropía es un concepto triste. Siempre imagino un cielo lleno de estrellas cada vez más lejanas, de soles apagados, de una masa vacía de sentimiento puro, de una existencia sin la anatomía de las esferas. Aquí es caos, pero el caos, al final, se agota y es entropía
    Todos evolucionamos. Tú lo haces a mejor, tus relatos maduran y se van permitiendo, ahora, filigranas termodinámicas. Lo cortés no quita lo valiente. :)
    Una verdadera belleza. La mezcla de ilusiones frustradas con reflexiones sobre termodinámica es muy original y muy sugerente. Un gusto. Saludos!
  • www.luciaclementine.blogspot.com

    www.luciaclementine.blogspot.com

    SUPONER ESTA BIEN Ender me enseña a mentir en los relatos. Bueno, a mentir a medias. www.luciaclementine.blogspot.com

    Para suavizar los largos de últimamente www.luciaclementine.blogspot.com

    Mi primer largo. Sólo para valientes. www.luciaclementine.blogspot.com EDITADO Y CORREGIDO.

    Relato publicado en el blog www.480kmdepalabras.blogspot.com

    http://480kmdepalabras.blogspot.com.es/2013/03/los-principios-del-desencanto.html EDITADO Y CORREGIDO.

    Por favor, si hay algún psicólogo en la sala, que visite a cada uno de mis amantes. www.luciaclementine.blogspot.com EDITADO Y CORREGIDO

    Relato en plan ejercicio para salir de lo que estamos acostumbrados. Idea de inicio del texto hecha por el pesado de Venerdi.

    Aprovechando que ya a pasado San Valentín y sus cosas. http://luciaclementine.blogspot.com.es/

  • 22
  • 4.37
  • 533

Jazmín, tabaco, jack daniel's

Tienda

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta