cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

5 min
Lujuria
Terror |
23.03.15
  • 5
  • 1
  • 655
Sinopsis

De la saga de los siete pecados capitales se desprende esta historia que cambiará tu forma de ver la realidad y de percibir las sensaciones.

 

LUJURIA

La primera vez que pasó tenía quince años. Mi mamá nos había construido habitaciones individuales a mí y a mi hermano. Éramos una familia pequeña, mi papá, mi mamá, mi hermano y yo. Vivíamos en un pueblo alejado del centro de la ciudad. Las noches eran tranquilas y los días cálidos. Por la mañana caminábamos con mi hermano, un kilómetro hasta la escuela, donde nos impartían las clases básicas del estudio. Una noche, estando en mi habitación, escuché un ruido que provenía de mi armario. Me levanté y esculqué dentro; pero no encontré nada. Pensé que nuestro gato había estado ahí y rápidamente había salido. No sentí miedo, no sentí angustia, realmente no sentí nada. Me volví acostar y al poco tiempo me dormí.
Esa noche soñé que me encontraba perdida en un bosque. Buscaba la salida; pero no me era posible; porque cada vez que lo intentaba, el bosque cambiaba su forma y volvía a extraviarme. Caminando me encontré con un caballero, de muy buen aspecto, de hermoso parecer, con un cuerpo extraordinario. 
A mis quince años sabía reconocer la belleza de un hombre, así que me dejé llevar por sus palabras y en un rincón del bosque fui suya. Desperté por el sonido de la alarma, mi ropa interior estaba mojada, mi ser entero sentía algo extraño, en ese tiempo ignoraba que lo que mi cuerpo sentía se llamaba excitación. 
Al volver de la escuela quise recordar el encuentro con aquel hermoso caballero; pero mi mente no recordaba mucho. Comencé a leer una novela romántica. En la novela había mucha pasión. La pareja protagonista de esta historia, era una pareja joven con muchos deseos sin cumplir. La historia me envolvía cada vez más. Entre más páginas devoraba, más insaciable se hacía el apetito de leer. Recuerdo que leí la mitad de la novela en esas tres horas que estuve leyéndola. 
Llegó la noche y con ella esa sensación extraña de saber que posiblemente en el sueño, volvería a ver a ese caballero. 
Mi cuerpo lo pedía, mi mente lo deseaba, algo dentro de mí quería que pasara. Me dormí cuando el reloj marcaba las once de la noche. Aparecí de pie en un puente. Observaba la lejanía que se dispersaba entre las nubes. Unas pisadas suaves comenzaron acercarse. Mi corazón latía muy fuerte, mis piernas estaba debilitándose, mi ser entero sabía quién era aquel misterioso personaje. Llegó y me tomó de la cintura. Comenzamos a bailar sobre aquel puente. Sus besos devoraban mis labios y sus manos inquietas encendían mi cuerpo. Esa noche me entregué de nuevo a él. 
Pasaron los años y dejé la adolescencia atrás. Nunca me atreví a tener un novio, puesto que para mí no había hombre más hermoso y atractivo que aquel caballero que me visitaba por las noches. Cumplí veinticinco años y aquel personaje me visitó todos los días sin falta alguna. Pero todo cambiaría una noche del tres de marzo del año 1995. Yo me disponía a dormir como lo hacía cada noche, esperando encontrar a mi bello príncipe tendido en la cama totalmente desnudo; pero lo que encontré no fue un príncipe, ni mucho menos un hermoso caballero. 
En aquella noche vi a un monstruo con cuernos, de piel negra y áspera, recostado en la cama, envuelto en sábanas blancas. Con sus manos grandes y huesudas me llamaba para me recostara al lado de él. Yo sentía miedo, mi ser se estaba acobardando, nada era como siempre había sido. Algo dentro de mí me decía que lo que miraba, era lo que siempre tuve entre en mis brazos; pero estuve ciega, estuve enamorada. No importaron los moretones que pintaron mi cuerpo por diez largos años. No importaron las veces que mi órgano reproductor sangró sin cesar cada noche después de sus visitas. No importaron los rasguños que en mi espalda se tatuaron. 
Nada de eso importaba para mí; porque lo amaba, lo deseaba, lo necesitaba. 
Esa noche me negué a entregarme a él. Se enfureció, sus ojos saltaron de coraje y de rabia. Se puso de pie y me impactó varias veces contra las paredes de aquella habitación. 
Fue una tortura, fue una pesadilla, eso dejó de ser un cuento de hadas. No se conformó con lastimarme, con herirme o humillarme, sino que encima de todo, me buscó incansablemente aún cuando no dormía. 
Estuvo visitando mi casa por varios meses. Yo le pedí al sacerdote que echara agua bendita porque sentía temor y vergüenza por lo sucedido. Aquel siniestro personaje me llamaba. Su voz era como estruendo y me infundía miedo con tan solo imaginármelo. Ya no quería nada con él, ya no lo deseaba; pero él no lo entendía. 
La última vez que lo vi rondar mi casa, fue el verano pasado. Su silueta se colaba por las ventanas y su voz me llamaba desde fuera. Podía ver sus cuernos en las sombras y mi cuerpo podía sentir incluso sus garras rasgando mi piel. 
Ahora estoy segura, sí, estoy muy segura. De estas paredes blancas nadie podrá sacarme. Nadie podrá lastimarme ahora. Solo existo yo y nada más que yo. Yo le llamo a esto hogar, aunque muchos lo llamen manicomio.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 27
  • 4.33
  • 494

Soy una persona que disfruta redactar historias cotidianas y un poco extrañas. A veces están en mi mente y otras veces en el ambiente.

Tienda

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta