cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

36 min
Madame Grajza . Capitulo I
Varios |
13.07.18
  • 5
  • 2
  • 226
Sinopsis

Madame Grajza 

 

 

 

 

Habia llegado a Lisboa por motivos de trabajo . La multinacional Kinsterbunch a la cual pertenezco me destinó alli temporalmente . Hasta entonces , solamente habia viajado al sur de  Portugal  y en vacaciones , pero  aún así nunca  habia visitado la capital.

 

Arthur , uno de los colegas con el que colaboro a distancia  en mi proyecto ,  habia vivido durante unos años en la capital  como erasmus  , motivo  por el  cual , conocia perfectamente la ciudad .

 

Considerando la estrecha relacion que siempre nos unió , no solo a nivel profesional sinó tambien en un plano personal  y de amistad , se ofreció sin dudarlo  para recomendarme ,e incluso  alquilarme a traves de sus contactos lisboetas  , un apartamento donde me iria a alojar   el tiempo necesario para desarrollar  el proyecto . 

Siendo un  encargo del gobierno portugués , la empresa pretendia  construir  un tercer puente sobre el rio Tajo ; un puente de mayor envergadura a los otros dos ya existentes ,  con el objetrivo de descongestionar el tumultuoso transito  nacional y extranjero  que a diario lo cruza  .

 

Mi amigo  que era conocedor de mis preferencias , sabia perfectamente  de mi espiritu  bohemio , sencillo y algo solitario  .Pensando en mi bienestar   ,alquiló  a traves de su intermediario , un pequeño estudio abuhardillado en una de las zonas  más pintorescas y carismaticas  de la ciudad  como es el barrio de Alfama.

 

Alfama , con su calzada de piedra , sus subidas , sus  bajadas , y sus callejuelas estrechas llenas de alma e historia era el lugar perfecto para mi . Habia dado en el clavo -- pensé ,apenas puse el primer pie  en el barrio .Me sentia muy confortable en ese medio  , era como estar  en mi propia ciudad , en mi propia  casa .

 

En un primer  piso bajo , que en realidad era una entreplanta , se encontraba la que iria a ser mi morada .

Con apenas veinte y siete  metros cuadrados , se trataba de un espacio único , sin retocar y manteniendo  el aspecto de tiempos pasados . De paredes abollonadas y encaladas   tenia  un diminuto servicio que parecia  incrustado en una de las paredes ; un ventanuco alto era el único respiradero existente en el diminuto retrete ; una vez abierta la ventana  , corria una deliciosa brisa con  fuerte olor a puerto  ,  con olor a mar . 

La habitacion  en si , estaba orientada de espaldas al puerto industrial  y apenas separado del mismo unos ciento cincuenta metros de distancia . 

 

Un también diminuto balcon se abria desde el interior de   la estancia hacia la calle . A través de él se divisaba toda la rua , toda ella rectilinea como trazada con una escuadra  . En frente  se podia apreciar  el conocido edificio de el  Panteon de los reyes , cuya cupula sobresalia con gran majestad sobre todo el barrio . A la derecha , todavia se conseguia visualizar parte de la oscura y descuidada piedra del  edificio de la Sé o catedral lisboeta .

 

Como consecuencia del largo camino recorrido desde Albacete ,  lugar donde naci y mi ciudad de residencia actual , al haber  llegado a tierras portuguesas sobre  las veinte horas  de la tarde , veintiuna  horas en España ,  y preso por una gran fatiga fisica a la mistura  con un agotamiento mental debido a la excitacion del momento   , me limité a abrir de par en par las puertas que daban al balcon  ,  recostado aunque todavia vestido  adormecí  en un estrecho  camastro existente sin apenas darme cuenta . 

 

En la mañana siguiente me despertó una claridad deslumbrante y el  barullo  que venia de la calle .El afilador de cuchillos  subido en una especie de triciclo atravesaba el barrio . Un hombre larguirucho con una gorra  tocaba la  musica anunciando su presencia  con una vieja armonica , sin duda alguna este espectaculo  me resultaba  muy familiar ; para mi sorpresa ,se trataba de la misma melodia  que siempre habia escuchado en España por parte de esta entrañable figura  .

 

Dos vecinas del barrio , entradas en años , también en kilogramos, y ataviadas con chancletas ,  bata , y pañuelon  negro atado a  la cabeza ,perseguian a gritos al señor de la bicicleta . Con varios cuchillos en mano una de ellas  y un par de tijeras la otra , la más joven gritaba : 

 

-- O meu senhor faça o favor  -- O meu senhor  faça o favor ,  -- Oiça la meu caro , -- Pare lá ahí !  . ( Señor por favor , Señor por favor , escuheme , páre !)

Su compañera , de gruesas piernas y menos  fuelle en la respiración  pero con la lengua más afilada   decia así :   

 

--Ay carago de homen , náo se para nem morto  ! , --pare lá ahi seu sacana ! -- pare lá ahi , que não consigo andar mais depressa homen de Deus  ... ainda  tenho um enfarte ! .

( Ay que carajo de hombre , no se pára ni aunque lo maten . páre ahí so sinverguenza , páre ahí que no puedo andar más deprisa . Todavia me da un infarto !).

 

Despues de este reclamo a grito pelado en medio de todo el vecindario consiguieron que el buen hombre parase y le afilase los cuchillos , las tijeras  ,y todo ésto en medio de la calle , acoplando a   los pedales de la bicicleta  un artilugio metálico a modo de  instrumento de lija  .

Terminado el trabajo , las dos corujas se fueron a sus casas no sin anrtes largar  vituperios e insultos  por la boca  de forma injusta y poco grata .   

.

Daban  ya las nueve horas de la mañana y  la calle se empezaba a animar. Personas jovenes y de mediana edad  salian de las casas colindantes , muchas de ellas probablemente  hacia  sus trabajos .

 

Dos casas por debajo de mi edificio  habia una merceria e inmediatamente  en frente,  una floristeria  con un individuo indiano situado  estaticamente en su puerta de entrada  ;  de piel cetrina y pelo negro como el regaliz ,saludaba indiscriminadamente a todo el mundo  asintiendo con la cabeza y con una sonrisa horizontal .

 

Al girar la cabeza  hacia la derecha y en la acera opuesta , situado  a unos 30 metros de distancia de mi balcon, me llamó la atención la existencia de un edificio muy antiguo de magnifica arquitectura . Se trataba  de  un enorme y sóbrio  palacete con solera , con categoria a pesar del avanzado estado de abandono en el que se encontraba ; muy probablemente  pertenecia -- pensé , o deberia  de haber pertenecido  a una familia aristocratica o  de la alta burguesia acomodada .  

 

En la fachada exterior ,   ennegrecida  y muy  deteriorada , destacaba una enorme balconada   que tenia ricos elementos ornamentales ya medio derruidos  ; la puerta de entrada del inmueble , imponente y de gran escala , estaba coronada por  un escudo nobiliario , que desde la distancia  no conseguia apreciar con  detalle .

 

Gentes con aspecto de turistas , unos marineros jovenes seguramente recien arribados a puerto , y mujeres  del barrio , pateaban la calle zigzagueando para sortear  las piedras de la calzada , aquellas que estaban ya  fuera de su lugar  y que dejando pequeños socavones  suponian un riesgo de caida en el caso de que  el zapato  se quedase atrapado en su interior.

 

Una mujer joven  vestida con bata verdosa delantal y cofia , con aspecto de  criada antigua , como las de antes  , se paró delante del antiguo palacete  y dirigiendo su mirada hacia el balcón del cuarto piso , se dispuso a  lanzar  insultos hacia una vieja que de  kimono azul y rojo se encontraba apoyada en la baranda del mismo  ;  el cenicero que estaba colocado de forma fija sobre un entrante del balcon  , se habia  volcado de forma acidental  , cayendo al vacio  todo lo que habia en  su interior ,cenizas y colillas de cigarro incluidas . Gran parte del contenido  fue a caer encima de la cabeza de la joven criada  que por alli pasaba en ese preciso momento . 

La anciana del balcon , preocupada y compungida,  intentaba dialogar seriamente  con la joven agraviada sin conseguir resultado alguno ; sólo recibia insultos e improperios por parte de la misma que estaba enfurecida  . 

LLegando  una altura en que entendió que no habia manera de comunicarse civilizadamente con la chica y perdiendo la paciencia , dió una voz en alto y seco , reclamando la atención y sin pretenderlo  de toda la gente que se encontraba en la calle en unos buenos metros a la redonda :

 

-- Shut up , cálese de uma vez , sua  jovem estupida  ! , não está a ver que estou a tentar  pedir desculpas ... que mais  quer que eu faça senão !. ( Callese de una vez estupida joven . No ve que intento pedirle disculpas ... que más quiere que haga !)

 

Desde lo lejos , se apreciaba como todo su cuerpo y su voz temblaban de impotencia y  rabia , continuó diciendo : 

 

 -- Silence , cicho , stop ! . Go away inmediatly , vai se embora rapidamente ! ( váyase inmediatamente ) , decia de forma desatada y  utilizando  varios idiomas entremezclados .

 

En cuestion de pocos minutos  se convocó espontanemente un grupo de mujeres del barrio  en torno a la criada ; mujeres de mediana edad , desgreñadas y desdentadas  , parecian ,todas ellas ,cortadas con un mismo patrón .Picadas por la curiosidad y con ánimo de echar más leña al fuego , cuchicheaban entre ellas al mismo tiempo que miraban para arriba con aire de desaprovación y ofensa, de forma provocativa   .

El  espectaculo callejero estaba servido  .

 

Dos ancianos conversaban  justamente  por debajo de mi balcon ; la vieja del palacete, de sobra conocida y envidiada según la forma como hablaban cuando se referian a ella , vivia  en el barrio desde hacia más de dos decadas  y respondia al nombre de Grajza . Se trataba de una viuda rica polaca que vivia con la hija , la cual ésta última , tenia la desgracia de no tener los cables muy acertados  .

 

 

 

 

 

 

 

Tras  unos momentos de  intenso rifi rafe , de miradas desafiantes y comentarios inconvenientes , la tensión  se fue  aflojando poco a poco para descontento del publico asistente  .

A punto estaba de disolverse el grupusculo callejero cuando   se asomaba al  balcon del cuarto piso  otra mujer ; la hija de la polaca . Con aspecto abandonado y aparentemente en la casa de los cincuenta años de  edad , completamente despelujada y ataviada con un bonito chal colocado por encima de una bata de estar por casa ,  la hija de la anciana portaba en sus brazos con extremo cuidado  lo que desde lejos  parecia una muñecona antigua medio desnuda . Con extrema delicadeza la acunaba  mientras le hacia carantoñas y daba mimos , como si se tratase de  un recien nacido de carne y hueso .

La vieja , al verla salir , se avalanzó sobre ella y elevando el dedo indicador energicamente que apuntaba hacia el interior de la vivienda , exclamó para la hija un : 

 

-- Get inside , inmediatly , lets go ! ( Vete para adentro inmediatamente , vamos !) . La estaba invitando, presa ya de un  desatado e irreversible  estado de nervios, a recogerse dentro de la casa . 

La anciana se habia percatado que el grupo de mujeres callejeras  convocadas en torno a la joven no terminaban de desalojar la calle . La presencia de la  desvariada hija de la polaca atizaba aún más las ganas de mantener la pelea ;para más inri ,la desgraciada criatura  les lanzaba  desde el balcon una cretina sonrisa mostrandoles con orgullo el bebé de plastico que portaba en sus brazos.Una  enorme carcajada se desató al unisono en la calle  en tono de burla hacia la misma  y por extensión,  hacia  su anciana madre  . 

 

Al ver que la hija la desobedecia y no entraba dentro de la vivienda , la polaca  en un impulso colerico  la agarró firmemente  por los pelos  arrastrandola  finalmente   hacia el interior . 

Un enorme portazo se escuchó a continuacion quedando el palacete sellado por todos sus cantos. Grandes alaridos misturados con carcajadas  se escuchaban desde el interior de la casa hasta subitamente  parar y hacerse un silencio absoluto .

 

Fue en  ese momento  cuando reparé que la estancia en esta ciudad iba a ser cualquier cosa menos aburrida ; estaba metido en medio de un arrabal donde la vida fluia con toda  su   autenticidad y crudeza .

 

Las semanas que se siguieron fueron de duro trabajo . El horario casi inhumano era necesario para poder desarrollar mi  cometido  profesional ; no quedaba  otra alternativa  ,  lo tenia más que asumido . Esta circunstancia me mantuvo  alejado temporalmente de casi  todo  lo que me circundaba, aún así , pude disfrutar de momentos interesantes que las circunstancias y el azar me traerian .

 

El regreso a mi apartamento no antes de la media noche  despues de un intenso dia de trabajo , me provocaba una extraña  sensación de placer a la vez que inquietud  . Placer al poder disfrutar de aquel estudio a una hora en que el barrio duerme en medio del silencio y una paz absoluta , e inquietud por no tener a nadie disponible en ese momento con quien poder desahogarme y contar los no pocos inconvenientes que el proyecto conllevaba ; la burocracia , significativa y pesada en este pais , estaba a dificultar y a enlentecer todo el proceso . 

 

 

 

En pleno mes de Agosto de madrugada , la temperatura ambiente de Lisboa era sencillamente deliciosa .

Al entrar en mi apartamento lo primero que hacia era abrir el balcon y la ventanuca del cuarto de baño  para dejar correr  la brisa del mar . Habiendo nacido y vivido en una ciudad del  interior ,  me excitaba mucho la sensacion de encontrarme cerca del mar , su proximidad , el  poder sentirlo como en realidad era  a la vuelta de la esquina .

 

Alguna  que otra noche , si bien no con mucha frecuencia , podia permitirme el lujo de regresar  antes de las doce horas de la madrugada  . Aprovechaba para dar un paseo por el puerto .Rodeados por agua , en medio de una tenue iluminación   , barcos de diferentes envergaduras se encontraban  barados junto al muelle, la luces de la ciudad se reflejaban en  la orilla de un agua negra y profunda  en los dias en que el mar estaba en calma  .

En el interior de los barcos se podia intuir una actividad nocturna cuando el trabajo diurno terminaba.

Divagando con la mente  imaginaba a  los trabajadores del barco  descansando  o  comunicandose con sus familiares en la distancia  , quien sabe si entretenidos con algun programa de radio ,de television, o puede que leyendo un magazine , o  alguna novela interesante  con la que poder evadirse de los problemas del dia a dia ,  de la soledad fuera de sus familias  , de la dureza del trabajo ,  de los sinsabores entre compañeros y jefes  ; en definitiva , de la cara menos amable que la vida nos reserva.

 

Dentro de sus minusculos camarotes  comunicados con el exterior apenas por un ojo de buey , parecia como si el destino de todos y cada unos de los que alli se encontraban estuviese inesvitablemente trazado  .

 

En una estrecha calle paralela a donde me encontraba residiendo , habia una taberna parecida a una cueva :  la taberna del Senhor Fernando como la llamaban coloquialmente aunque en la puerta se anunciase como   o bar do porto , el bar del puerto traducido al castellano . Pertenecia al mismo Fernando Reis , un hombre que habia nacido en el norte de Portugal  y estaba ya en la casa de los setenta años de edad .

Hombre rudo y risueño , era el único dueño del minusculo establecimiento y  habia entregado toda  su juventud   a la mar donde trabajó como cocinero .En un barco mercante  pudo navegar durante decadas .Surcando  practicamente todos los mares del planeta entró en contacto con  gentes de muy diversas culturas ;  sin duda alguna le sirvió para derrumbar prejuicios y fronteras , convirtiendolo en un hombre de mundo.

El propio barco estaba formado por una tripulacion de más de cien hombres procedentes de tierras longinquas entre si   . Esta circunstancia motivó que el viejo ex marinero hablase cinco lenguas entre las cuales un español casi perfecto.

 

Daban la una de la madrugada y el local permanecia abierto .Aunque por ley deberia estar cerrado más alla de la media noche   , la policia hacia la vista gorda a este pormenor ; es más  , no eran pocos los agentes del cuerpo que  aparecian por el bar en los dias en que les tocaba hacer la famosa  guardia nocturna .Se tomaban una copa mientras intercambiaban unas palabras con el señor Fernando y se alegraban la vista con  las feminas  que frecuentaban el establecimiento. 

 

Era lugar de encuentro de personas muy heterogeneas , gente de mente abierta y pocos convencionalismos sociales . De diversas  educaciones  , generos , y posicion social , todos ellos compartian una filosofia de vida similar , personas llenas de humanidad , solidarias , altruistas ,  en definitiva  gentes  con valores , cosa dificil de encontrar  en los tiempos de hoy en dia . 

Con el lema por delante de carpe diem sabian aprovechar la vida  en cada uno de sus momentos , en cada una de sus facetas  . Un individuo alto  y trajeado , con la corbata desabrochada y aire de  ejecutivo descontraido se recostaba  espalda contra espalda sobre una dama   con aspecto de puta ; ésta  con  la cara pintorrejeada  y una teta medio fuera no paraba de lanzar miradas  a un señor de mediana edad que estaba sentado a su derecha . Debia de tratarse ,como era habitual encontrar en este bar , de el tipico  marido aburrido en busca de diversión extramarital . 

Otro individuo gorducho y bajito con un gran bigote charlaba animosamente  con una joven vestida con lentejuelas y boina  a la francesa  con  aspecto de pertenecer al mundo de la farandula .

Al final del bar se encontraba una mesa redonda con sillas  ; cinco personas formadas por  dos mujeres y tres hombres , seguramente con algunas copas de más , charlaban atropelladamente  mientras uno de ellos fumaba en pipa expulsando un humo espeso que desprendia un olor penetrante apestando  toda la taberna. El aire se convertia por momentos en irrespirable.

 

 

-- Muitas boas noites , me decía Fernando , el Señor Fernando ,  cuando me veia  aparecer por  su particular universo .

Aunque entendia perfectamente el idioma portugués al ser obligado a hacer  un curso intensivo  del idioma antes de venir a Portugal , tenia   todavia  una enorme dificultad para hablar la lengua ; digamos que solamente conseguia construir algunas frases simples y hablaba de una forma que por aqui llaman: portuñol , es decir ,  una estraña  mezcla  entre el español y el portugués .

 

-- Boa noite  Señor Fernando , como está? 

 

-- E então , habia muito tempo que não aparecia por aqui , meu amigo ...( Hacia mucho tiempo que no aparecia por aqui , amigo ).

 

-- Sim , he tenido una semana de mucho trabajo y me ha sido imposible aparecer

 

--Veja la jovem , cuidado com o excesso de trabalho  ,me decia ;( tenga cuidado con el exceso de trabajo )

 

--Se trabalha duro , que seja pelo menos em algo do que goste realmente  ( si trabaja duro , que sea por lo menos en alguna cosa que le dé placer ) ...

 

-- A única coisa que nos salva é a paixão meu amigo ! ( lo único que nos salva es la pasión , amigo )  ,

 

-- Ora bem , trabalhar em algo por obrigaçao , e estar a descontar a cada momento os minutos que faltam para ir embora , isso é que mata a gente .  ( pues trabajar por obligación pensando apenas en el tiempo que falta para terminar el trabajo es lo que relamente puede acabar con nosotros ) ,me decia el viejo sabio .

 

Era la tercera o cuarta vez que nos veiamos y el viejo marino  ya se habia percatado que mi  trabajo , el proyecto en el que estaba inmiscuido , no era aquello que en un principio idealicé ; estaba sufriendo un gran desgaste psicologico con la consecuente desilusión que conllevaba  . Situaciones relacionadas con  el pésimo equipo con el que me tocó trabajar  estaban en la base de este desencanto , además ,no habia manera de que las cosas mudasen . Todo esto comenzaba a ser una carga muy pesada para mi ; las cosas no iban por buen camino.

 

-- No se preocupe demasiado  meu amigo  , me decia Fernando 

 

-- Em ultima instancia um rapaz novo como  você é , aguenta tudo o que seja preciso aguentar  ( como último recurso un joven como usted aguanta todo lo que le echen ).

 

-- Quando estava em alta mar as vezes  pasava tres meses sem tocar terra , e tinha que dar de comer a mais de duzentos homens , a mais de duzentas bocas famintas  , muitas das vezes no meio duma tempestade ou   sem os meios suficientes ; era necessario improvisar , ter muita calma , muita paciência para poder superar assim  as dificuldades . Eu arranjava cualquer coisa que me desse algo de esperança , um entretenimento ; fazia trabalhos manuais , figuras de lama para me distrair da tensão  . ( Cuando estaba en la mar  a veces pasaba meses sin tocar tierra y tenia que alimentar a mas de doscientos hombres , a veces sin los medios suficientes o por ejemplo en medio de una tempestad .Era necesario improvisar y tener mucha paciencia para poder superar las dificultades . Me gustaba hacer figura de barro lo cual me relajaba )

 

-- Mas a diferença da sua situação , meu filho , nós eramos eramos uma grande familia , isso é verdades ; não era  como  nos  dias de hoje em dia em que cada um vai para o seu lado e ninguem quer saber da vida do outro  ... eram outros tempos nem melhores , nem piores , simplesmente outros tempos.( A diferencia de su situación , nosotros eramos una gran familia ; no era como en los tiempos de hoy en dia en que cada uno va a lo suyo . Eran otros tiempos , ni mejores ni peores , simplemente diferentes .)

 

Despues de este desahogo mutuo que sin darnos cuenta era  la mejor terapia que existe ,  es decir la que se hace  entre amigos , fuera del consultorio profesional de un medico , el señor Fernando ponia fin a nuestra conversación y exclamaba  :

 

--Então que vai ser , quer um copo de leite ?, me decia el buen hombre para referirse a una copa de ginebra con piña colada ; siempre me gustó la mezcla de alcohol con alguna bebida dulzona . Con una memoria y atencion extraordinaria  iba registrando poco a poco mis gustos y preferencias .

 

-- Puede ser ,  le decia , póngame por favor ese vaso de leche que todavia tengo que crecer , amigo  .

 

Dirigiendose hacia la zona donde estaban situadas todas las bebidas  , encima de una estanteria dorada algo kitch que desentonaba con el resto de mobiliario y decoración del bar , cuando tenia la botella de ginebra en la mano  me  lanzaba un guiño para indicarme en un lenguaje gestual que me estaba ofreciendo una marca de calidad ; habiamos congeniado desde el primer instante en que nos vimos y sabia perfectamente que al igual que él me  apreciaba , el sentimiento era mútuo ; era una cuestión de quimica ,  como el amor verdadero que ni se compra ni se vende , sólo se regala   sin más .

 

Pasaron otras  tres semanas  desde la última visita al bar del puerto y no puede volver a la taberna hasta entonces . Ya a finales  de Septiembre volví de nuevo para saludar al amigo Fernando .

Como era habitual en mi  proceder ,pasaba ya de  la media noche cuando entré en el bar ; de esta vez estaba más lleno que otras veces  .Un humo espeso de tabaco dominaba el ambiente a pesar de la prohibición oficial de fumar  en lugares publicos. La música estaba especialmente agradable porque cantaba la gran fadista Amalia Rodriguez , mi favorita   ; el tono moderado de la música  permitia la conversación entre las personas.  

 

Al dirigirme a mi amigo Fernando  junto a la barra, me pareció ver sentada en la misma una señora muy mayor que destacaba por su forma de vestir elegante y por su larga cabellera blanco nacarada  ; el pelo completamente suelto le daba un aire más joven.   Al estar sumamente  delgada  la cabellera le podia dar dos vueltas al cuerpo  facilmente  ;

 

Esa cara , --pensé , no me és desconocida . A ver ... me interrogaba  a mi mismo mientras caminaba hacia la barra abriendome espacio entre las personas que estaban en pie 

Ya está , -- me dije , es aquella anciana  del pelo blanco que desde  el balcon del cuarto piso  del palacete discutia con  la criada que pasaba por delante del mismo ,  en la misma tarde   casi al anochecer ya  en que llegué a Lisboa.

 

Efectivamente , se trataba de la Señora Grajza , la viuda polaca que vivia a dos palmos de  distancia de mi apartamento . 

En las distancias cortas hay que reconocer que se trataba de una mujer impresionante,  con una potente presencia y un magnifico porte   .

Un vestido negro largo hasta los pies , en realidad un vestido de noche con alguna pedreria  negra y brillante incrustada en el mismo , hacia resaltar aún mãs la blancura de su cabellera . 

Sus  largos y delgadisimos brazos al descubierto dejaban ver , a pesar de la penumbra del local , una sedosa y cuidada piel que la hacia pasar por  una mujer de menor edad . Sentada  y con la mirada perdida junto a la barra ,  fumaba un fino cigarrillo colocado sobre  una pipa al mismo tiempo que realizaba   un juego  de muñecas  sumamente elegante al fumar , éran movimientos   propios  -- pensé , de una bailarina de ballet  clasico.

A escasos metros de  la barra , la dama se percató  de mi presencia  y se produjo entre nosotros un cruce de miradas ; en ese momento  pude apreciar que tenia unos ojos verdes  enormes . Su   mirada ,   inteligente y profunda   hubiera podido  hipnotizar a cualqier persona  . Al verme  ,sonrió discretamente  al mismo tiempo que asintia suavemente  con la cabeza ,  en un gesto de cortesia ;  desviando de nuevo la mirada hacia el vacio colocaba su larga cabellera hacia uno de los lados  de su cara al tiempo que  daba una profunda calada a su pipa ; el extremo encendido de la misma  en un rojo intenso brillante  , iluminaba parcialmente el bello perfil de la señora .

 

-- Hombre ! , por fin aparece el españolito  , exclamó Fernando Reis con buen  ánimo 

 

-- Donde te has metido malandro  que no se  te ve el pelo hace semanas ?

 

-- Hola  meu velho marinheiro , le respondia ;  he estado muy ocupado , muy entretenido , bien ...  ya sabes ,  lo de siempre. E o senhor como se encuentra ? , está todo bien por la taberna  ?

 

Aprovechando el momento en que una joven requeria los servicios del dueño del bar , la vieja dama  situada a escasos metros de donde me encontraba y una vez que Fernando despachó a la cliente , exclamó :

 

--Fernando , Signore Fernando , não me apresenta a  este interessante jovem , seu amigo  ?

 

-- Claro que sim , madame Gradja  , faltaria mas  ... Aqui lhe presento a este meu amigo e jovem  emprendedor, o  Senhor Ignacio Carrera .

En realidad ha venido de España para solucionar el problema de los portugueses ; dijo   mascullando con ironia  y  una ligera  sonrisa  . 

 

-- Es para mi un placer conocerle , Monsieur Ignacio -- respondio con elegancia  la Señora Grajza que continuaba a mudar de registro idiomatico, para envidia mia ,  con una absoluta soltura y naturalidad .

 

-- Realmente me parece mi querido Fer que el problema portugués , como lo llama usted , no tiene remedio alguno  , dijo la señora Gradja dirigiendose al viejo marino al mismo tiempo que  lanzaba  una  profunda mirada hacia mi : 

 

-- Mire joven  , vivo en Portugal desde hace más de dos decadas y créame, conozco muy   bien este bendito pueblo y el talante de sus gentes ; es una tierra  maravillosa, formada por gentes humildes , sufridas , amigables  una vez que  te conocen ; si  bien  en un primer contacto no son muy abiertos , aunque habrá de todo claro está , si  una consigue entrar dentro de sus circulos ... establecen lazos afectivos para siempre  .

 

-- Pero como sabemos , para que  haya un bien es necesairio que exista el mal ; tenemos el   yin y el    yan , el  kharma y el   dharma  y  ,en el caso que nos ocupa también hay un  reverso de la moneda  ; el aspecto menos bueno que  al menos para mi  mejor identifica al pueblo portugués y que  es la envidia . En general son envidiosos , personas incapaces de  reconocer el logro de los demás . A nivel profesional  no soportan que el compañero suba de nivel  e intentan enseguida si fuera el caso  bajarlo del puesto utilizando  las peores artimañas  posibles, actuando  a sus espaldas ,  a traicion ; pero eso si , manteniendo siempre en la cara una falsa sonrisa .

 

Otro defecto que me parece es que  son  muy suyos, casi ensimismados  ; les convierte en  una de sus  señas de  identidad  , en un pueblo autentico. Esto anterioir  hace tambien que  les  cueste más trabajo el adaptarse a los nuevos tiempos , a  todo lo nuevo , a lo que procede de fuera de sus fronteras .

 

En definitiva, me parece que se trata de gentes muy apegadas a lo  tradicional , de habitos y costumbres muy arraigados .  Creo , corrijame si me equivoco , que a pesar de las diferencias culturales , que están ahí , tambien guardan cierta similitud con el pueblo español tanto en sus virtudes como en sus defectos .

 

En relación con lo que le estoy diciendo me siento afortunada porque a dia de hoy puedo presumir de que  tengo amigos aqui en Lisboa , no muchos pero los suficientes y muy buenos . Para ser sincera le diré que tambien tengo personas menos amigas , siempre fui objeto de envidia  por parte  de ellas , personas de mi entorno que cinicamente me sonrien aunque por detrás hablan mal de mi .

Y que más le diria  joven ; a mi edad y con alguna experiencia de vida como puede imaginar me quedo siempre con la  buena gente , he aprendido a desdeñar lo malo , lo negativo  ;  puedo incluso decirle  que tengo amistades pertenecientes a todas las clases sociales  , desde personas que pertenecen a la  hight society lisboeta , hasta personas   humildes  del barrio , gente sencilla y generosa que  estoy segura que estarian dispuestas a darlo todo por defenderme .

.

--Perdone joven si le estoy aburriendo , de ninguna manera lo pretenderia . Ya sé que hablo mucho , demasiado incluso diria  ; es uno de mis defectos y soy consciente de ello pero yo soy como soy ! .No me gustaria que pensase que soy una vieja tonta trasnochada.

 

-- Sabe , en gran parte mi actitud , y permitame que me justifique , tiene que ver con la soledad , con aquella soledad no deseada y que en mi caso me ha tocado vivir en estos mis últimos años de vida .

 

-- Pero por favor , digame : estaria interesada en saber  lo que piensa acerca de  lo que le estoy contando ? 

 

--Bueno  ...Dona Grazja ,  humildemente  le diria que no he venido aqui a este Pais vecino  a solucionar las cuestiones internas del mismo  , no me tengo en tanta consideracion como para creerme un budú solucionador de problemas a gran escala  , ni tengo alma de politico .

Si bien es   verdad que dentro de mi area , de mi profesión , me siento halagado con que Portugal nos haya elegido como empresa , también he de reconocer que lo que más detesto en este momento tiene que ver con el enorme y lento aparato de la burocracia en Portugal ; de hecho , parece increible que en pleno siglo XXI , en la era de la tecnologia electronica como estamos  , todavia haya lagunas en este sentido  que no estén resueltas. 

En relación con el talante del pueblo portugués , digamos que llevo poco tiempo residiendo aqui y todavia no me he formado una idea al respecto, porque además en el universo donde me muevo , que es mi trabajo , el mismo está formado por un numeroso personal pertenecientes a diferentes  nacionalidades  ; y aunque también hay portugueses , estos están en minoria al tratarse de una empresa  de origen aleman y con trabajadores predominantemente alemanes .

 

-- Ah , que interesante , exclamó la polaca mientras se tusaba el cabello y volvia a dar una interminable calada a su fino cigarrillo en pipa .

 

Dona Gradja parecia tratarse de una persona interesante , lo que se dice una mujer de mundo, una persona generosa , con cierto aire de tristeza aunque no amargura  en su interior . Como realmente confesaba parecia estar muy sóla y en contra de su voluntad.

 

-- Le apetece otro martini ?,  le dije queriendo convidarla para  retribuir su apertura de espiritu .  Le incomodaría si nos tuteasemos ?.

 

-- Por favor , claro que deberiamos tutearnos , al final de cuentas he de confesarte que a pesar de mi decrepita presencia exterior , en el fondo nunca me sentí tan joven como en esta etapa de mi vida .

 

-- LLamame Gracia . Sabes que mi mejor amiga española ,ya fallecida infelizmente , era Claudia  . Era una sevillana a quien le costaba mucho trabajo pronunciar mi nombre , el polaco no es facil para un español . Además ella propia siempre me decia que  los españoles no eran buenos para  hablar lenguas ;  se referia logicamente a los de su generación   porque me consta que los jovenes de  hoy en dia aprendeis otras lenguas desde la escuela primaria , cosa que antes, en la España de antes ... no existia . 

.

-- TIenes toda la razón ,  de hecho , a mis cincuenta y cinco años de edad , pertenezco a una generación en la cual aprender lenguas no era prioritario ni mucho menos importante . Hoy en dia , en un mundo global con comunicaciones facilitadas , ésto anterior seria impensable. También repare que si Gradja no hablase un español , además sorprendentemente fluido , probablemente no nos habriamos comunicado o no lo habriamos hecho  de la manera en que lo estamos haciendo .

 

--Ahá , si querido , pero es que claro en mi caso se puede decir que soy una privilegiada porque  como mi papá  era diplomatico , ya desde practicamente  recien nacida  viajabamos por todo el mundo ; de hecho llegamos  a vivir en todos los continentes .

MI nacimiento en  Polonia fué solamente acidental .

Siendo mi mamá de Buenos Aires  y mi papá parisino , nunca se establecieron permanentemente en ningun lado  ;  talvez por eso nunca sentí que perteneciese  a una patria determinada .

Por cierto has de saber que  llegué a vivir en Madrid durante ocho años ;  desde los ocho  hasta los quince . Por eso talvez  ahora  comprendas  el porqué  mi español te resulta  tan fluido .

 

Sin darnos cuenta estuvimos hablando largo y tendido durante casi una hora de reloj .Ambos nos sentiamos confortables con la presencia del otro . En un momento determinado noté como el cansancio iba haciendo mella en la presencia de la interesante dama que de un momento a otro exclamó: 

 

-- Muy bien joven , me ha encantado conocerte y ahora ya llegó  la hora de marcharme  . Vivo muy cerca de aqui, asi que presta atención  , -- me dijo de una forma casi imperativa rozando la brusquedad talvez derivada del cansancio que se hacia preso de ella  . Vivo en la rua da escola antiga en el     numero 7 , en este  barrio . Está  muy cerca de donde nos encontramos  ; si sales  del bar , es ya  en la proxima esquina a la derecha  .

Todo esto  es para decirte que  el proximo Domingo me reuno con unos amigos en casa , una velada   tranquila  ;  me gustaria que aparecieses .Páso lista . Chao  Ignacio .

 

Con una agilidad espantosa , Madame Grazja , dió un salto de la banqueta donde estaba semi sentada y  aproximando su dedo indicador a la boca lanzó un beso para el señor Fernando .Con   gran soltura  colocó sobre sus  ombros  un chal que llevaba anudado a la cartera y de forma  casi eterea , a la velocidad del rayo , desapareció en un instante del local .

 

-- Menuda mujer , exclamó el viejo marinero ;  dicen que ya está en la casa de los ochenta años y fijaté como se conserva , y no digamos esa cabeza que tiene .  Imaginatela a los treinta  años ; debió de haber sido un autentico huracán . 

En el barrio la critican , en la ciudad también , a ella le dá igual , está en una edad y a un nivel en el cual se siente  intocable .

Yo también he congeniado siempre y desde un primer momento  con madame Grazja  y en ocasiones hemos hablado largo y tendido acerca  de la vida  , de sus cosas buenas , de las no tan buenas  . 

Me consta que es  una mujer que ha sufrido muchos y duros  golpes a lo largo de su avanzada existencia , pero sabes algo Ignacio ... y es lo que más admiro en ella :  Quitando un poso de cierta tristeza que le viene dada por la   soledad , que no es agradabale para casi nadie  , me parece que  es una persona que ha conseguido reconciliarese con ella propia , con su pasado . Vive su vida tranquilamente sin  rencores ,  ha sabido renacer de las cenizas , es un ser independiente , un ser  libre aunque para ello seguramente  haya tenido que pagar un alto precio . 

 

 

 

 

,

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 73
  • 4.61
  • 204

Me gusta escribir y expresar lo que siento en cada momento...

Tienda

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
19.09.18
25.05.18
Encuesta
Rellena nuestra encuesta