cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

6 min
MATANDO MOSCAS CON EL DIABLO
Amor |
14.12.14
  • 4
  • 0
  • 675
Sinopsis

Estoy sentada en el sofá, es una noche de tantas en la que intento mantenerme entretenida sin conseguir gran cosa. Miro la televisión distraída pero solo hay anuncios que destripar sin piedad; hum caldo casero podían sacar una variedad con chocolate… ¿Qué asco no? Don limpio, pero que calvo y que feo es, no me extraña se pasa la vida limpiando. Yo creo que debería comprarse una peluca y salir a tomar unas copas.

Mi vista está cansada de tanto anuncio, cansada y aburrida como yo. Me quito las gafas y las dejo abandonadas en cualquier  parte mientras me froto los ojos con las manos y resoplo cansada. Parece que hubiera corrido la san silvestre vallecana. Ya se sabe  que cuando el diablo no tiene nada que hacer con el rabo mata moscas y, mientras  escucho las lejanas voces de la televisión, advierto que mis gafas han caído encima de un cuaderno. Mi mano sin pensar se va hacia un bolígrafo olvidado en cualquier parte y comienzan a dibujar su silueta en el papel. Esto me da una idea. Me levanto a la carrera mientras todos me miran extrañados pensando y a esta ¿Qué le pasa? Empiezo a enredar por toda la casa buscando material. Veamos, necesito tijeras, un rotulador, silicona líquida, gomaeva… ah sí y este bonito papel de plástico amarillo transparente que no sé cómo se llama ni me importa.

Manos a la obra. Comienzo a dibujar la silueta de mis gafas en la gomaeva mientras todos miran lo que estoy haciendo.  A estas alturas piensan que me he vuelto loca pero a mí no me importa pues en mi mundo estoy solo yo con mi cabeza y mi febril imaginación, me he olvidado del resto del mundo. Sigo con mis tareas de dibujar, recortar, volver a dibujar, volver a recortar, pegar, cuidadosamente hasta que termino mi trabajo.

Observo mi recién terminado trabajo. Qué bien, me ha quedado fenomenal. Sin pensarlo dos veces me las pongo mientras pregunto ¿Qué os parecen mis nuevas gafas para la nieve? Nadie me mira ya, están todos revolcándose por los suelos, llorando y desternillándose de risa. ¿Por qué no contestaran? Bueno pues enciendo la cámara de mi teléfono móvil y me veo en ella.

- No sé de qué os reis yo creo que estoy estupenda- digo contemplándome en la pantalla.

Oigo una carcajada colectiva que me hace mirarlos con cara de extrañeza. Giro la cara hacia la pantalla, pongo mi mejor sonrisa y aprieto el botón  realizando así la captura. Acabo de sacarme un selfie. Veamos como salió, preciosa. Listo ya la he subido a mi red social preferida. Estoy agotada de tanto trabajo creo que me voy a la cama a dormir.

  Es curioso no consigo dormir pues llevan una hora riendo sin parar. Yo creo que no es para tanto. ¿O sí? Estoy sentada en el sofá, es una noche de tantas en la que intento mantenerme entretenida sin conseguir gran cosa. Miro la televisión distraída pero solo hay anuncios que destripar sin piedad; hum caldo casero podían sacar una variedad con chocolate… ¿Qué asco no? Don limpio, pero que calvo y que feo es, no me extraña se pasa la vida limpiando. Yo creo que debería comprarse una peluca y salir a tomar unas copas.

Mi vista está cansada de tanto anuncio, cansada y aburrida como yo. Me quito las gafas y las dejo abandonadas en cualquier  parte mientras me froto los ojos con las manos y resoplo cansada. Parece que hubiera corrido la san silvestre vallecana. Ya se sabe  que cuando el diablo no tiene nada que hacer con el rabo mata moscas y, mientras  escucho las lejanas voces de la televisión, advierto que mis gafas han caído encima de un cuaderno. Mi mano sin pensar se va hacia un bolígrafo olvidado en cualquier parte y comienzan a dibujar su silueta en el papel. Esto me da una idea. Me levanto a la carrera mientras todos me miran extrañados pensando y a esta ¿Qué le pasa? Empiezo a enredar por toda la casa buscando material. Veamos, necesito tijeras, un rotulador, silicona líquida, gomaeva… ah sí y este bonito papel de plástico amarillo transparente que no sé cómo se llama ni me importa.

Manos a la obra. Comienzo a dibujar la silueta de mis gafas en la gomaeva mientras todos miran lo que estoy haciendo.  A estas alturas piensan que me he vuelto loca pero a mí no me importa pues en mi mundo estoy solo yo con mi cabeza y mi febril imaginación, me he olvidado del resto del mundo. Sigo con mis tareas de dibujar, recortar, volver a dibujar, volver a recortar, pegar, cuidadosamente hasta que termino mi trabajo.

Observo mi recién terminado trabajo. Qué bien, me ha quedado fenomenal. Sin pensarlo dos veces me las pongo mientras pregunto ¿Qué os parecen mis nuevas gafas para la nieve? Nadie me mira ya, están todos revolcándose por los suelos, llorando y desternillándose de risa. ¿Por qué no contestaran? Bueno pues enciendo la cámara de mi teléfono móvil y me veo en ella.

- No sé de qué os reis yo creo que estoy estupenda- digo contemplándome en la pantalla.

Oigo una carcajada colectiva que me hace mirarlos con cara de extrañeza. Giro la cara hacia la pantalla, pongo mi mejor sonrisa y aprieto el botón  realizando así la captura. Acabo de sacarme un selfie. Veamos como salió, preciosa. Listo ya la he subido a mi red social preferida. Estoy agotada de tanto trabajo creo que me voy a la cama a dormir.

Es curioso no consigo dormir pues llevan una hora riendo sin parar. Yo creo que no es para tanto. ¿O sí?

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Este relato no tiene comentarios
  • nunca pensé que el seudónimo que uso para registrarme y publicar diera nombre a una de mis protagonistas ni a uno de mis relatos. esta incompleto. como siempre espero vuestra opinión gracias.

    presentación de un proyecto que me traigo en mente. la mayor parte de las historias publicadas por mi tienen que ver con este proyecto. agradezco vuestras criticas sean buenas o malas. si te apetece leer adelante, se bienvenido y no olvides dejar tu critica sobre todo con aquello que no te ha gustado, qué redactarías de otra forma, qué añadirías, qué quitarías...Piensa que todas esas cosas me ayudan a crecer y expresarme mejor, gracias.

    espero tu critica gracias

    espero vuestros comentarios

    inspirado en un juego de rol online.

    inspirado en un juego de rol online.

    recuerdos de un pasado feliz.

    aprendiendo a vivir p.d.: corregido gracias por vuestras opiniones si veis algo mas decirmelo

    Dedicado a la unica persona que creyo en mi, me apoyo, me animo a escribir y ademas me dio mis primeros votos. Gracias.

  • 12
  • 3.65
  • -

De vez en cuando me gusta sentarme a escribir y en esos momentos es cuando comparto mis relatos con los demás con el fin de que me hagan criticas. a los lectores de mis relatos les pediría que por favor tengan paciencia pues solo soy una aficionada a la escritura, no soy una profesional ni aspiro a serlo jamas; esto para mi es solo un hobbie mas. si lees mis relatos espero tu opinión, sobre ella aprendré a ser mejor haciendo lo que mas me gusta, pero sobre todo os pediría criticas constructivas que me ayuden a avanzar, es decir, acepto las criticas tanto buenas como malas pues de ellas aprendo. las criticas destructivas solo desaniman a la gente, como criticas destructivas entiendo tales como deja de escribir no vales para eso o aquí venimos a escribir no a expresar nuestros sentimientos. bienvenido a mis relatos y gracias por criticar.

Tienda

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta