cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

3 min
Matemáticas 2
Suspense |
24.06.15
  • 5
  • 6
  • 870
Sinopsis

Les presento con toda humildad (de verdad) la parte 2 del relato iniciado por Gustavo L: Ruiz. Ha sido un reto para mí salir de lo romántico, de hecho no tengo su maravillosa inventiva y creo que esta parte denota un toque femenino. Espero les guste, en especial a Gustavo. GRACIAS por la generosidad de compartir tu obra confiandolé el final a otro.

Patrick pensó que a partir de ese momento su vida cambiaría en forma radical. Tener en su poder la fórmula de Marcos era su posibilidad  para cambiar el futuro...el suyo...el de su amigo...el de la humanidad entera.

Manejaba velozmente sin reparar en su alrededor. Lo único importante era llegar a la cita en el lugar pactado para negociar la entrega. Ya había volcado cuidadosamente la fórmula en un papel que llevaba en su puño, al volante, por temor a que los nervios traicionaran su implacable memoria.

Por su cabeza pasaban mil imágenes, la fórmula, las presiones, la fama, los peligros, la fortuna...esa fortuna que le había sido tan esquiva toda su vida sin poder alcanzarla nunca. Es sabido que los científicos son todos locos convincentes...y pobres.  Si la fama llega es después de la muerte; con lo cuál, el dinero es para otros indefectiblemente.

No cesaba de preguntarse cómo cambiaría el devenir del mundo que ese secreto fuese develado y las palabras de su amigo resonaban en su mente repitiéndole sin cesar lo peligroso que sería que cayera en manos inadecuadas.

Pero su ambición era tanta...y solo por momentos llegaba a sentirse un traidor. Un traidor de las ciencias, de los buenos principios y de su amigo; de su leal amigo dispuesto a ayudarlo con su inexistente enfermedad.

De todo lo terrible que podía resultar lo que más le preocupaba, irónicamente, era la reacción de Marcos cuando se diese cuenta de todo. Él podía ser un fracasado, un vulgar inescrupuloso, un científico corrupto...pero un mal amigo no había entrado en sus planes.

Todo eso abrumaba su mente cuando solo le faltaban cinco minutos para llegar a aquel reducto oscuro en ese pueblo abandonado.

De pronto en el cruce de las dos rutas se le atravesó un camión con acoplado, los frenos le fallaron, el choque fué inevitable; el estruendo espantoso, el auto voló en mil pedazos y su mente también.

Retrocedió al principio de su historia...a sus comienzos.

Despertó en la terapia intensiva después de mucho tiempo, cuando una enfermera lo asistía.

Al verla solo atinó a decirle:

-mamá...mami...te gustó el dibujito que te regalé? lo hice yo solito.

La enfermera asintió con una sonrisa y lo dejó solo. Cómo iba a explicarle que el papel lleno de indecifrables jeroglíficos matemáticos que le había entregado al llegar al hospital lo había tirado. No era bello, no servía para nada y además no acostumbraba guardar recuerdos de pacientes moribundos.  Después de todo solo eran símbolos sin ningún significado.

 

"EL DESTINO ES INEVITABLE. LO QUE TENGA QUE SER...SERA.

Y SI NO, NO SERA NADA."

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Gracias Gustavo...haberlo dicho antes...ja ja. Espero que algún pronto día escribas vos la segunda parte así yo borro este final mediocre de un inicio brillante. Lo mio, indefectiblemente, es el amor. Lo tuyo relatos geniales.
    Gracias Isabel. Espero ansiosa la opinión de Gustavo que se hace desear...o no le gusta lo que escribi.
    No lo había leído, quedo bien
    Un toque distinto, quedo bien.
    Magnífico final. Suele pasar que la ansiedad nos lleva por mal camino.
    Magnífico, Mirta. Yo creo que a Gustavo le va a encantar. A mí me ha gustado mucho, sobre todo el final que nos previene contra la ambición desmedida. Enhorabuena
  • Hay olores que se impregnan en nuestra memoria.

    Es sin duda el coraje a seguir lo que nos impulsa a la vida a pesar de todo.

    Observar la vida.

    Deberíamos de tenerlo en claro para ser plenamente felices.

    Volver el tiempo atrás....quién no lo quisiera alguna vez en su vida.

    Hace frio....y el corazón lo siente.

    Les presento con toda humildad (de verdad) la parte 2 del relato iniciado por Gustavo L: Ruiz. Ha sido un reto para mí salir de lo romántico, de hecho no tengo su maravillosa inventiva y creo que esta parte denota un toque femenino. Espero les guste, en especial a Gustavo. GRACIAS por la generosidad de compartir tu obra confiandolé el final a otro.

    Tu poder sobre mi...aquietas mis ansias.

  • 26
  • 4.7
  • 113

soy una habitual y constante lectora, de todo. Y una incipiente y simple escritora, de poco.

Tienda

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta