cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Me corro, amor.
Amor |
27.09.15
  • 4
  • 4
  • 767
Sinopsis

Me imagino a mí mismo cuando lleguen esos momentos en los que dejaré de tener novia, si es que alguna vez me da por tener una. Como cuando ella pregunte: ¿Cariño, cuando supiste que estabas enamorado de mí?

Me imagino a mí mismo cuando lleguen esos momentos en los que dejaré de tener novia, si es que alguna vez me da por tener una. Como cuando ella pregunte: ¿Cariño, cuando supiste que estabas enamorado de mí?

 

Era tarde. Era domingo. Era, resaca.  Me la estaba cascando por aburrimiento, por tercera vez aquel día. La verdad es que ya no sabía ni en que pensar. Todo estaba ya usado, todo manchado. Necesitaba algo nuevo. Y entonces me acordé de aquella chica del martes. La conocí en un bar mientras leía una novela. No recuerdo su nombre, pero era guapa.

Decidí que tenía que ser ella. Trataba de acordarme de su cara mientras seguía dándole arriba y abajo sin parar. El final estaba cerca pero yo no conseguía darle forma. Me la imaginaba a cuatro patas, de rodillas y tumbada pero su cara seguía siendo un círculo borroso que no conseguía hacer nítido. Sentía el fuego subir. Ya no quedaba tiempo. ¿Cómo te llamabas maldita zorra? ¿De todos los nombres posibles cual era el tuyo? Tenía que recordarlo, no iba a desperdiciar una buena corrida sin una cara. Y entonces, justo antes de que mis flujos estallaran y el fuego ya me quemara, recordé su sonrisa. Su cara apareció nítida frente a mí. Con esos ojos, con esos mofletes y los dientes bien colocados. Me di cuenta de que incluso ahora que recordaba su cara, no podía recordarla de otro modo que no fuera sonriendo. No era capaz de imaginármelo.

¿Será amor? Pensé con la mano aun agarrando mi polla y todo perdido de esperma. 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta