cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

5 min
melancolía
Amor |
08.12.14
  • 0
  • 0
  • 188
Sinopsis

el tiempo pasa y con el la vida.

Ha comenzado a llover otra vez, hoy como todos estos últimos días he pensando en el pasado, en el presente, en el futuro.Pasado, etapa de la vida que siempre viene con nosotros y que es presente de vez en vez, porque vuelven nuestros recuerdos y es como si lo viviesemos nuevamente,  a veces sentirlo tan cerca nos produce placer,porque hay cosas lindas en el pasado, lo malo es que con la sabiduria, con la experiencia del hoy, existirían cosas que nos gustaría cambiar, y sin embargo, es imposible, aunque pareciera que lo vivimos otra vez, no es una nueva oportunidad de hacer las cosas, lo que fue ya fue. En aquel momento tuve tantas ideas de lo que podía ser hoy, el presente, y descubro que mi posición en el presente se parece mucho a mi posición en el pasado y que para mi futuro espero hoy lo mismo que esperé ayer.

Pudiese parecer trabalenguesco(y esta palabra me la acabo de inventar, realmente no se si existe) pero es así y redunda en lo poc oque he avanzado con mis proyectos, en mis planes, en mis aspiraciones, en mis sueños.

Hoy recordé como me gustaba escribir y he vuelto a escribir, antes lo hacía porque se me daba mejor que hablar, la timidez me vencía ante innumerables situaciones, hoy porque aunque tengo buenos amigos, se que disponen de poco tiempo y mejor espero a emplearlos cuando verdaderamente tenga cosas nuevas que decir.

Siempre he sido una soñadora pero hasta hoy no me había dado cuenta hasta que grado, hasta hoy pensé que sería posible, ahora ya no sé que pensar porque aunque lo veo tan lejano dejar morir la esperanza es algo que definitivamente no va con mi personalidad, menos aun con mi actitud. Yo me desanimo, pierdo el sentido de lo posible, de lo imposible, pero no pierdo la fe y la esperanza aún cuando todas las cosas tributan a que lo haga, es como si soñara más consciente de que puede ser, pero también puede no ser.

Escribí muhas cartas de amor que nunca me atreví a mandar, emborroné cuartillas, garabateé libretas, pinté corazoncitos con alas pero siempre callé y es contradictorio ya que por naturaleza hablo bastante, pero cuando se trata de expresar sentimientos, surge el silencio, nacen las ideas pero se cierra mi garganta.

Quizas callaba porque era lo mejor o porque sabía a ciencia cierta que no había nada para mi en aquel corazón que idolatraba, y entonces para no hacer más grande la herida, mantener la calma, intentar aquietar el corazón, tal vez simplemente me enamoré del amor.

Y me sorprendo hoy con mi nostalgia y con mi angustia escribiendo nuevamente por quien suspiré, con el mismo temor a expresar lo que pienso, sintiéndome casi como la última vez.

¿A dónde va mi firmeza?¿A dónde mi seguridad?¿A dónde va mi amor propio, mi orgullo?Porque verdaderamente nada me ata a él sino yo, yo y los recuerdos que me empeño en mantener vivos y en vivirlos una y otra vez ¿A dónde mi serenidad, mi paz, mi tranquilidad? Si me agito cuando le veo aún cuando sé que él no estará para mi cuando le necesite porque se ha empeñado en poner el punto y final donde yo pienso que se podía poner un punto y seguido.

Todo es complicado porque somos obstinados, en este caso es sencillo, actuamos distintos porque queremos distinto. Yo quizás no le ame, pero lo miro y veo el amor, o al menos todas las cosas que se relacionan con amor quisiera que fueran con él, el de alguna manera me quiere o  al menos no me odia, su cariño no es filial, me desea pero no me ve como su amor.

Y así pasa el tiempo, yo esperando siempre más y él dando siempre menos.

Y todos los días digo no volverá a pasar pero me desarmo luego y ya en sus brazos pienso, lo termino la próxima vez y me siento bien esos instantes de pasión que cuanto pueden durar, 30 min, unas horas pero al final se va y me deja más miseria que la que tenía antes, más pesar en el alma, más soberbia, más dolor.

Yo soy esa muda que se levanta todos los días esperando que todo cambie para mejor pero sin hacer nada, que mejor no significa estabilizar nuestras cosas, más bien que se definan. Somos o no somos y adiós al término medio.

Actualmente estoy como la canción de Sabina y morirme contigo si te matas y matarme contigo si te mueres, porque el amor cuando no muere mata `porque amores que matan nunca mueren. No sé si me muero por él, si mueron con él, si le entiendo, si lo quiero entender, si quiero que termine, si quiero volver a empezar.

¿Dónde habita el olvido? Los besos que se pierden por no saber decir "Te necesito,te perdono, vuelve a mi" y la vida sigue, como siguen las cosas, naturalmente y sin mucho sentido y se ven los sueños rotos sin poder volver.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Este relato no tiene comentarios
  • Este relato no tiene valoraciones
  • el tiempo pasa y con el la vida.

Tienda

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta