cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Melancolía
Poesía |
18.03.15
  • 0
  • 0
  • 419
Sinopsis

http://wwwblackraindrops-nanna-mei.blogspot.com.es/

Y entonces explota, arde. 

Como una llama arrasando el camino, como el hielo sobre la piel;

como el fuego del infierno.

Y destroza mi alma, dejándome sola,

vacía. 

Desangrándome en las sombras, 

en los restos del olvido.  

 

El fuego besa el hielo, 

sin perecer, sin consumirse.

Y en sus ojos verdes, de piedra, 

veo mi propio miedo.

Veo la burla, el desprecio,

encerrándome en cristal,

blanco dolor,

silencio,

y todo se reduce a tierra.  

 

En sus labios brilla el odio; rojo, vibrante.

Su pelo baila, helando el aliento.

A veces el mundo me empuja hacia ella,  y lucho,

clavando las uñas,

arañando el suelo.     

 

¿Cómo puede ser hermosa la luna ahí sola, sobre todos nosotros,

cómo puede ser bella si en su vacío solo contiene veneno?

Invisible, aterrador, esquivo.    

 

Y qué ocurre cuando las estrellas se funden con la luna,

cuando allá arriba nos miran millones de ojos huecos, esperando, 

dejándonos vivir, morir, retorcernos.

Solo en la oscuridad la luz es más brillante,

solo en la luz la oscuridad pervive.

Amantes, iguales. Eternos.  

 

¿Acaso la luz no hiere al quemarnos los ojos, 

acaso la oscuridad no cura dándonos consuelo? 

Lágrimas negras se funden en el agua, miles de perlas desgarran el cielo.

Y tú sigues tan bella, tan perfecta. 

Tan dolorosamente fría.   

 

Y duele tu presencia, tu eco.

Duele el tiempo que gira a tu alrededor y el miedo que te acompaña. Duele. 

Y quizás porque es verde, quizás porque es luz.

Quizás por tu alma, el negro.

Quizás no sé por qué, pero duele,

y bajo la negra luz de su mirada,

bajo el helador abrigo del mundo que una vez amé, 

y que hoy me ahoga en el blanco, en la nada;

yo me rindo,

yo sucumbo,

yo muero.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 12
  • 4.56
  • 315

Fatalista y monotemática desde 1997. http://wwwblackraindrops-nanna-mei.blogspot.com.es/

Tienda

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta