cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
Memorias de Albalá
Varios |
06.03.08
  • 4
  • 2
  • 1479
Sinopsis

El gallo había cantado ya dos veces y Juan permanecía aún encamado. No era lo habitual, la fuerza de la costumbre le había instruido a comenzar la jornada antes de que la alborada asomara; pero la fiebre siempre es dura contrincante y en esa ocasión le había ganado. Mientras, Angelita seguía afanada en sus labores sin percatarse de la anomalía. Fue la pequeña Manuela quien reparó en la falta:

- Madre, el café de padre se enfría – dijo con su diminuta barbilla apoyada en la mesa.

Angelita soltó el fregón y secándose las manos en el mandil le dijo a la otra hermana:

- Voy a ver. María, despierta a tu hermano.

Jesús era el primogénito de la familia y, desde que cumpliera la mayoría de edad en el recién zanjado verano, también la mano derecha de su padre en los negocios de sustento de la casa. Los Lineros, que así les llamaban en Escurial – pueblo donde residían -, se dedicaban a la agricultura del cereal y la ganadería bovina. El apodo provenía de una antigua ocupación del febril tendido que, incluso antes de conocer a su esposa, marchaba pueblo a pueblo comprando la materia prima para enviarla en trenes a las fábricas textiles de Barcelona. Por aquel entonces sellaba su correspondencia como:

Juan Sanz Luque
Comerciante y Tratante de Lino



Para los demás era simplemente: Juan el Linero.

- Jesús, levanta que ya es hora, padre está malo – el bulto bajo las sábanas permaneció inmóvil en señal de resistencia. Como tantas otras veces, la intrusa tuvo que romper la penumbra de la estancia abriendo las contraventanas para conceder el acceso a los primeros y más débiles rayos de sol.

- Mmpf, ya voy, ya voy – Jesús no necesitaba encontrarse enfermo para remolonear en la cama y de mala gana arrastró su aún entumecido cuerpo hasta la cocina. Su madre continuaba con la tarea tras asegurarse de que el doliente tomara en serio la calentura y permaneciera en el lecho.

- Vete a ver a tu padre, quiere hablar contigo.

De pronto, se acordó de aquel carnero semental que, desecho y mayor, había salvado sus huesos del fondo de la charca la mañana anterior. Ese torpe obligó a su padre a calarse para recuperarlo. "Déjame a mí o cogerás una pulmonía", sentenció entonces el Linero.

- Padre, ¿se encuentra bien? – Jesús asomó la cabeza al no recibir respuesta del interior.

- Pasa hijo. – Juan apenas podía hablar y le indicó con la mano que se acercara para no forzar su maltrecha garganta. – Hijo, hoy tendrás que ir solo al mercado de Albalá.

Una vez al mes el Linero viajaba a la localidad de Albalá, en la comarca de Montánchez, para visitar su afamado mercado de ganado y comprar ovejas de cría. Una vez al mes y no menos, porque el único transporte con que contaban era un viejo Renault 4L del que habían suprimido los asientos traseros para aumentar la capacidad de carga que, aún así, se limitaba a dos o tres cabezas.

Jesús despertó de pronto. Era un chico valiente y con iniciativa, pocas cosas le causaban temor. Pero no era el miedo lo que le había espabilado, sino el repentino sentido de la responsabilidad. En el mercado de Albalá se daban cita los más avispados comerciantes de la zona y eran reconocidos regateadores de alta talla. Un joven casi imberbe negociando entre experimentados mayoristas era carne de cañón, y Juan lo sabía.

- Escúchame con atención: pregunta po
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta