cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Mi muerte, mi liberación.
Drama |
07.07.15
  • 4
  • 2
  • 892
Sinopsis

Un hombre muy vital intenta huir de la cárcel, tras un accidente, en que se ha convertido su vida.

Tengo 32 años y soy parapléjico. 

Siempre fui una persona muy activa y aficionado a los deportes, incluso a los de riesgos.
Cuando tenia 19 años, practicando ciclismo de montaña tuve un accidente, con tan mala fortuna que me di un fuerte golpe en el cuello,  a raiz del cual quede paralitico. De esa forma hice mi entrada en el Infierno.

Al principio tuve algunas esperanza de recuperarme, pero al pasar el tiempo, me di cuenta que todo era inútil. La vida que conocía y amaba, había quedado atrás para siempre. 
 Desde ese momento, el centro de mi universo se redujo a esta silla de ruedas, que más que ayudarme a desplazarme, la siento como un peso que me aplasta el corazón y el alma, que me anula como persona.

La única parte de mi cuerpo que puedo mover es la cabeza. Para alguien como yo, amante de las actividades al aire libre, mi situación actual es peor que la muerte. Nadie que no haya pasado por esto puede saber el infierno en que vivo.

He intentado sobrellevar mi vida, pero no es fácil. Necesito ayuda para todo, hasta para lo más basico, y esto me resulta terriblemente humillante. He dejado de ser un hombre normal para convertirme en un cadáver vivo. 

Me viene con frecuencia ideas de suicidios, pero ni siquiera eso puedo llevarlo a cabo. Mi cuerpo se ha convertido en una cárcel de la que no se cómo escapar. Si, mi cerebro funciona perfectamente, pero es como tener un coche con el motor en buen estado pero sin carrocería que trasladar.

Últimamente me he obsecionado con la muerte. Si encontrara una forma de morír, que pudiera hacerlo por mi mismo, la llevaría a cabo. No puedo pedirle ayuda a nadie en este sentido. La ley permite que en estos casos sufras, pero no te dejan terminar con ese sufrimiento. 

Siempre fui muy aficionado a los ordenadores y la verdad es que se me daba tan bien como los deportes. Me encantaba introducirme en ordenadores ajenos, pero sólo por curiosidad, simplemente por el reto que representaba.

Aunque con mucho esfuerzo, he logrado dominar la varilla de metal que uso con la boca para poder un el teclado.

Hoy me han dado una buena noticia. Un enfermero, amigo mío, me dicho que la máquina de respiración asistida a la que estoy encadenado, se controla por ordenador. Con un poco de suerte, mi pesadilla está cerca de finalizar. 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 54
  • 3.91
  • -

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta