cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

7 min
Mi primer Beso
Amor |
06.03.15
  • 0
  • 0
  • 472
Sinopsis

Recuerdos de hace quince años

Primer Beso

Mientras caminaba por una avenida conocida de mí cuidad, una pareja algo atrevida se besaba en las bancas puestas para descansar. Sonreí mientras los veía al pasar, por mi mente muchas imágenes de besos pasaron. Experiencias mías y escenas de las películas. Una imagen en concreto apareció haciendo que me detenga, no es por presumir pero cada vez que la recuerdo mi cuerpo suele estremecerse, me suelo quedar pasmada recordando los suaves susurros de ese momento.

No sé en qué momento pero ya estaba sentada en una banca, tonta y perdida en ese recuerdo. Sutilmente mis manos se dirigieron hacia mis labios, como si sintiera aun el roce. Cerré los ojos por un momento mientras más imágenes llegan a mi mente. Imágenes de mi primer beso, el perfecto primer beso.

Tenía 14 años, estaba descubriendo ritmos de música nueva. El rock estaba ganando terreno en mi corazón, la ropa negra me parecía atractiva, pero aun no la profundizaba. Lo conocía tiempo atrás, éramos amigos de holas, ¿Cómo estás? Y adioses. El tenía 24 años, mucho mayor para mí, pero siempre me atrajo. Era el joven rebelde que también gustaba del rock. Tenía los ojos claros, nariz perfilada, sonrisa cálida, cabello lacio oscuro, altura promedio. Las veces que nos saludábamos mi cabeza llegaba a sus hombros. Era pequeña. Me encantaba su cabello largo, muchas veces sujeta por una liga en media o cola alta. Su pequeña barba de chivo era graciosa, pero lo que más me atraía era su forma de vestir. Casacas de cuero negras, botas con adornos metaleros, pulseras con púas. No era un patito feo, estoy segura que si lo hubieran visto dirían que es el clon de Jared Leto, agregándole el aire de misterio y chico malo.

Fue una noche de agosto si mal no recuerdo, hacia frio. El hablaba conmigo animadamente, me daba clases del género metalero. Lo miraba ilusionada, su perfil era precioso. No podía dejar de mirarlo y siempre  se terminaba intimidando. Me sonreía tan dulcemente que no sé cómo es que no me desmayaba.  Sus manos se movían mientras trazaba notas musicales en el cielo, no sé porque pero la luna nos premiaba con su presencia. Sintió mi mirada fija y se giro para verme, su mirada no fue suave ahora, fue penetrante. Sabía que deseaba intimidarme también, lo consiguió. Baje la mirada y creo que hasta me puse colorada. Sentí sus dedos acariciar mi cabello, del susto lo volví a mirar y note que estaba más cerca de mí.

¿Estás bien? – me pregunto acercando mas su cuerpo, pase saliva porque su voz había sido tan delicada. Claro – le dije mientras sonreía.  Me empujo un poco y mi espalda choco contra la pared, lo vi confusa. Me sonrió y bajo su cabeza, era alto para mí. Me tienes miedo – dijo seguro, sentí su aliento a cigarro. Mi piel se erizo, quería correr, pero a la vez quería quedarme. No – le dije sonriendo, el movió su cabeza en señal de aprobación. Se acerco más y me miro estudiando mi rostro. Me gustan tus ojos – dijo acariciando el contorno de ellos, Tus labios – dijo pasando su dedo pulgar suavemente sobre ellos. Quisiera no ser tan grande para ti – dijo con un poco de tristeza, subí mi mano y cubrí la de el cómo consolándolo. Siempre estarás en mí – dijo acercándose más, por inercia retrocedí pero no podía escapar. Lo tenía a milímetros de mi, su respiración era profunda, sus ojos estaban fijos en los míos. Quise hablar pero no pude, sus labios estaban sobre los míos. ¿Esto es un beso? Pregunte en mi mente, algo en mi estomago hizo que temblara. Fueron algo de cinco segundos que duro, pensé que se iría pero sonrió sobre mis labios. Sonreí también y fue ahí que sentí como mis labios se abrían y como en los unía. Mis ojos se cerraron, sentí que volaba. Curiosa los abrí y el los tenia cerrados. Los volvía a cerrar y subí mis brazos a su cuello como en las películas, me arme de valor y tire de la liga que sostenía su cabello, el cual cayó cubriendo nuestros rostros. Sentí más presión en mi espalda, sus manos acariciaban mis costillas sobre la casaca que tenia. Me había vuelto una experta besando, tal vez nacimos con ese instinto. Sus labios se separaron de los míos y puede respirar profundo, abrí los ojos y el beso mi barbilla, mi cuello. Casi me golpeo la cabeza con la pared, reaccione. Pero no lo solté, seguía colgada de él.  Me encanta tu cabello – le dije viéndolo, era largo por atrás y corto hasta el comienzo de los hombros por adelante. Sonrió  y volvió a besarme, no fue tan largo, corto pero sonoro. Nos separamos y por mucho rato él se quedo viendo la luna, vio el reloj suspiro. Odio irme – dijo viéndome, puse la mueca de molestia, el empezó a reírse. Fue mi primer beso – le dije, me miro serio y de un momento a otro me abrazo. Sentí su perfume, era suave, como un talco. El olor quedo grabado en mis sentidos, me dijo que se sentía bendecido. Que en ese momento si pudiera me secuestraria. Reímos y se despidió de mi con la promesa de vernos la semana entrante.

Después de ese día no dejaba de ver la luna, recordando, suspirando, tocando mis labios. Lo volví a ver y a escondidas nos dimos más besos, las clases empezaron y nos alejamos más. Después de meses sin verlo lo volví a ver y estaba diferente. En su trabajo ya no le permitían llevar el cabello largo, no volvimos a besarnos, el decía que algún día seria merecedor de mi. Los años pasaron y siempre buscaba su perfume. Visitaba tiendas, catálogos, buscando ese aroma. Seis años después por casualidades del destino nos encontramos, trabajábamos en la misma empresa, nos quedamos mirando, sonreímos con complicidad. Como diciéndonos hola, poco a poco nos dejamos de ver.

 

Sentí el viento y abrí los ojos, la pareja de la banca seguía besándose. Me levante y seguí mi camino, siempre me pasa eso cuando recuerdo ese primer beso. Fue único, se que él está casado, tiene hijos. ¿Lo volvería a besar? Yo creo que sí, el y yo sabemos que nunca lo olvidaremos. Encontré su perfume, después de años de búsqueda. Es cardigán, tengo una botella en mi cuarto. Me gusta olerlo, porque me recuerda ese momento.

Vivimos de nuestros recuerdos, creo que es hermoso revivirlos y seguir atesorándolo a pesar de los años. Han pasado casi quince años desde aquella vez, lo siento como si fuera ayer. ¿Ustedes recuerdan su primer beso?

Atte: LMCZ

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Este relato no tiene comentarios
  • Este relato no tiene valoraciones
  • Mientras dormía una mujer apareció en mis sueños, caminamos mientras me relataba una historia, la cual viví como si fuera mía. Te la mostrare por que no puede ser solo un sueño para mí, te mostrare que no importa si eres ateo o creyente. Los ángeles pueden existir solo si nosotros lo deseamos y todos tenemos uno, eso te lo puedo asegurar.

    Recuerdos de hace quince años

    Hiro, un muchacho adinerado nos cuenta su historia de amor. El destino le demostrara que el dinero no lo es todo, el amor rompe barreras y muchas veces nos rompe el corazón.

    Nota del autor: Una chica hace mucho me confió estas cartas con el solo fin de compartir sus sentimientos, al leerlas mi corazón volvió a la vida. No sé mucho el porqué las escribió pero cuando fui revisándolas pude entender el porqué de todo. "Ema" así la llamare, me dijo que algún día las compartiría. Lamentablemente ella se fue a un lugar lejano al cual no puedo ir aun, es por esa razón que las publico para mostrarles la variedad de sentimientos y la realidad que muchos vivimos. Cada carta tiene un sentimiento diferente, les dejo a ustedes mis queridos lectores la tarea de analizarlas y comentarlas. Dedicado a esta mujer llamada "Ema" la cual cada día se presento ante mi entregándome una carta.

    Nota del autor: Una chica hace mucho me confió estas cartas con el solo fin de compartir sus sentimientos, al leerlas mi corazón volvió a la vida. No sé mucho el porqué las escribió pero cuando fui revisándolas pude entender el porqué de todo. "Ema" así la llamare, me dijo que algún día las compartiría. Lamentablemente ella se fue a un lugar lejano al cual no puedo ir aun, es por esa razón que las público para mostrarles la variedad de sentimientos y la realidad que muchos vivimos. Cada carta tiene un sentimiento diferente, les dejo a ustedes mis queridos lectores la tarea de analizarlas y comentarlas. Dedicado a esta mujer llamada "Ema" la cual cada día se presento ante mi entregándome una carta.

    Nota del autor: Una chica hace mucho me confió estas cartas con el solo fin de compartir sus sentimientos, al leerlas mi corazón volvió a la vida. No sé mucho el porqué las escribió pero cuando fui revisándolas pude entender el porqué de todo. "Ema" así la llamare, me dijo que algún día las compartiría. Lamentablemente ella se fue a un lugar lejano al cual no puedo ir aun, es por esa razón que las público para mostrarles la variedad de sentimientos y la realidad que muchos vivimos. Cada carta tiene un sentimiento diferente, les dejo a ustedes mis queridos lectores la tarea de analizarlas y comentarlas. Dedicado a esta mujer llamada "Ema" la cual cada día se presento ante mi entregándome una carta.

Me gusta escribir y liberar mi mente

Tienda

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta