cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
MI UNICORNIO
Reflexiones |
21.11.14
  • 1
  • 0
  • 1269
Sinopsis

Reflexión sobre como se interpretan nuestras palabras, escritos, incluso, nuestras acciones.

Dicen las malas lenguas, que es otra de las panfletarias historias propagandísticas de los Yankees contra el Régimen, pero el caso es que a mí siempre me ha gustado. Una cortina de humo para lavar el coco a los cubanos, sin la habitual sutileza de un cañón del calibre 406/50.  

Azul es mi color; azul cielo, su azul reflejo en el mar, ¡azul claro!, ¡azul añil!, ¡¡¡azul… azul… azul…!!!  

Ya sé que el arma utilizada por los norteamericanos, en tiempos de paz, es la información interesada y manipuladora, pero, debo insistir, la historia inventada por ese funcionario a miles de kilómetros de la Habana, me parece de una lectura tan poética y literaria, que siempre he pensado que debió tener un buen día.  

Sí: un nuevo amor, el nacimiento de un hijo, salir por fin del armario, no sé, algún ensueño logrado que lo motivara a convertir una simple canción, sin doble sentido ni urdidora de soflamas antibloqueo, en un mítico himno tan evocador y de una traslación retórica de esos hermosos versos del autor, aumentativos de su belleza.  

También ¡podría ser!, una de esas comunes meteduras de pata de quienes pretenden manipular convirtiendo su embaucadora maniobra en un verdadero artefacto expansionador de lo que ni siquiera se hubiera propuesto el cantautor. No voy a citar, por no provocar hoy a mi alma sosegada, ninguna de las tantas ya conocidas.  

Los que no conozcan la canción, estarán pensado, ¡y de qué demonios estoy hablando! Ruego tranquilidad, la misma que me proporciona el escucharla.  

En 1982, en el mejor momento de inspiración del cantautor cubano, Sílvio Rodríguez, publicó su disco “Unicornio”. La canción que da título al álbum se convirtió, por obra y gracia de un extraño, tan alejado de cuba y de su cultura, en pancarta de sinrazón de lo que hoy llamamos (comprensión lectora).  

Siempre he sido defensor de la visión y el entendimiento del lector por encima de todo. Por poner un ejemplo: los poemas. Para unos tienen un significado, otro, o el contrario, para algunos y a una inmensa mayoría sólo les gusta su rítmica y que simplemente rimen. Hay una frase corta de Hemingway que podría explicar lo que eternamente defenderé contra viento y marea, escrita en un cartón sujetado por un pobre padre de familia: “VENDO ZAPATOS DE NIÑO, SIN ESTRENAR”, apelando el autor a descubrir la desgraciada historia que podría esconder esta simple línea escrita. ¿Podría alguien no darle el mismo significado, leída a primera vista?, yo creo que sí, incluso cambiarla mejorando su impronta según el criterio y la imaginación del lector.  

Pongámonos en tesitura: el cantautor comenzó los versos de su canción, así: ¡Mi Unicornio azul ayer se me perdió, pastando lo deje… y desapareció!.  

Pues ese señor enamorado, padre emocionado o heterosexual reconvertido, entendió que hablaba de unos Jeans, sí, unos simples vaqueros, que al dejarlos secar al aire, puro y limpio de la Cuba rural, alguien se los robó. ¿Habrá algo más emblemáticamente americano que unos vaqueros, con el que asegurar al mundo entero que los cubanos anhelan algo tan propio de sus enemigos más directos?, dando a entender que la voz “Patria y Honor” no todos la llevan grabada en el corazón.  

No todo tiene sentido en esta vida, y en ocasiones, sólo tienen el sentido que uno mismo les dé.   Para mi, cada vez que escucho la citada y preciosa canción de Sílvio, el cual ha negado por activa y por pasiva éste nuevo significado, explicando que el Unicornio de su canción es tal cual y mitológico por derecho, me imagino al ladrón esquivando las miradas a su alrededor, para poder atrapar su anhelado Unicornio azul, no teniendo posibles con los que agenciarse unos propios.  

Gracias que la imaginación es libre, tanto como para poder escribir esta reflexión…. a mi manera.    

Nota, referencia: “MI UNICORNIO” 

https://www.youtube.com/watch?v=nVAVVrySkfk

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Amante escritor de poesía y relatos cortos, con una novela terminada y varias en ciernes. grancanario, isleño, y si me apuran, aborigen de mi tierra.

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta