cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Mi vida en tu despertar
Amor |
23.12.13
  • 4
  • 5
  • 1779
Sinopsis

Hay cosas que significan tanto que hacen que la distancia se acorte. Dedicado con todo mi cariño a una de las personas más importantes de mi vida y a un pequeño granujilla, aunque él no podrá saberlo.

Te escribo mientras te siento tumbado a mis pies sumido en tu habitual modorra, en la que caes a partir de ese mágico instante en el que el sol comienza a esconderse tras los edificios. El silencio me envuelve, roto únicamente por tus puntuales suspiros. ¿En qué estarás soñando, dulce criatura? ¿Acaso te acuerdas de ella?

Hay veces que permaneces sentado sin inmutarte, mirándome con tus tiernos ojillos negros y me da la sensación de que la echas de menos. Pero no puede ser, es impensable.

Te observo y veo como tu pequeño cuerpo algodonoso, ahora hecho un ovillo, se mueve sutilmente a un ritmo acompasado, arriba y abajo. Si pudieras entenderme, si pudieras sentirme, te darías cuenta de lo que me haces pensar, de lo que me haces sentir. Por lo que eres y por lo que significas.

Porque guardas en ti un cachito de ella que la avariciosa distancia no será capaz de llevarse. Porque al asomarme a tus profundos luceros, es ella la que me devuelve la mirada. Y casi puedo vislumbrar esa suave y reluciente cabellera, esas finísimas briznas doradas que se agitan levemente con la brisa, creando un efecto semejante al de una lluvia de diminutas pepitas de oro.

Sé que no puedes leer esta carta, pero cada trazo de mi pluma en éste papel está inspirado por eso que llevas dentro de ti. Cuando despiertes de tu siesta, me regalarás tu mirada somnolienta y podré verla de nuevo, por un instante. Hasta entonces, que tengas dulces sueños.

 

Dedicado a Paula y al pequeño Leo

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Simplemente precioso.
    Me toca la fibra, por no decir el alma. Esta frase es para mi insuperable. "esas finísimas briznas doradas que se agitan levemente con la brisa, creando un efecto semejante al de una lluvia de diminutas pepitas de oro."...Es uno de los relatos más hermosos que he leído en esta página. Sencillamente Chapeaux. A mi suele suceder lo mismo y, aunque no es tu pequeño Leo, mi viejita Collie, también me trae recuerdos cuando la miro a los ojos...Gracias por recordármelo...Te felicito de todo corazón. Disfruté tanto tu relato.
    Alex, la voz de un espíritu sincero siempre es algo novedoso en este mundo de cinismos y mentiras. Un saludo
    Es precioso.Las palabras que salen desde los más profundo de nosotros son las más sinceras y llenas de sentido, eso ocurre a menudo,cuando damos voz al alma.
    es curioso, me recuerda a un microcuento mío titulado "destellos", por lo del asomarse a los profundos luceros y lo que se refleja en ellos. es fascinante que se puedan tener ideas similares a pesar de ser en el fondo mentes individuales enjaulados dentro de cráneos. saludos
  • Breve reflexión sobre las relaciones personales actuales

    La escritura del alma nunca podrá borrarse.

    Humilde y breve reflexión sobre la vida.

    Es curioso lo que puede llegar a hacer la música. Llevaba más de año y medio sin escribir absolutamente nada. De pronto eschuché LA canción en EL momento idóneo y los dedos comenzaron a moverse solos.

    Una escena que pudo darse o no, allá por los años veinte.

    Hace unos meses visité el Museo del Prado y, de entre todas las obras de arte, hubo una que me llamó bastante la atención. Este relato está inspirado en lo que me transmitió aquel cuadro que, incluso meses después, me sigue conmoviendo.

    La curiosa visión del amor de Tío Alberto.

    Un relato que escribí hace algún tiempo...siempre me ha interesado hasta dónde puede llegar la mente humana cuando está sometida a algún tipo de presión, amenaza, etc. Locura, desesperación...(Los que me lean ya se habrán dado cuenta) En éste caso, está inspirado en algo que me ocurrió.

    Hay cosas que significan tanto que hacen que la distancia se acorte. Dedicado con todo mi cariño a una de las personas más importantes de mi vida y a un pequeño granujilla, aunque él no podrá saberlo.

    Inspirado en algo que me contó mi abuelo hace ya algunos años. A él le dedico esta historia.

Tienda

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta