cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Miedo
Reales |
27.02.17
  • 4
  • 7
  • 674
Sinopsis

Inspirado por la reflexión “Ahora” de “aneleher”.

Era verano, estaba de vacaciones, lejos del caos de la ciudad, temprano, sobre las 8 de la mañana cuando salí a correr por las llanuras de la Pampa argentina.

Me calcé las zapatillas y allá que fui a descubrir nuevos horizontes, por esos campos, algunos labrados, otros a punto de ser recolectados. Se oían, jilgueros, lavanderas, colirojos, alguna urraca y también trigueros. Una ligera brisa mecía amapolas, hinojos, collejas, cardos en ambos lados de la carretera, por la que corría. El aire era virgen, limpio, fresco, ligero, acariciaba mi cara y refrescaba mi cuerpo. Alboreaba el sol por la izquierda. Era libre, sentía la inmensidad, la grandeza de todo.

Y mientras corría, noté algo raro, diferente, esa grandeza, esa belleza, sí seguía todo allí, oía mis pisadas sobre el asfalto, baje el ritmo de la zancada, hasta quedarme parado, miré a izquierda y a derecha, al lejano horizonte, y dije en voz alta, HOLA, no hubo respuesta, reinaba el silencio, un silencio grandioso, enorme, no se oía el viento, ni los pájaros, no se movían la plantas, ni las nubes, el sol parecía estático, no había tiempo, como una foto en tres dimensiones.

Silencio, falta de ruido, de sonido y entonces me encontré solo, solo en la inmensidad, solo en la existencia, débil, frágil, mosqueado, preocupado, acojonado, y la belleza que contemplaba daba terror, tenía miedo.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Sencillamente, bien logrado, me gusto mucho
    Siento no haberte transmitido esa sensación scaramouche, quizas en un desierto a cientos de kms de todo hubiera sido más sencillo imaginarselo.
    Pues la verdad es que me cuesta hacerme a la idea de como es esa sensación porque no recuerdo haberla sentido nunca. El relato tiene algo, que no sabría explicar, que meha gustado. Felicidades.
    Me encanto.Muy buen relato.
    Me ha gustado la fuerza descriptiva. A veces pequeños textos llegan muy adentro. Un saludo Johnny.
    Gracias. Añado como comentario un final alternativo. "tenía Miedo, y quiso apoderarse de mí. Pero un pensamiento rápido, pasó por mi cabeza, y el miedo desapareció, y los pájaros cantaban, el viento acariciaba, las plantas mecían y el sol se movía. Esa belleza la tuvo que crear alguien, y yo formaba parte de ella, y entendí que no estaba solo"
    Me ha gustado
  • Inspirado por Roberto Berríos con su “¿PARA QUÉ SIRVE LA POESÍA?”. Me surge esta reflexión.

    Es un nuevo día. Como describirlo en una palabra. !Arcoíris¡ Dedicado a las Rosas eternas de Denia.

    Ayer un coche me atropelló, y el conductor de rositas casi se largó. Este podría ser el resumen poético del suceso que a continuación detallo con pelos y señales, hasta donde mi memoria alcanza, la he dividido en el antes, durante y después. No perdáis detalle de hasta dónde llega la inquina humana.

    Esta noche Alice había quedado con sus amigas, Claire y Monic. Aunque alguien más se va a apuntar. ¿Quizás seas tú? ¡Estás invitado!

    Inspirado por el relato “Se comenta” de Gustavo L. Ruiz. http://www.tusrelatos.com/relatos/se-comenta . Es una reflexión poética.

    Podría ser más larga, y también más corta. Pero el juez así quiso, que fuera este guiso. (Dedicado a Leon27, Fenix y tantos otros, también yo, cuando toque)

    Recuerdas a Alice. Hoy hay fiesta en la oficina. Una, con algo distinto. Estas invitado. ¿Te la vas a perder?

    A veces no sabemos o vemos qué es lo que tenemos, hasta que lo perdemos. Entonces nos damos cuenta de lo que hemos perdido, y por qué. ¡Gracias Mario Cavara! Espoleado por tu comentario, y haciendo honor a la máxima de mi perfil hago este (plus).

    Muchas veces, no sabemos lo que tenemos entre las manos.

    Inspirado por la reflexión “Ahora” de “aneleher”.

  • 17
  • 4.54
  • 305

En algún momento siempre habrá alguien que lo hará mejor que tú. ¡Incluso tú mismo!.

Tienda

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta