cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
MIENTRAS INTENTO SUBIR
Reflexiones |
31.01.12
  • 5
  • 2
  • 3661
Sinopsis

Bloques... bloques enormes... bloques enormes de piedra

Mientras intento subir con todas mis fuerzas y sin abrir la boca, me pregunto si tienen algo en común el suicidio y el arrepentimiento. Es lo único que he pensado durante el último medio minuto pero aun no he llegado a ninguna conclusión. Y la verdad es que estoy confuso y empiezo a cabrearme. Confuso porque recuerdo el motivo de la pregunta, y cabreado por la respuesta, similar a cada pregunta que me hago y que solo me conducen una y otra vez al comienzo. Siento que ya ni siquiera queda tiempo para ofuscarme de esta forma, tal vez no tenga ya ningún sentido. No porque siempre sea la misma, que ahora resulta obvia, sino por su significado. Así que le imploro ayuda: ¿qué cree que tienen en común el arrepentimiento y el suicidio? Solo le pido un poco de rapidez para contestar pues mi tiempo apremia.

Siempre pensé, y creí, que la única conexión entre ambas palabras con tanto significado podría ser la secuela de un fallo tan grave que sus consecuencias desemboquen en peor resultado, como un ataque de celos, un pésimo engaño, una fatalidad provocada..., en fin, una escueta multitud de acciones en su mayoría sacudidas por un maligno ingrediente, llámese celos, engaño, fatalidad o cualquier otro que se le pueda ocurrir a usted. Y podría tener razón, pero no la tiene
. A no ser que este ubicado en la más tremenda de las locuras, algo que no dudare si al acabar de escucharme no ha cambiado de opinión. Imagine pues, un castigado, sincero y fiel marido que regresa a casa después de una infinita e inaguantable jornada laboral, con el único pensamiento puesto en la agradable y tibia ducha que precederá al refresco y al sofá, a las frágiles palabras de su adorada esposa mientras desentumece los hombros con uno de aquellos maravillosos masajes que con sus finas y tibias manos... pero se encuentra a su vecino y colega, incansable trabajador del turno nocturno de cualquier empresa penetrando ferozmente a su hermosa y fiel esposa. Una esposa a la que ha querido con más que amor a lo largo de su comprometida vida, y que con tanta ilusión y aprecio como la amó fue correspondida en similar acto, ofreciéndole tal respuesta a esta visión como ira al engaño. Comprendo su pensamiento y consecuencia, pero es demasiado rápido y por lo tanto obvio, en el cual el atormentado marido en un comprensible ataque de furia, asesina a la ilegal pareja previa a toneladas de culpabilidad y... arrepentimiento que le causara su propia muerte, es decir, el suicidio. Su idea es lógica, pero errónea en todo su contenido. La historia del amante es pura invención, tal vez con trampa, pero ejemplo por todos sus lados. Ya le digo que esta equivocado, y si piensa que no, le llamaré loco. Y le diré por qué, pero mentalmente, por supuesto. Desde luego el ejemplo con el que he expuesto mi preocupación no es real, pero que mejor oportunidad que este desconsuelo para explicárselo.

Yo me suicidé, de hecho estoy en ello. Hay mil formas de suicidarse que aquí ni mucho menos enumeraré, solo le diré que yo he optado por arrojarme desde un puente al profundo rio, anudándome a los pies dos enormes bloques de piedra, que si bien ligeras caían por el precipicio, para eso las elegí enormes, ahora se me hace imposible moverme debido a su enorme peso, por eso las elegí de piedra. Maldita determinación, maldita sabiduría. Permítame que le diga que sí tienen que ver el suicidio con el arrepentimiento. Llevo casi un minuto anclado a mi desgracia, intentando nadar con todas las fuerzas que da el conocer de tan cerca la muerte, pero en balde. Con los pulmones encogidos por el frío y la presión, la sangre golpeando mi cabeza y la sombra del infierno rondando mi espíritu, ¿cuál cree que es mí respuesta sobre la relación entre el suicidio y el arrepentimiento? Créame cuando le digo que más importante incluso que la vida es la vida propia, y que el bienestar de cada uno esta por encima de cualquier refresco, masaje, amor imperecedero o arrepentimiento. Solo una cosa más, piense bien antes de suicidarse, si quiere hacerlo no haga lo que yo, pues tal vez acabe dándome la razón.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Bravo. Muy agónico con un cierto toque de humor negro que me llama mucho la atención. El hecho de que sea un soliloquio dirigido al lector es cuanto menos inquietante... más que nada por lo que el personaje cuenta.
    Narrado a buen ritmo y de magistral sencillez,me he metido en la piel del personaje! qué horror y que pensamientos se le pasan por la cabeza en ese instante,resulta incluso humorístico.Mejor no tener que arrepentirse! sigue así.
  • Es tan grande la imaginación del deseo que al sufrir la herida de la realidad, directa y rápida, el osado aliento capaz de explicar tal sentimiento sólo será escuchado lastimosamente.

    Después de un año, y para ponerme las pilas, sencillo relato. Para Clody, sé que andas cerca...

    Es como el eco, no hace falta que estés delante de mí para recordarte.

    He nacido para equilibrar el mundo...

    SIGNIFICADO DEL NOMBRE SONIA: VARIANTE ESLAVA DE ORIGEN GRIEGO DEL NOMBRE SOFIA, LA QUE TIENE SABIDURIA. AMABLE, RACIONAL, DULCE, GENEROSA... ESTO ES PARA TI, TOYITA.

    LA MEMORIA NO ENTIENDE EL PASO DEL TIEMPO, Y ANCLADA NOS RECUERDA CON LATIGAZOS LA CULPABILIDAD O LA COBARDIA

    EN EL FONDO, LA VIDA SE DISIPA RÁPIDO, COMO EL HUMO.

    MI RECUERDO TRAZA IMAGEN DE SU ESPALDA A CADA CENTIMETRO QUE AVANZA POR SU PIEL...

    SOÑANDO UN JUICIO EN EL QUE JUEZ, JURADO Y TESTIGOS ES LA MISMA PERSONA, LA MISMA MUJER, ESE AMOR JAMÁS CORRESPONDIDO...

    Y SI, ES CIERTO QUE ALGO FALTA...

  • 47
  • 4.54
  • 154

ir descalzo, café y cigarro, el frio abrigado, la lluvia, la mirada, otro café con cigarrillo por favor, los gatos y en especial las gatas aunque renieguen de serlo, los folios nuevos,

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta