cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Morir de celos
Reflexiones |
11.01.15
  • 4
  • 3
  • 1304
Sinopsis

Buscar comprensión en una página de relatos como forma de vida es lo más parecido a tirar de la manta para no pasar frío cuando duermo con mi madre; también es lo más cercano al amor que he experimentado en una cama y a su vez lo más estúpido que hacer un sábado a las cuatro de la mañana.

Comerse la cabeza por pensar en lo que opinaran los que me quieren, por no sentirme aceptada o por ocultar tantas cosas que me ahogan. Los temas tabú impuestos por mis padres rondan por mi cabeza cuando más sola me siento. Que lleguen a pensar que mi orientación sexual es solamente un vicio, hace que no me siente a gusto con ella.

No tengo amor propio, asi que me es imposible creer en el amor, si no es en el de la marihuana o en el de mi musa, que me visita por las noches sin despertar a mi madre mientras duerme, la que me acepta tal y como soy, pero se me hace imposible depender de ella porque nunca sabes cuando puede dejarte. 

Puedo llegar a controlar los vicios hasta el punto en el que ellos me controlan a mi. Mi mayor vicio es escribir y después el sexo, si se mezclan me doy por vencida. En estos días sueño con una griega que esta a no se cuantos miles de kilómetros y yo ya no ser si hacer un trio también sería un pecado, aunque ya he pecado tanto que no se a que dios pedir perdón.

Necesito a aquel ex-algo que me dio la vida en aquellos meses, que me entendía y me dolía por igual, que me protegía y me besaba como si el mundo se fuese a acabar en milésimas de segundo.

He vivido tal descontrol  que mi cabeza no llega a entender que pueda haber algo justo en la vida, que algo o alguien pueda quererme como yo he llegado a hacerlo. Hay orgasmos que en la noche me matan, que no son de nadie y que se quedan escritos de por vida.

Hay recuerdos que me apuñalan y hay gente que me mata más cuando estan que cuando no. No hay lágrimas que no sean fingidas, porque se me instalaron las ganas de llorar como un videojuego en el software. 

Hay videos porno que me transmiten más que polvos y canciones que me desnudan mientras me corro. Hay algo en los ojos azules que me desordenan las palabras, hay porros en los que me fumo el miedo a ser yo, hay espejos en los que no me puedo mirar y hay sujetadores que me hacen sentirme mujer pero hombre aún ninguno.

Hay manos que dejarían que me pegaran hasta morir de placer, y en conclusión no hay ninguna palabra tabú que no me dejeís publicar en esta noche en la que muero de celos por no tener ninguna libertad.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Buenísimo Dana. Es bello y desgarrador, imposible dejar indiferente al leerlo. Muy muy bueno. Saludos.
    No puedo más que quedar impresionado por la forma de plasmar lo que sientes y la riqueza de tus pensamientos. En cuanto al contenido, nada importa salvo lo que tú quieras que importe. Un diez, en ambas cosas
    Uf..!! es lo primero que se me ocurre escribir después de leer tu texto. No deja de sorprenderme la capacidad que tienes de transmitir con las palabras, hay algunos errores en el texto pero es admirable que con sólo veinte años escribas estas cosas, a esa edad la mayoría de autores de ésta página seguramente (yo me incluyo desde luego) no escribíamos nada que mereciese ni remotamente la pena. Cuida a esa musa porque si la tratas bien juntas llegaréis a algo grande. Sobre el resto, son cosas que tendrás que resolver tú y tu gente más allegada (doy por supuesto que hay un poso autobiográfico en el relato), pero si te sirve de consuelo, todos hemos pasado por esas etapas de desconcierto. P.D.: “hay porros en los que me fumo el miedo a ser yo, hay espejos en los que no me puedo mirar “ esta frase me gustaría haberla escrito yo. Un saludo.
  • Necesito consejos para llevar a mi musa más allá, espero recibir algunos, ya que está página me ha ayudado en ocasiones a mantener esa parte de mí, que es escribir.

  • 149
  • 4.72
  • 26

Pacense, joven y apasionada por la escritura. TSID y futura psicóloga.

Tienda

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta