cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
Mulier
Varios |
29.10.14
  • 5
  • 2
  • 1193
Sinopsis

Magis esse quam videri oportet

Un señor deja un manuscrito en la puerta de la entrada a la capital de Atlántida.

"Quiero ser sinceros con ustedes queridos lectores que este relato leen. Verán, yo era un tipo que veía a una mujer y las valoraba superficialmente, no siempre pero sí en la mayoría de los casos. Mientras más dotadas tuvieran sus atributos o más voluptuosas eran –para tener de dónde agarrar-, mejor era. Hasta que un día me detuve en un pensamiento. Había algo que no me caía bien desde un principio. Una mujer no solo es un objeto, unos pedazos de carnes concedidas con facultades humanas, un mero segundo sexo, “no hombre”. Las mujeres aún en el día de hoy para escalar en la sociedad –en las mayorías de los ámbitos-, tiene que esforzarse mucho con respecto a los hombres, los cuales estos comparadas con ellas parecen que toman un elevador en su ascenso cuando las mujeres tiene que subir una exhausta y agotadora escalera. En una cultura donde ciertos programas degradan a la mujer, haciéndolas exhibir con poca ropa y grandes dones –que en su mayoría no son ni reales- como si fueran meros adornos de agrado placentero a la vista del hombre. Y las mujeres se han creído este punto de vista creyéndose que no valen, que no son más que cosas de deseo para el hombre lujurioso.

Más aún cuando he estado en el baño algo tanto vulgar como reflexivo me ocurrió. Cuando estaba queriendo expulsar un excremento grande por el recto –y que me costó mucho-, pensé como sería para una mujer tener un parto. Mucho peor seguro, pero no solo es eso, ellas constantemente están con sus períodos. Además es mucho más probable que las mujeres en el mundo sean más susceptibles a las violaciones que el hombre, ya que estos últimos son “más fuertes físicamente hablando”.  Además el embarazo no solo es parir –sin mencionar que en ocasiones se paren mellizos, trillizos, cuatrillizos y así-, también una sufre de mareos, vómitos matutinos, somnolencia, alteración en la percepción de olores y deseos intensos de ciertos tipos de alimentos.

Realmente ser mujer es mucho más difícil que ser hombre, que dentro de todo la tenemos fácil, y en nuestra simplicidad somos caprichosos con nuestro entorno y con ellas. Tal vez eso sea porque ellas son los “verdaderos hombres” y en nuestra envidia durante toda la historia siempre las hemos destituido a un segundo plano –en algunos casos peor-. No es como la teología católica quiso hacer creer en que la mujer tienta al hombre, somos nosotros al no poder soportar ver tanta virtuosidad en ellas y viciosidad en nosotros que las corrompemos. Si uno quiere tener una buena sociedad hay que tratar a todos por igual, y a las mujeres también. Ya que aunque ellas pueden ser mejores que nosotros, hay que inculcarlas para que sean señoras y señoritas cultas, de alta sapiencia tanto en el espacio intelectual como en la de eticidad-moralidad. Que sepan que ellas valen y más valen para nosotros, porque si es que verdaderamente somos honestos diremos que nuestras vidas serían sombras sin sus luces que nuestros caminos iluminan en esta vida de cierta tinte fantasmagórica y onírica.

Tal vez unas de las tantas razones de porque digan "las mujeres y niños primeros" sea porque, uno: todos estuvimos en la panza de una mujer por nueve meses –generalmente-, dos: todos fuimos niños. A veces nos olvidamos de estos dos fundamentos".

P.D: la humanidad de esta isla antaño que se ha corrompido, no me extrañaría y no me importaría si una ola gigante nos borra del mapa... del mundo... de la historia. Pero supongo que al final la verdad saldrá a la luz. Además de todas maneras soy un hipócrita...

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Hola soy Lucas, ya que todos moriremos algún día aprovecho para saludarles por más que tal vez nunca conozcan mi rostro actual y mi voz, aunque por lo menos saben mi nombre pero, eso sirve de poco o nada, ¿O estaré equivocado en todo lo que digo?...

Tienda

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
19.09.18
25.05.18
Encuesta
Rellena nuestra encuesta