cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Nadie sobra, nadie falta.
Reflexiones |
22.04.18
  • 5
  • 0
  • 1505
Sinopsis

"Éste es el momento. Nadie falta y nadie sobra, eso es entender que los tiempos de Dios son perfectos".

Éste es el momento. Nadie falta y nadie sobra, eso es entender que los tiempos de Dios son perfectos. Que los puntos siempre conectan con la persona que fuiste, con la persona que eres y con la persona que serás algún día, y que esos puntos formarán una hermosa figura de tu estructura vital. No serás más ni serás menos... No es posible negar que en el proceso echarás a algunos compañeros de menos, que habrá personas que te encantaría estuvieran ahí, y que hay personas que tal vez llegarían antes de tiempo. Pero la puerta sólo se abre cuando estás listo para cruzarla, no cuando ella está lista para abrirse.

En esta perfecta sintonía llamada vida, nadie falta y nadie sobra, nadie llega antes de tiempo, sino que cada persona tiene su momento para partir y su momento para quedarse. El tiempo que sea necesario habrá de esperar, aun si eso se escapa del entendimiento común.

Hubieron días turbios donde la agonía se prolongaba durante meses, la noche siempre llegaba para durar más que el día y en ese deseo escondido de liberación me perdí más de una vez. Sin embargo, cuanto más me perdía, más oportunidades tenía de reformarme, de juntar las piezas rotas del suelo y crear una nueva yo. Y de esa confusión surgió el entendimiento. Perderse siempre te da la oportunidad de encontrarte.

¿Qué pasaría si antes de vivir pudiéramos ver frente a nosotros, como una película, nuestra vida completa? ¿Qué sería de nosotros si pudiéramos ver esa película antes de leer el libro? ¿Si en lugar de vivir un día a la vez, viviéramos así, de tajo, todo a su vez? 

Tal vez no habría esperanza en la espera, ni fe en la oscuridad.

Es un cliché de cuán trivial se volvería lo extraordinario, cuando ya te esperas algo te falta sorpresa para recibirlo, o tal vez te llega el ansia por que ese momento llegue pronto. Sea como sea, vivir un día a la vez -como esa filosofía del alcohólico- te da la oportunidad de regenerarte. Y, ¿por qué no? De volverte más hermoso, más fuerte, más tú.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta