cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

3 min
Negandose a vender su alma de escritor.
Varios |
16.02.15
  • 0
  • 0
  • 691
Sinopsis

(Mi hermano es quien escribe aquí, yo solo público alguno de los relatos de su libreta cuando él no puede por cuestiones de salud…..)

Colgó el teléfono cuando la conversación se dio por terminada por los dos interlocutores.

La primera vez que empezó a escribir hacía diez años justos, recordaba las primeras palabras que se atrevió a teclear en su viejo portátil que poco después murió; la luna entraba por la ventana de la cocina e iluminaba la cama en pleno verano, ¡como había cambiado su vida desde entonces!, jamás hubiese imaginado que el destino fuese tan hijo de puta o que sencillamente que él fuese tan ingenuo.

Trabajaba en el campo y en la construcción, después de todos los vaivenes de estos diez años tuvo que retomar de nuevo estas posiciones para sobrevivir, y la espalda a sus 45 años le pasaba una factura que pagaba a base de pastillas para el dolor.

No tenía ni idea de escribir, pese a ser muy bueno en los estudios los dejo a corta edad para ayudar en su casa, y cuando tuvo la ocasión de retomarlos se negó a ello por comodidad.

Con los años aprendió a base de practicar una y otra vez, se atrevió a participar en algún concurso literario anónimo, y resulto que gano alguno que otro, aunque siempre renunciaba al premio acabando descalificado por no presentarse en la entrega, ya que solo deseaba conocer lo que opinaban de su forma de escribir (exceptuando una o dos personas nadie sabía que escribía, ni se lo imaginaban); el resto de su vida iba de mal en peor, cuanto parecía que había llegado al fondo del pozo, este se volvía a hundir un poco más, hasta que llegó el momento en que dejo de importarle.

No tenía nada, no quería nada; ni tan siquiera tenía suerte en su  salud pensó el día que le diagnosticaron que no viviría más de 3 o 4 años.

En aquel pozo irreal tenía una cuerda que acababa de rechazar; alguien consiguió encontrarlo, le propusieron que escribiese un libro para publicarlo, o que les mandase alguno que tenía guardado en su escritorio,  una posibilidad que  podría sacarle de aquel agujero.

No tuvo que pensarlo mucho, él no sabía escribir, las palabras que salían de su interior era su alma anónima, y no estaba dispuesto a desprenderse de ella o mostrarla al mundo, ya que sabía que ella acabaría muriendo,  aunque eso significase acabar sus días en aquel mundo de tinieblas.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Este relato no tiene comentarios
  • Este relato no tiene valoraciones
  • Con el tiempo he preferido los relatos que destaquen preferiblemente el interior de cada personaje más que sus vivencias en sí, ya que creo que ese es un mundo tan grande como intensas las historias.

    Con el tiempo he preferido los relatos que destaquen preferiblemente el interior de cada personaje más que sus vivencias en sí, ya que creo que ese es un mundo tan grande como intensas las historias.

    Mi hermano Jero (Cometa) es quien escribe aquí, yo publico los relatos de su libreta aunque no de forma cronológica y valoro otros para poder seguir publicando mientras él se recupera

    Mi hermano Jero (Cometa) es quien escribe aquí, yo publico los relatos de su libreta aunque no de forma cronológica y valoro otros para poder seguir publicando mientras él se recupera

    Mi hermano Jero (Cometa) es quien escribe aquí, yo publico los relatos de su libreta aunque no de forma cronológica y valoro otros para poder seguir publicando mientras él se recupera

    Mi hermano Jero (Cometa) es quien escribe aquí, yo publico los relatos de su libreta aunque no de forma cronológica y valoro otros para poder seguir publicando mientras él se recupera

    Con el tiempo he preferido los relatos que destaquen preferiblemente el interior de cada personaje más que sus vivencias en sí, ya que creo que ese es un mundo tan grande como intensas las historias.

    Con el tiempo he preferido los relatos que destaquen preferiblemente el interior de cada personaje más que sus vivencias en sí, ya que creo que ese es un mundo tan grande como intensas las historias.

    Con el tiempo he preferido los relatos que destaquen preferiblemente el interior de cada personaje más que sus vivencias en sí, ya que creo que ese es un mundo tan grande como intensas las historias.

    Con el tiempo he preferido los relatos que destaquen preferiblemente el interior de cada personaje más que sus vivencias en sí, ya que creo que ese es un mundo tan grande como intensas las historias.

  • 1017
  • 4.66
  • 188

180 caracteres son pocos para intentarlo

Tienda

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta