cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

10 min
Nemats 2* parte
Reflexiones |
05.09.13
  • 4
  • 8
  • 2283
Sinopsis

Segunda parte de este extraño relato.

En ese momento, cuando ya había atravesado los primeros tramos de la senda y ante él se habrían unos barrancos boscosos y hondísimos donde su vista se perdía,sintió algo de miedo y empezó a preguntarse si cabría la posibilidad de que en todas aquellas supersticiones que aludían a un inminente peligro, hubiese algo de verdad.

Su respiración se aceleró, tragando aire fluvial y enrarecido, pero después de lo que había sucedido con Andrina no podía volver a la mansión y quedar como un cobarde, a pesar de que seguir hacia aquellos parajes ya no le parecía tan buena idea.

Las ramas iban encorvandose y haciendose más espesas conforme avanzaba.Había una humedad pesada en el ambiente, un olor ácido a frutas verdes y barro.Nubes de mosquitos recorrían el estrecho espacio entre la tierra y la masa vegetal.

El sendero seguía descendiendo.Renzzo comenzó a ver plantas cada vez más raras; Hojas de Acanto que surgían del suelo ,con grandes tallos tiernos y formas redondeadas,flores como calas que rompían la tierra para brotar,muerdagos de especies extrañas que pendían de los árboles con gruesas bayas y Musgos, de formas y tonos cambiantes que recibian la huella de sus pasos.

Oyó cantar pájaros que nunca había oído antes y se preguntó que orda de singulares plantas y animales podrían estar subsistiendo en aquel lugar sin que nunca las hubiera visto nadie.

La cercanía de las aguas se percibía en el eco de escondidas cascadas y a vuelo rasante pasó junto a él una libélula de dimensiones enormes.

 Llegó a una charca donde el agua fluía verde y transparente a la vez, una especie de laguna oculta al cielo por la exhuberancia del bosque, que recibía apenas reflejos de luz entre las  ondas que el agua formaba bajo los nenufares y las frondas de los helechos.

El muchacho sintió una enigmática atracción por aquel mundo cristalino, se inclinó pero no vio su reflejo en la superficie, sino el fondo,claro ,en una calma tan intensa que resultaba inquietante y que se deshizo al ver emerger de ese mismo fondo algo que parecía ser un rostro humano, envuelto en algas y lodo que  resbalaron por sus mejillas revelando unos ojos tan hermosos como él no había visto jamas .Aquellos ojos de mujer entre azul y violeta le miraban,desde una cara aniñada enmarcada por mechones de cabellos castaños, largos y brillantes que cubrian casi toda la desnudez de su cuerpo,perfecto, casi de ensueño.Aún aturdido percibió detalles de que aquel ser: Tenia membranas entre los dedos,su piel era ligeramente dorada, casi verdosa y a pesar de ello la criatura era demasiado bella para ser humana.

La mirada de la mujer del agua era hipnótica y su voz ronca y sensual pronunciaba palabras en un lenguaje que él desconocía,le asió con sus brazos y le llevó con ella.Renzzo sintió el electrizante placer del contacto con aquella piel femenina y se quitó la ropa para poder sentirla al completo,abrazandola y girando ambos en la ingravidez del elemento líquido.Besó sus labios,tiernos,dulces y ella le correspondió sumergiendose ambos.Sus piernas se entrecruzaron y ella gimió de placer mientras él le hizo el amor,alcanzando un estado de extasis que le hizo perder la consciencia y despertar horas después en la otra orilla...

Y entonces les vio a todos:   Aparecieron entre los equisetos,detras de las rocas,bajo las ramas más bajas, en todas partes.Eran como seres humanos pero no lo parecían.Sus ojos tenían algo especial, tanto ellos como ellas, poseían una juventud y belleza fascinantes,realmente fuera de lo común.Como el Conde pensó, al ver a la primera mujer "Son demasiado hermosos para ser humanos".

Nadie hablaba su idioma pero todos le observaban, acercandose poco a poco a él, lentamente iban tocandole,reconociendo la tersura de su piel, arrastrandole de nuevo al centro de las aguas, acariciandole,besandole... Renzzo intentó resistirse, pero sus fuerzas flaqueaban, ante aquellas manos que le transportaban al edén de los sentidos y apenas pudo reflexionar ,dejándose sumergir en aquel mar de sensaciones, que continuó y continuó,hasta que todas aquellas féminas quedaron saciadas de él. Entonces la primera mujer que encontró le atrajo hacia si ,alejandole de las demás,con una mirada que parecía una invitación a descubrir un secreto que él aceptó, dejandose conducir más hacia el fondo,entre praderas de algas,traspasando extrañós escalones de piedra,entre las pendulantes hebras de los nelumbos,en un onírico bosque bajo el agua que se espejaba formando un halo en el bosque superior.Renzzo observó que no tenía la necesidad de respirar porque aquella criatura tomaba el oxigeno del agua a través de su piel y se lo transfería a él por un mágico proceso cada vez que apretaba su mano.

Así ,bucearon despacio atravesando un gran arco pétreo y descubriendo una especie de templo más allá de el, en cuyo lecho refulgían antiquísimas esmeraldas,formando abanicos geométricos de las más variadas formas.Un lugar construído en eras remotas,donde aún se sostenían cúpulas sobre pilares revestidos de esta misma gema.Y desde una enigmática abertura entre dos umbrales ,surgía una misteriosa luz,al aproximarse sintieron salir de la ranura,agua a una elevada temperatura.La primera mujer le miró a los ojos y luego señaló hacia arriba,como indicandole que ese era el refúgio donde se internaban al llegar el invierno.

Renzzo sintió una enorme curiosidad...¿Como sería vivir bajo aquel palacio de esmeraldas?¿habría más piedras preciosas allí abajo?¿Que extraño paraíso les cobijaría allí durante tantos meses?.

Avanzaron hacia nuevos paisajes abriendose paso entre grupos de peces que se desplazaban despacio,cruzando aquellos fondos,recorriendo centenares de metros,hasta llegar a un sitio que Renzzo intuyó como mucho más sagrado.Era un cementerio sumergido, compuesto por sarcófagos de hombres y mujeres, que yacían tras el silencio de la roca,erosionada por el paso del tiempo

Había gente de todas las épocas y todos los linajes,ricamente vestidos y todos parecían haber muerto jóvenes,aunque quizá solo fuera una muerte simbólica,porque al apartar una enredadera acuosa,vio el sarcófago más reciente,el que se conservaba mejor y supo que le pertenecía.Lo descubrió porque la figura representada tenia su mismo físico,su mismo rostro y su mismo cuerpo,yacente,convertido en estátua.

El Conde de Maglia ,preso de la ira ,arrancó la tapa de su sarcófago y se encontró con algo que le estremeció... Su otro yo.Un ser igual a él mismo,pero difuso,inmaterial, cuya imágen vibraba entre la existencia y la no existencia, y que al abrir los párpados desprendió desde sus ojos una luz mística que le transmitió mentalmente a Renzzo:-"No tengas miedo, tu destino ha sido sellado por las fuerzas sobrenaturales que gobiernan esta laguna y ya no te dejarán escapar.Pero tu tendrás la última palabra.Ahora dejame descansar,porque soy la parte de ti que siempre vigila y siempre se oculta,a quien puedes pedir consejo cuando ni el intelecto ni el corazón te lo puedan dar,sino sólo yo, tu ser no consciente, que guarda todos tus temores y deseos, conocidos y no conocidos sea,quien puede guiarte y esclarecer tu camino.Por ello duermo en el lago más profundo de tu alma,como todos estos sarcófagos en los que duermen los seres no conscientes en el profundo lago de las almas a las que pertenecen.

Así que ahora marchate pero ten por seguro que siempre estaré aquí para cuando me necesites,y ahora cierra el sarcófago,dejame descansar."

El Conde tapó el sepulcro y se sintió a la vez calmado y sobrecogido  pidiendo rápidamente ser elevado de nuevo a la superficie,volviendo a vislumbrar levemente aquel mosaico de hojas que ocultaba parcialmente ese cielo donde perdió la noción del tiempo y rendido, durmió en un largo sueño que pareció durar siglos.

Al despertar junto a la orilla, se percató de que un rostro viril que le resultaba familiar le sonreía afable.-¿Ya has vuelto?- le preguntó en alemán.

Aparentaba unos 36 años y a pesar de ser también muy apuesto,algo le diferenciaba de los demás, en ese momento Renzzo reconstruyó la historia en su mente y comprendió por qué la familiaridad de aquellos rasgos.

-Usted es el Barón Von Hassen-reconoció el Conde de Maglia respondiendole en alemán también.-¿Quienes son todas estas criaturas,por qué usted está con ellos?-

-Somos una especie del bosque- admitió

-¿Somos?- dudó Renzzo, usted no es...-

Pero entonces vio que el Baron también tenía la piel verdosa y las membranas en las manos,y aquel aro de luz violeta alrededor de la pupila, tan característico de ellos.

Aquel ser  dijo:-Hace miles de años, antes de que el hombre dominara la Tierra estas criaturas ya exisían, siempre han estado aquí y siempre estarán, no envejecen, no pueden tener hijos, sus vidas duran siglos, pero nunca se extinguen porque de vez en cuando atraen a su mundo a gente como tu o como yo y entramos a formar parte de su pueblo.

Renzzo percibió la pesadez en su cabeza y confesó al Baron:-He debido tener un proceso alucinatorio allí abajo,he visto cosas tan extrañas que apenas puedo describir-

-Has experimentado la magia de la laguna-le reveló su tío.- Pero no creas que eres un privilegiado por ello,todos los que estamos aquí fuímos seducidos por esas sensaciones,por este misterio que aquí envuelve la vida cotidiana;

Yo era el Baron Von Hassen tenia una mansión, tierras, poder, una mujer, una hija, y lo dejé todo...Por estar aquí.-

-Conozco a su esposa y a su hija-comentó Renzzo-En la aldea todos le dan por muerto-

-Saben que estoy vivo -explicó el Barón -pero prefieren creer que he muerto.Esa pequeña sociedad nos teme,sabe que estamos en este lugar recóndito ,pero no puede hacer nada por eliminarnos,así que prefieren creer que no existimos,e inventan supercherías malditas sobre nuestros territorios.-

-¡Es que ustedes viven como salvajes en plena Europa civilizada!-le recriminó el Conde-¡Solo piensan en disfutar de los placeres de la vida, comer fruta de estos árboles nadar,perderse en la lujuria,dormir por días enteros!¿No tienen ninguna noción del pecado?-

-Pecado es matar-respondió el Barón -Pecado es lo que está sucediendo en esa Europa "Civilizada" a la que te refieres,masacres,torturas,violaciones,genocídios.¿Por que se han satanizado las necesidades normales del ser humano,incluso su derecho a ser  feliz...Por qué tantas prohibiciones creadas por la cultura sobre la naturaleza no agresiva del ser humano y en cambio se ha ensalzado como una virtud su tendencia a generar sufrimiento y  violencia?,¿No es esto lo que se debería frenar?-

El conde no pudo responder a esa pregunta.Es más le hizo recordar su repulsión hacia cualquier forma de confrontación y su miedo a ir a la guerra.

La primera mujer que encontró en la laguna se acercó entonces a él y Renzzo preguntó su nombre al Baron.

-Se llama Aslen- Ella le ofreció fruta para comer y un cáliz con un cuchillo.

 La muchacha se hizo un corte en la muñeca y su sangre,del color de los arandanos volvió el cáliz azul.

-Este es el rito-pronunció Von Hassen, si bebes la sangre de una de estas criaturas te conviertes en una de ellas también, Aslen te lo está ofreciendo.

Renzzo sintió inquietud,pero también alivio, el mundo iba a convertirse en un infierno y una vida de siglos en una comunidad pacífica le parecía atractiva, bebió del cáliz que Aslen le dio y sintió un calor que hizo temblar toda su anatomía ,sus venas se hincharon, sus pupilas se dilataron y su piel comenzó a cambiar de tonalidad... Entonces entendió todas aquellas leyendas que habían venido repitiendose cíclicamente en la historia de la humanidad, sobre la existencia de esas bellas criaturas acuáticas que seducian a los hombres en los bosques,entonces comprendió...La existencia de las Ninfas en todos los tiempos y en todas las culturas...

                                     Aunque allí, las llamasen Nemats.

 

                                                                FIN

 

                      NS:3484569480950/2013 N.EXP:0394048996900944/2013

                                           Todos los derechos reservados

      

 

 

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Joven pintora y escritora. Estudié un Grado superior en Geografia e Historia en la UNED, y realizé también estudios de Artes y oficios. Hace años publiqué un libro de relatos "El espejo de oro" y me gustaría publicar más, trabajo como modelo, eventualmente. Pero escribir es mi verdadera pasión.

Tienda

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta