cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
NO ME IMPORTA
Poesía |
09.01.18
  • 4
  • 2
  • 1291
Sinopsis

Cuando creemos que todo esta perdido, al final , siempre, siempre hay más

                      NO ME IMPORTA

He venido a este antro, buscando no sé qué cosa,

Desde una mirada lasciva, hasta una mentirosa,

No me importa, si no es de gran hermosura

Ni siquiera si tuviera imperfecta dentadura,

Ni su cadera más corta, o su pelo mal cortado,

Nada de eso me importa, solo que esté aquí a mi lado

Puede ser quizás: callada, tímida o pretenciosa,

No me importa,

Quizás unos ojos azules, pondrían mejor la cosa,

Con este ron en mano, espero una muy melosa

¡Válgame dios!, si resulta caprichosa,

Lleno de gente el lugar, mil colores en las ropas,

En la barra yo sentado, vuelta y vueltas la copa,

Yo ya tuve una atractiva, también una bien mañosa,

Y ahora que estoy más viejo, prefiero una cariñosa,

Tres quince de la mañana, el bar tiene que cerrar,

Con cinco rones al hilo, no puedo ni caminar,

Solo pesar me ha quedado, de esta infructuosa espera,

Que comparto con aquellos, que me sacan a la acera,

El taxi se acerca raudo, al bajar tropieza en mi pie,

 Y en un acto de inesperada e inaudita lucidez,

La tomo del fino talle, evitándole caer,

me mira con inquietud, molesta a más no poder,

yo intento enfocar sus ojos, tarea fácil no es,

y de pronto todo, todo, se me vuelve del revés,

Voy durmiendo en su falda, sin podérmelo creer,

No me quiero ni mover, no la vaya yo a perder,

me murmura que ya está, que es todo lo que va a hacer,

que le debo 10 pesetas, por tenerme que traer

me ha dejado ella en casa, y ya debo descender,

el taxista me traslada, en vilo hasta el portal,

y la veo acomodarse, en el asiento de atrás,

yo resbalo varias veces, del hombre que al fin me suelta

en el suelo  yo sentado, con la cabeza revuelta,

creo que descendió y se acerca hasta mi puerta

que el azar me la trajera, mucho regalo ya es,

cuando me tira de un brazo, para ponerme de pie,

entramos juntos a casa, ella prepara café,

allí lanzo la pregunta, ¿la conozco acaso a usted?

alisándose el vestido, y poniéndose de pie

ella solo sonríe, - soy tu vecina del diez,

que al parecer no has notado, ni has querido conocer,

ya llevo casi tres años, al lado de su merced…

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Muy bonito Habrá muchas personas que se han sentido alguna vez así Un saludo
    Linda historia de soledades, desencuentros y encuentros.
  • Las sensaciones ,impresiones, deseos, ansias , anhelos, evocaciones, percepciones, todo aquello que se manifiesta sin control y que nos hace tanto bien , como el cálido sol de una tarde de indicios de primavera

    Las cosas no siempre resultan como una quiere ...

    Bueno no hay mucho que acotar

    Hay cosas que marcan nuestra vida , nuestra historia y hasta nuestras conductas

    Nosotros los prescindibles

    Aun cunado debería ser unas de nuestras principales virtudes la franqueza es una espada de Damocles sobre nuestras cabezas .

    Creer o no es algo absolutamente personal; yo que creo en la energía, la esencia y la permanencia , puedo abrirme a la percepción de sensaciones, visiones y experiencias inexplicables. y también respeto aquellos que piensan que esto es solo una tonteria .

    Estoy segura que todos conocemos a alguien que lo ha perdido todo, hasta a si mismo, que se ha cansado de pelear abandonando, ésta no es una crítica , esta es una forma de expiar los pecados, de mirarse y ver lo realmente está pasando , perdonarse y pedir ayuda para aquellos que aun pueden lograrlo

    De pequeña sentía una fascinación extraña por las iglesias , su arquitectura y su estética me causaban gran emoción , aun hoy al entrar en una catedral y oír el eco de una voz fuerte y rasposa me estremece . cierto es que ya no pienso lo que entonces y que tengo mi propia interpretación de la fe , pero eso es otra historia Quiero hacer notar enfáticamente que mi idea no es faltar el respeto a ninguna persona que pertenezca a la fe católica, muy lejos de mi aquello

    Con tanta teoría conspirativa resucite un cuento que escribí hace mucho para jugar un poco .

  • 135
  • 4.51
  • 288

Desde siempre me han gustado los libros, de adolescente escribía cuadernos con poemas e historias, algunos que no le mostré a nadie jamas. ahora no me avergüenza tener como hobby escribir y que alguien lo vea

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta