cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

3 min
No te quiero más, te quiero mejor (II)
Amor |
21.01.15
  • 0
  • 0
  • 275
Sinopsis

No sé en qué momento de mi vida llegue a sentir todo esto. No sé en qué momento ocurrió. Ni se cuándo todo esto empezó a darle sentido a mi vida. A mí. Simplemente ocurrió. Puede que el final de todo esto no sea el final feliz de una novela romántica o de una película de Disney. No es el peor final del mundo, más bien es agridulce. Como aquellos chupa chuses que tienen pica-pica. Esos que al momento son muy ácidos, pero cuanto más lo chupas, más dulce se van haciendo y no te parece tan malo. Claro está que para entender el final, hay que comenzar desde el principio. Quizás un poco antes. Antes de conocerla a ella.

Capitulo 1: El amor es un miedo precioso

Para poder hablaros de ella, para poder entender nuestra historia, primero hay que conocerme a mi, a mi yo del pasado. Antes de que empezara a vivir.

Pasé toda mi vida soñando con el amor, soñando que era eso que todo el mundo quería y del que todos hablaban. Nunca amé, ni me amaron. Todo lo que sabía sobre el amor lo aprendí de los libros. He pasado parte de mi vida viviendo de ellos para que de alguna manera pudiera sentir algo en mí. Era triste verme tan desesperada por encontrar algo que para mí no existía más que en letras y canciones. Tuve una infancia mala, una infancia y adolescencia donde el dolor y el sufrimiento estaban más presentes que el resto del mundo. Tanto dolor hizo que dejara de creer, que dejara de sentir y le puse tanto empeño que me perdí a mi misma. Hubo un tiempo en el que un chico me hizo despertar de esa tortura. Un chico que me engaño haciéndome creer que me quería. Todas esas mentiras en las que yo quise creer, toda esas en las que yo creía que me sacarían del infierno en el que vivía, acabaron hundiendome mas. Me destruyó.

 Una vez escuche que abandonar tus sueños es morir. Y quién quiera que me lo dijera, tenía razón. La persona en la que me convertí después de eso, fue aun peor de lo que era. El único sentimiento que albergaba dentro de mi era odio. Un odio tan fuerte y tan puro que me corroyó de una manera absolutamente inexplicable.

Con el tiempo el odio fue desapareciendo y lo sustituyo el miedo. Fue increíble como antes intentaba buscarlo en todas partes y después incluso evitaba imaginarlo. No sé si alguna vez le habéis tenido miedo a algo o fobia, pero ¿sabéis esos sudores, tembleques, el corazón latiendo a mil por hora por el pánico que te está dando ver aquello que tanto te asusta?  A mí me pasaba con el amor. Simplemente el hecho de que alguien me quisiera y yo pudiera quererle, me aterraba. Tanto, que vivía esquivándolo.

Pero a ella no la vi venir, no la vi llegar. Y choco contra mi con tanta fuerza que ya fue imposible quitármela de encima. Y así, empecé a vivir. 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Este relato no tiene comentarios
  • Este relato no tiene valoraciones
  • No sé en qué momento de mi vida llegue a sentir todo esto. No sé en qué momento ocurrió. Ni se cuándo todo esto empezó a darle sentido a mi vida. A mí. Simplemente ocurrió. Puede que el final de todo esto no sea el final feliz de una novela romántica o de una película de Disney. No es el peor final del mundo, más bien es agridulce. Como aquellos chupa chuses que tienen pica-pica. Esos que al momento son muy ácidos, pero cuanto más lo chupas, más dulce se van haciendo y no te parece tan malo. Claro está que para entender el final, hay que comenzar desde el principio. Quizás un poco antes. Antes de conocerla a ella.

    No sé en qué momento de mi vida llegue a sentir todo esto. No sé en qué momento ocurrió. Ni se cuándo todo esto empezó a darle sentido a mi vida. A mí. Simplemente ocurrió. Puede que el final de todo esto no sea el final feliz de una novela romántica o de una película de Disney. No es el peor final del mundo, más bien es agridulce. Como aquellos chupa chuses que tienen pica-pica. Esos que al momento son muy ácidos, pero cuanto más lo chupas, más dulce se van haciendo y no te parecen tan malos. Claro está que para entender el final, hay que comenzar desde el principio. Quizás un poco antes. Quizás antes de que ella entrara en mi vida.

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta