cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

9 min
Notre Monde
Amor |
14.06.15
  • 0
  • 0
  • 270
Sinopsis

Missen y Dei hasta ahora les ha surgido un problema que no han podido resolver por su cuenta por lo que terminan accediendo a una pagina virtual donde tal vez puedan encontrar una solución.

 

Una vez Missen termino de organizar las tareas pendientes dentro del aura virtual. Ella se detuvo a la salida y giro para observar la enormidad del espacio virtual y  se dio cuenta de lo sola que estaba, de pronto un anuncio apareció frente a ella; "Estas preocupada por un tema particular y no sabes con quien hablar, estas sola y con tiempo libre para ayudar a otras personas o simplemente quieres hablar con personas con gustos similares, si ese es el caso entonces te invitamos a que crees tu propia sala virtual y discutas el tema a tu gusto o si así lo deseas puedes unirte a una de nuestras más 100000 salas que hay ahora". Era lo que decía el anuncio en letras brillantes frente a ella, se quedó quieta frente al anuncio leyéndolo una vez más, y por su mente paso una idea "que tal si esto funciona", aun con algo de duda dio clic para ser transportada a la página de inicio del sitio, en el cual una criatura similar a un perro le dio la bienvenida, (por su cabeza pensó que la criatura era linda y esbozo una ligera sonrisa), el primer paso era registrase en la página y especificar algunos campos como edad y sexo, y de ser posible que utilizara un sobrenombre dentro de este lugar, (sobrenombre, se quedó pensando) a su cabeza vino aquel por el que la llamaban en la escuela, pero inmediatamente se detuvo, era más que obvio que si alguien de la escuela la veía lo divulgaría y ella quedaría tachada de inadaptada. 

Tras varios minutos intentando ingresar sobrenombres para que la leyenda "alguien ya está usando ese nombre " apareciera ella estaba a punto de rendirse aun cuando ni siquiera había creado la sala, entonces ella utilizó un sobrenombre que usaba su madre para llamarla  y esta vez se guardó correctamente. Ella lucio feliz ante esta primera victoria, los siguientes campos eran tal vez lo que le importaban "Nombre de la sala", "Tema", "Contraseña", ella se quedó pensando en el asunto algunos minutos y lejos de una frase original ella escribió "Notre Monde", y como tema no uso una palabra sino una frase  “Me rodea mi familia y mis amigos y toda persona que conozco, me siento…” y enseguida puso la contraseña, que era la respuesta a la pregunta que hacía en el tema, de esta manera ella se aseguraba que solo aquellas personas iguales a ella entrarían, solo faltaba un campo por llenar, "Numero de participantes" dado que malentendió que solo era ella por ahora ella solo dejo un digito "1", lo cual significaba que solo una persona más podría entrar.

Una vez comenzó a recrearse la sala ella inspecciono un poco el lugar, estas salas eran personalizables y podían mostrar una infinidad de ambientes, pero Missen no destacaba particularmente en el uso de computadoras por lo que lo único que pudo hacer fue depositar un sauce llorón en medio de la sala, "con esto será suficiente" se dijo a sí misma y se quedó recargada esperando en el árbol y viendo la puerta de entrada, deseando que la gente igual a ella llegara, pasaron al menos 10 minutos sin haber respuesta alguna, "chsk" chasqueo los dientes en señal de desaprobación y se quedó pensando, "estadísticamente no puedo estar sola, al menos hay un porcentaje mínimo de que hayan personas como yo, es decir esto es internet y el hecho de los idiomas era tema del pasado debido a la interface que permitía una comunicación completa sin necesidad de entender el idioma, entonces porque nadie viene" ella agacho la cabeza y pisoteo con fuerza al piso como si le reclamara al mismo, "entonces si estoy sola" pensó mientras comenzaba a dormitar y a perderse en el sueño y caer dormida recargada en el árbol al centro de la habitación.

Dei había entrado a la habitación virtual que su compañera había creado y reviso que todo lo que se les encargo estuviera presente, y con cierto desdén se dio cuenta de algo, a pesar de que su compañera era lista y elegante era evidente su falta de habilidad con las computadoras y el agregar detalles a las cosas, así que modifico un poco los códigos para hacerlos más agradables a sus compañeros cuando tuvieran la necesidad de ir ahí.

Le tomaría más de 30 minutos hacer los ajustes pertinentes y una vez hecho esto se retiró de la sala, parecía que iba a cerrar sesión pero se dirigió a cierta dirección de salas virtuales, cierto perro le dio la bienvenida y el entro en su sesión, por un momento suspiro y quedo quieto "no puedo creer que vaya a intentar esto" paso por su cabeza mientras habría un link donde se listaban varias salas creadas, él se sorprendió por todas las salas que existían las cuales manejaban temas sencillos como hobbies y celebridades a cosas como coleccionistas de cabellos, un escalofrió recorrió su espalda mientras veía que había incluso temas que no eran precisamente los más indicados, "al final cada persona tiene sus demonios" dijo mientras recorrió la lista. 

Esta vez busco la opción de buscar salas recién creadas, nada había en las opciones nuevas, anime, perros, velas y geeks, suspiro como si aceptara la derrota pero de pronto al final de la lista vio una sala que por sus características sobresalía de entre todas, "Notre  Monde" y aun mas no decía nada irrelevante en el tema solo dejaba una frase sin completar " Me rodea mi familia y mis amigos y toda persona que conozco, me siento…", que sala tan extraña se dijo a si mismo además solo permite a una sola persona más entrar (debe de ser una sala creada para un par de novios o esposos) pensó, aun así entendió como es que esto funcionaba la contraseña era como terminaba la frase, de nuevo repitió la frase mientras cerraba los ojos, y los abrió de nuevo y miro al teclado y comenzó a escribir "Solo en la oscuridad" era lo que en aquel momento paso por su mente, pensó que obviamente esa no era la respuesta a esa frase que apuntaba a una opción un poco más alegre que la lúgubre respuesta que él escribió, aun así y sin entender bien porque el oprimió aceptar y desvió la mirada en señal de que era una estupidez lo que hacía, un sonido se escuchó lo que hizo que volviera su cara hacia el anuncio, (su contraseña no fue aceptada, su contraseña es extraña y tonta) algo así pensó que el anuncio diría, pero no fue así una pantalla de color verde y con letras de colores le daba la respuesta "Contraseña Aceptada", por supuesto no supo cómo reaccionar mientras la pantalla mostraba una barra de carga de datos y de transferencia y conexión a la sala, cuando por fin quiso reaccionar el letrero había terminado de procesar lo necesario y se ilumino en una luz verde que lo absorbió, "esto es una verdadera es una locura" se dijo a si mismo mientras la luz lo devoraba.

Al poder finalmente reaccionar Dei se encontró frente a un espacio prácticamente blanco en su totalidad, adornado tristemente por un sauce llorón en la mitad de la sala, en serio no debí haber entrado aquí pensó mientras giraba en obvia señal de huida, pero miro la barra de estado de la sala "Actualmente: 2 personas conectadas" es decir que aquella persona con quien coincidió en su respuesta estaba aquí dentro, su mano quedo cerca del botón de salida pero era obvio que se negaba a salir, "que tal si realmente lo que necesito esta aquí" mientras cerraba la opción de cerrar sesión y dirigía sus pasos ante el único objeto que no eran pixeles de color blanco, poco a poco y aun temeroso se hizo de pasos hacia el sauce que carecía de movimiento, algo le daba cierta mala espina que tal si había entrado en la sala de algún acosador.

Una figura comenzó a distinguirse entre el cuerpo del árbol, un avatar simple es decir sin las modificaciones o personalizaciones que las personas realizan, esto solo acrecentó su temor, aun peor el avatar parecía dormido o quieto esperando para atacar a quien se acercara (era obvio que sus fantasias y temores eran simplemente irracionales), "Oye" por fin pudo decir a la inmóvil figura junto al árbol y dio un paso más esta vez su mano se acercó a la chica, "estas viva" pregunto mientras la toco con la punta del dedo, la chica solo se tambaleo un poco debido a la falta de estabilidad de la posición, Dei realmente quería saber qué demonios estaba pasando por eso insistió una vez más con un poco más de fuerza pero al igual que la anterior vez esto provoco desequilibrio en la chica que se balanceo hacia atrás y hacia adelante como si fuera a caer, Dei intento detenerla pero su avatar ni siquiera tenía fuerza por  lo que cayo junto con el otro avatar.

Missen había dormido al menos unos 40 minutos desde que se quedó pensando y cuando reacciono y abrió sus ojos ella estaba boca arriba (me caí mientras me quede dormida) pensó y suspiro, un segundo suspiro y quejido la sorprendió, después de todo si el piso era plano como  habia terminado en esa posicion curvada.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Este relato no tiene comentarios
  • Este relato no tiene valoraciones
  • Como adultos muchas veces tememos a la verdad, a las consecuencias de nuestros errores y terminamos refugiándonos en la mentira. Deseando imperativamente que todo se olvide y que podamos seguir nuestra vida sin afrontar lo que pasó. No es diferente con los niños quienes muchas veces mienten para evitar ser regañados y en su pequeño mundo al final desean que mágicamente alguien borre sus errores.

    Una pequeña reflexión

    Frank dijo no dar ventajas pero parece que no contaba con cierta pareja.

    Un trato cerrado y una prueba imposible.

    Javier quien acaba de morir se encuentra ante una peculiar situación relacionada con la reencarnación.

    Una mentira al final es una mentira. Pero el tiempo puede cambiar la naturaleza de la misma en verdad.

    Ulises se reúne con una amiga de la infancia, con la cual empieza a recordar su infancia y sus amigos. Pero sus recuerdos le llevan de vuelta a un sentimiento que parecía ignorar.

    Missen y Dei hasta ahora les ha surgido un problema que no han podido resolver por su cuenta por lo que terminan accediendo a una pagina virtual donde tal vez puedan encontrar una solución.

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta