cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Obsesión.
Varios |
20.06.21
  • 5
  • 7
  • 598
Sinopsis

J escribió estos relatos, yo los publico y comentos otros cumpliendo la promesa que le hice.

¿Cuándo decidió que aquel lugar debía ser suyo?

Aun lo recuerda aunque su mente de vez en cuando le juegue malas pasadas, entremezclando momentos y negándose a olvidar otros.

Fue un día de verano, el sol hacía tiempo había dejado de castigar el lugar, las nubes fueron ocultando las estrellas, el viento soplo con fuerza meciendo el bellotero que se encontraba al pie del chalet….

Y entonces las gotas de agua empezaron a caer con fuerza, sentado en aquel porche contemplo la mezcolanza del sonido único del agua cayendo, el olor a tierra mojada mezclada con el de las rosas y el jazmín que lidiaban por mostrar todo lo que eran capaces de aportar, y sobre todo el que salvo el repiquetear de las gotas sobre el capo del coche, y la ausencia de luz alguna en el firmamento,  hiciese parecer que el mundo entero había desaparecido.

Algunas cosas buenas acaban convirtiéndose en maldad y la obcecación por conseguirlas hace que solo veamos el final, sin percatarnos del camino que tenemos que recorrer.

Aquí sentado no le importaba que bajo el nogal se encontrase enterrado el cuerpo de Pedro, el antiguo dueño de la finca que desapareció unos meses después de negarse a venderle aquel lugar, un amigo que tuvo la desgracia de dejárselo a aquel hombre que se obsesiono con poseerlo, cosa que consiguió comprándoselo a la viuda de su amigo.

No le quedaba mucho tiempo de vida, había disfrutado de aquel lugar lo necesario, en su testamento había dejado en un sobre cerrado lo ocurrido a Pedro y donde podían encontrar su cadáver, eso al menos le debía a la familia, aunque no le sirviese para recobrarlo; la necesidad lo convirtió en algo que detestaba, pero pese a odiarse con todas su fuerzas no podía renegar de aquel lugar tan especial para él.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • La obsesión nubla toda lógica, a pesar del sentido de la propiedad tan arraigado. Me encantó. Un saludo Cometa.
    cuanto te cobró la viuda?.... a lo mejor Pedro te lo vendía si le hacías una buena oferta.....
    La obsesión se pega en nuestra conciencencia de un modo insistente, y no nos deja tener una perspectiva de las cosas. Cuánto menos podemos conseguir una cosa, más nos obsesionamos con ella, pero cuando la conseguimos vemos que no había para tanto. Era una valoración subjetiva que muchas veces está fuera de la realidad.
    La obsesión tiene un límite, entre el deseo y poder lograr lo que se quiere alcanzar, sin hacer daño. Para unos, es positiva, es el combustible para el objetivo, para otros no, si se encuentra con lo pernicioso y afecte a los demás. Buen relato, Cometa. Feliz día!!
    Hay lugares que sólo verlos sabes que son tu espacio, tu refugio, donde debes estar a cualquier precio. Aunque a veces el precio es elevado... Mi abrazo a los dos.
    Caprichos que algunas veces se convierten en obsesiones que pueden llevar a consecuencias imaginables e irracionales. Un abrazo Cometa y bro
    La historia es tan buena , que es una pena no fuese un poquito más larga !. Buena ! Un abrazo Cometa y gracias por leerme .
  • J escribió estos relatos, yo los publico y comentos otros cumpliendo la promesa que le hice.

    J escribió estos relatos, yo los publico y comentos otros cumpliendo la promesa que le hice.

    J escribió estos relatos, yo los publico y comentos otros cumpliendo la promesa que le hice.

    J escribió estos relatos, yo los publico y comentos otros cumpliendo la promesa que le hice.

    J escribió estos relatos, yo los publico y comentos otros cumpliendo la promesa que le hice.

    J escribió estos relatos, yo los publico y comentos otros cumpliendo la promesa que le hice.

    J escribió estos relatos, yo los publico y comentos otros cumpliendo la promesa que le hice.

    J escribió estos relatos, yo los publico y comentos otros cumpliendo la promesa que le hice

    J escribió estos relatos, yo los publico y comentos otros cumpliendo la promesa que le hice.

    J escribió estos relatos, yo los publico y comentos otros cumpliendo la promesa que le hice.

  • 1158
  • 4.54
  • 177

180 caracteres son pocos para intentarlo

Tienda

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta