cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

1 min
Padres: No quiero ser una carga más.
Poesía |
25.05.15
  • 5
  • 2
  • 403
Sinopsis

Esto va para las personas que mas amo en la vida. Mis padres.

Agradezco todo lo que me dieron

Pero no quiero ser una carga más

Escucharlos pelear

Ya no es algo que pueda ignorar

Cada noche tomo mis auriculares

Colocando el volumen máximo

Quedando sorda un poco más

Llorando sin parar

A la mañana siguiente

Fingir que todo está normal

Con mis manos mordidas por la ansiedad

Escribir es lo único que me puede calmar

Ojala no lean esto

Y sé que no lo harán

A mi corta edad

No quiero ser una carga más

Por eso escribo sin pudor

Lo que me gustaría cambiar

Desearía dejar de ser una carga para la economía del hogar

Desearía poder comprarles esa ropa que tanto les gusto

Pero que no compraron

Por la costos del tratamiento que deben pagar

Desearía que no me vieran llorar

Y que dejan de culparse el uno al otro

Desearía que pudieran pasar un día sin gritarse

Desearía que fueran felices

Que sonrieran desde el alma

Y no para demostrar que no están mal

Desearía darles todo lo que quieren

Y demostrarles que todo se puede arreglar

Agradezco el esfuerzo infinito que hacen

Pero no quiero ser una carga más

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Que poema tan sentido, directo y sin guardarse nada, muy bueno en verdad.
    Conmovedor, un hijo nunca es una carga para los padres
  • Las voces no me dejan tranquila, perdón.

    ¿Cansado de tus ojos marrones? ¿Deseas con toda tu alma tener ojos de color? Pero ¿No sabes como conseguirlos? Preguntenle a Agustina... ella les explicarà todo... y atrèvanse a visitar a su doctor... o dejen que los atrape...

    Gracias de verdad por hacerme quien soy.

    Esto va para las personas que mas amo en la vida. Mis padres.

    Estoy obligada a hacer que me vean como algo que no soy; solo para que me acepten... Pero...

    Perdóname… por favor ... perdóname

    Lo que encontramos en esa página nos sorprende y asusta muchas veces...

    Todos hemos de imaginar, alguna vez una utopía. Y quien diga que no; está mintiendo. Porque… ¿qué ha hecho cuando no se puede conciliar el sueño? nada más ni nada menos que imaginar. Imaginamos que esa persona especial nos habla. Imaginamos conversaciones que nos dejan una sonrisa. Imaginamos un mundo sin violencia. Imaginamos felicidad. Imaginamos momentos únicos e inolvidables que quizá no ocurran. Imaginamos ideales inalcanzables que quizá jamás sean concebibles en el mundo. Imaginamos pequeña utopías a nuestro gusto.

    Dormir, algo tan simple, pero ¿Qué ocurre cuando la tarea más simple para el ser humano, se ha convertido en un lo más aterrador para otro? Lo llaman “Insomnio”. Ese maldito. Poco a poco te domina. Te esclaviza. Innumerables veces has perdido contra él. Pero, lo peor de todo, es lo que ocurre mientras lo tienes de visita alguna noche. Tu mente se transforma en tu enemiga más poderosa. Hace que puedas ver algo; que no está allí realmente, ver, sentir cosas que no son reales. O es lo que creemos… Te has repetido más de una vez que no es real. Pero cada día se vuelve más y más real para ti. Sollozas y ruegas que no se repita otra noche. Pero nadie tiene la seguridad de ello. Solo intentas sobrevivir. Si llegas a la mañana sabrás que has sobrevivido, le ganaste. Al menos por ahora…

    Las rosas son las flores mas hermosas que puedan existir. Hay rosas, blancas, rojas, amarillas... en fin, una variedad. Son un espectáculo divino de ver en primavera. Pero existe otro lado, las espinas. Es la otra cara de la moneda; pero, ¿Quién se fija en ellas cuando las protagonistas son las rosas? Pero, ¿Qué sucedería si ya no habría rosas sino, solamente espinas? En una noche, una joven y su madre lo están a punto de descubrir...

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
19.09.18
25.05.18
Encuesta
Rellena nuestra encuesta